Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El arte de trinchar. Cerdo, lechoncillo, liebre, conejo y jabalí.

Del arte de trinchar, y del servicio de la mesa. Trinchar cuadrúpedos.

 

Novísimo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras para uso de la juventud de ambos sexo.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Del arte de trinchar, y del servicio de la mesa.

Cerdo.

La disección del solomillo se hace de la misma manera que la del cabrito y la vaca.

El jamón, que ordinariamente se sirve frío y adornado en su alrededor, se parte del modo siguiente.

Se toma con la mano izquierda el cabo, y se cortan trozos en línea perpendicular, empezando por el extremo opuesto al mango. Después de haber hincado el cuchillo hasta el centro, se saca y se vuelve a meter horizontalmente, por debajo de los trozos que se han cortado para separarlos unos de otros.

Otro modo de partir el jamón, y este es el más delgado, es cortarlo en rebanadas transversales, muy delgadas, a las cuales se deja la parte de grasa que naturalmente saquen en el corte.

Lechoncillo.

La primera cosa que se hace es quitarle la cabeza, y luego se levanta el pellejo formando cuadros, y teniendo cuidado de que quede pegada alguna carne a cada trozo.

Liebre y conejo.

Cuando estas dos piezas se presentan asadas se parten casi del mismo modo.

Se principia por levantar el lomo desde la extremidad anterior hasta las ancas, adelantando el cuchillo por cada lado en esta dirección, y se desprenden los lados, cortándolos en diferentes pedazos transversales.

Luego se procede a cortar la parte carnosa de las ancas, y por último la cola, cuidando de no dejarla descarnada.

Esta es el bocado más exquisito.

Si es un gazapillo, se le corta primero la cabeza, y se le divide al través sin quitarle el lomo, de manera que éste y los lados queden reunidos.

Jabalí.

La parte más apreciada de este animal es la cabeza. Deshuesada ya y cocida, se divide horizontalmente en dos trozos, por encima de los colmillos. Después se hacen lonjas ambas partes, y se unen los dos trozos por medio de dos agujas de lardear, para conservarla en estado de aparecer en la mesa como el jamón.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 11125

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Pedir permiso: ausencias y despedidas. Siempre que una precisa ocupación, una nece­sidad corporal u otro motivo nos obligue a dejar momentáneamente a la persona o personas con quie­nes vayamos o nos hallemos reunidos en una casa, etc., les pediremos antes

  • Imagen Protocolo

    Del vestido. Tiempo ha habido en que las clases de la sociedad se distinguían por el vestido ; pero como este tiempo ha pasado, ya no tanto distinguen a los individuos los trajes, como la instrucción, la educación, el ingenio y los talentos acompañados

  • Imagen Protocolo

    El exceso de la infelicidad social durante los pasados siglos. Los ejercicios guerreros de que he hablado en otro lugar, además de ser una ocupación en los ratos de ocio y un medio de rapiña, eran una cosa exigida por la necesidad, por que en efecto,

  • Imagen Protocolo

    Los excesos en el comer y en el beber durante los pasados siglos. La sensualidad no nace pasión ya formada como la venganza, la ambición y el amor, sino que se va convirtiendo en tal con el auxilio del hábito y a falta de otras más fuertes. Por esto vemos

  • Imagen Protocolo

    Cartas gratulatorias. Por cartas gratulatorias debe entenderse todas aquellas en que se dan enhorabuenas o se felicita a uno por algún motivo particular de ascenso, de matrimonio, de nacimiento, o alguna causa de satisfacción y gozo. Así pues, como en

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad del modo de comportarse cuando se anda por las calles, y en los viajes en carroza o a caballo. Cuando se va por las calles hay que estar atento a no andar demasiado lentamente ni demasiado deprisa. La lentitud al andar es señal de pesadez o

  • Imagen Protocolo

    Los saludos, los cumplidos y las visitas. El uso general nos manda levantarnos cuando pasa una persona distinguida y detenernos si ejerce autoridad, cuyo uso está fundado en la idea de mostrarnos dispuestos a obtemperar las órdenes de la persona a quien

  • Encerado de una escuela.

    Nociones de urbanidad para los niños Aquella urbanidad Dime, niño, ¿qué entiendes por urbanidad o cortesanía? El modo de conciliar agradablemente lo que uno debe a los demás con lo que se debe a sí mismo. Muy bien: y ese modo de conciliar deberes respectivos,