Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cómo montar a caballo.

Equitación. Al tiempo de montar, no se han de tomar las riendas ni demasiado cortas ni demasiado largas.

 

El hombre fino al gusto del día, o Manual completo de urbanidad, cortesía y buen tono.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Montar a caballo.

Puesto el pie izquierdo en el estribo, no debe su punta hacer cosquillas al caballo. La rodilla se pegará al cuarto de la silla y la pierna estará perpendicular; no trayendo la silla, cargándose ni haciéndola volver en el instante de levantarse.

Se procurará antes de pasar la pierna derecha extendida sobre la grupa del caballo sin tocarle, tener la mano izquierda sobre la delantera de la silla, a fin de sostenerse y montar suavemente.

Montado ya, debe llevarse la pierna derecha hacia adelante, e inclinar el cuerpo hacia atrás, para no dejarse caer perpendicularmente sobre el riñón del caballo, sino que resbale oblicuamente sobre la silla.

Al tiempo de montar, no se han de tomar las riendas ni demasiado cortas ni demasiado largas; demasiado largas, el caballo echaría a andar; demasiado cortas, podría el caballo no prestarse por un movimiento elástico al asiento del jinete.

La mano izquierda tiene a un tiempo las crines y las riendas iguales. Si el caballo se rehúsa, acortad la rienda derecha del bocado, y cuando se le monte quedará tranquilo; y si el caballo está embridado, se deberá tener corta la rienda derecha del bridón, y no la de la brida.

Puesto ya a caballo, tened una rienda del bridón en cada mano, o si está embridado, ajustad vuestra rienda, e inclinad sobre el estribo derecho para enderezar la silla, si se hubiese ladeado.

Que vuestros estribos caigan perpendicularmente a lo largo de los costados de la silla; calzad el estribo introduciendo el pie por de fuera; nada es más ridículo y hace formar peor opinión de un jinete, que verle calzar el estribo pasando el pie entre la acción y el cuerpo del caballo, como también cuando sus acciones se quedan vueltas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7311

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Los sports. Los sports están demasiado a la orden del día para pasarlos en silencio; tienen sus detractores y sus defensores apasionados. Lo cierto es que la equitación, el automovilismo, las bicicletas, la natación, el canotaje (piragüismo), la esgrima,

  • Imagen Protocolo

    Obligaciones para con los demás. Tenemos para con los otros algunas obligaciones, que son generales y comunes para todos, y otras respectivas a cada uno en particular. Obligaciones generales. Nuestras obligaciones generales para con todos los hombres

  • Imagen Protocolo

    Las damas de honor, el tocado y la entrada a la iglesia. Hace muy bonito que al descender de los carruajes los hombres se sitúen todos a la izquierda y las mujeres a la derecha ; al pasar la novia, todos la siguen, y se van reuniendo en parejas. La novia

  • Imagen Protocolo

    Objetos de capricho. Del reloj y de los sellos. Ya solamente los ancianos y los trabajadores llevan el reloj en el bolsillo de sus calzones ; en el día se lleva en el bolsillo del chaleco , metido en una cadena de oro echada al cuello bajo del chaleco,

  • Imagen Protocolo

    De la conversación. No mintáis jamás , pues fuera de que la mentira es indigna de un hombre de honor, se descubre muy fácilmente en el mundo, y expone a un bochorno y la ridiculez. Todo lo ha leído, Arcas, dice Labruyere, a quien citamos tan a menudo,

  • E.5. Del modo de conducirnos en el templo.

    Cómo comportarse en la iglesia Aquella urbanidad El templo es la casa del Señor. Es un lugar de oración y recogimiento. 1. Al entrar en el templo procuremos no hacer ruido , a fin de no distraer la atención de las personas que en él se encuentren. 2.

  • Imagen Protocolo

    Los modales. Yo no sé una regla tan generalmente útil y necesaria en todas ocasiones como el unir la cortesía de modales con la entereza de genio , porque la primera sola degeneraría y caería en una tímida complacencia o en una baja sumisión; si no fuese

  • Imagen Protocolo

    Petición de baile y atención de los invitados. Cuando un caballero desea bailar con una señora a la que ha sido presentado, formula su invitación saludando : - Señora, ¿quiere usted hacerme el honor de concederme este vals? - Si señor, con mucho gusto.