Logo Protocolo y Etiqueta

Combinar prendas lisas, estampadas, rayas, cuadros...

Las combinaciones más difíciles surgen cuando tenemos que "casar" prendas lisas, colores, estampados...

 

Combinaciones camisas y corbatas
Combinaciones. Combinaciones camisas y corbatas

Cuadros, rayas, estampados.. cómo combinarlos entre sí

Muchos diseñadores de moda, año tras año, en cada uno de sus desfiles, rompen los esquemas clásicos que tenemos asimilados sobre la combinación de colores, estampados y tejidos de nuestro vestuario. Decía Oscar Wilde: "La moda es una forma de fealdad tan intolerable que es necesario cambiarla cada seis meses".

No obstante, queremos dar unas pautas o sugerencias, que nunca pasan de moda. Sugerencias que siempre son de gran utilidad para mantener un estilo elegante, distinguido y discreto.

Los estampados suelen combinar mal entre ellos. La mejor opción para combinar una prenda estampada es una prenda lisa, que tenga alguno de los colores que componen el estampado. Si el estampado es pequeño, como unos lunares o topos, si es posible combinarlos con otro tipo de estampados, como pueden ser flores u otros motivos. También las rayas combinan bien con los lunares o estampados similares a estos últimos.

Si hablamos de tejidos rayados, no se suelen combinar con cuadros. Las rayas y los cuadros, combinan mejor por separado. Al igual que en el caso de los estampados, combinan mejor con prendas lisas, o con pequeños estampados.

Combinaciones de rayas camisa y corbata
Combinar rayas. Combinaciones de rayas camisa y corbata

Si optamos, de todas maneras, por combinar prendas con rayas, es aconsejable que sean distintas en tamaño y en distinta disposición, para romper la uniformidad de un vestuario con las rayas siempre en el mismo sentido y del mismo grosor. Por ejemplo, si un hombre quiere combinar su traje de raya diplomática con una camisa de rayas, las rayas de la camisa deberían ser distintas tanto en grosor como en separación entre ellas con respecto a las rayas que tenga el traje diplomático. Las de la corbata pueden cambiar de orientación para dar un mayor contraste.

Los colores lisos y sólidos son los que mejor combinan con las rayas, los cuadros y los estampados, siempre atendiendo a los colores que puedan llevar esas prendas en sus dibujos, estampados o rayas.

Si hablamos de los cuadros, y queremos combinarlos con nuestro vestuario, también es adecuado que sean cuadros distintos, tanto en tamaño como en diseño. Es más recomendable combinarlos con prendas lisas, pero hay muchas posibilidades. Lo que no debemos hacer es adquirir un "look" solo de cuadros lo que recargaría mucho nuestra imagen. Es mejor tratar de combinar otro tipo de dibujo o estampado, o mejor optar por alguna prenda en liso.

Combinaciones de cuadros en camisa y corbata
Combinar cuadros. Combinaciones de cuadros en camisa y corbata

En el vestuario femenino encontramos con mucha más frecuencia los estampados que en el vestuario masculino, donde hasta hace pocos años los estampados en el ropero masculino eran casi inexistentes. Salvo en el caso de las corbatas, que siempre han sido uno de los elementos que más rápidamente se han modernizado en el vestuario masculino.

Los nuevos diseñadores han apostado por revitalizar y modernizar el vestuario masculino y los diseños son cada vez más modernos y atrevidos.

Si queremos hacer una combinación más complicada con dibujos o estampados, rayas y cuadros debemos tener mucho cuidado, sobre todo en cuanto a los tamaños de cada uno de ellos y los colores que llevan. Hay que tratar de conseguir una cierta armonía en el color y en la cantidad y tamaño de dibujos, rayas y cuadros. Por ejemplo, combinar dos estampados grandes, no es muy acertado, o dos estampados o dibujos muy pequeños.

Si alguna de las prendas es de un color fuerte, debemos tratar de contrarrestar con otra de color mucho más suave que combine, pero que le quite un poco de fuerza a ese color. No debemos vestir por completo con colores demasiado fuertes que nos darían una imagen poco elegante y poco discreta.

Una buena forma de elegir el vestuario es partiendo de la prenda que más no apetece ponernos -prenda principal-, ir combinando con ella el resto de las prendas de nuestro vestuario para ese día. Veamos un ejemplo. Si vamos a ir a casa de unos amigos a cenar, y quiero ponerme esa americana burdeos tan moderna que me he comprado, a partir de esta prenda entonces debemos elegir el resto del vestuario. Una camisa azul, podría ser una buena elección, o blanca con alguna rayita azul; unos pantalones de vestir en crema o unos vaqueros, si queremos ir más informales. Y así sucesivamente, siempre tratando de combinar bien todo el conjunto.

Debemos recordar que no es muy elegante combinar más de tres o cuatro colores a la vez en su vestuario. En el ejemplo anterior, nos podemos quedar con el burdeos, el azul de la camisa y el crema del pantalón, o incluso con dos, el burdeos y el azul, tanto de la camisa como de los pantalones vaqueros -jeans-.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 17 personas le ha parecido
Valoración 3.7
con una puntuación de 3.7 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado