Logo Protocolo y Etiqueta

Cartas gratulatorias.

Cartas para dar enhorabuenas, hacer felicitaciones o conceder elogios merecidos.

 

El arte epistolar. Reglas teórioc-prácticas para escribir. 1819.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cartas gratulatorias.

Por cartas gratulatorias debe entenderse todas aquellas en que se dan enhorabuenas o se felicita a uno por algún motivo particular de ascenso, de matrimonio, de nacimiento, o alguna causa de satisfacción y gozo. Así pues, como en otras se manifiesta tomar parte en las penas del doliente, en estas se demuestra haber cabido al que escribe parte en los gustos del felicitado.

Por lo regular suelen ser breves estas cartas, y en las más de ellas van mezcladas con los parabienes las lisonjas; y pueden éstas a veces degenerar en adulación, sino son justamente merecidas, o son superiores al mérito del sujeto a quien se dirigen. Por consiguiente, es menester usarlas con una circunspecta parsimonia, pues de lo contrario recaerán en mengua y descrédito del que escribe, y pueden ofender la modestia del otro. No empero debe faltarse a aquellas expresiones que están ya admitidas por el uso, y que echaría de menos el amor propio del que recibe el parabien en ciertos casos.

Apenas pueden darse reglas ciertas en este punto, ni podrán para ello servir los modelos que aquí se presenten, porque siendo muchos de ellos dirigidos a personas que no se conocen, no puede por el mérito de éstas juzgarse si son justos elogios, o bien adulaciones bajas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 17353

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Una de las dotes principales de la conversación es el decoro ; guardándolo a todas las cosas y a todas las personas, nos granjearemos la reputación de atentos y delicados. Hay frases que repugnan a la piedad de las personas religiosas, hay nombres propios

  • Libro de aforismos de Baltasar Gracián

    Aforismos de Baltasar Gracián Código de buen gobierno para las personas 1. Todo está ya en su punto, y el ser persona en el mayor . Más se requiere hoy para un sabio que antiguamente para siete; y más es menester para tratar con un solo hombre en estos

  • Imagen Protocolo

    La conversación. La conversación, en general, debe ser sencilla exposición de nuestras ideas . El uso diario ha introducido ciertas formas para conversar. Trataremos a todos de usted , a no ser hablando con iguales conocidos. Roma y Atenas trataron a

  • Imagen Protocolo

    Los criados. Examinemos ahora las relaciones que una mujer distinguida necesita tener con sus criados. El asunto no es de poca importancia. " A tal amo, tal criado ", se dice vulgarmente, y con ello se indica que el buen ejemplo influye sobre los sirvientes.

  • Imagen Protocolo

    De cómo deben ser las cartas de recomendación. Habiendo observado que muchos suelea dar cartas de recomendación a sus amigos para que sus corresponsales les franqueen el dinero que pidiesen sin espresar la cantidad; y pudiendo resultar de esto los perjuicios

  • Imagen Protocolo

    Las comidas. El abate Cosson, profesor de bellas letras en el colegio Mazzarino, consumado en la enseñanza y arte del latín, griego y literatura, se reputaba por un pozo de ciencia , e imaginaba que un hombre, a quien eran familiares Persio y Horacio,

  • Imagen Protocolo

    Las visitas en sociedad. La primera vez que una señora visita a otra persona, dirá: "Señora o caballero, tengo una satisfacción de haberle a Vd. conocido; reconózcame Vd. por su servidora". A este cumplido se suele contestar: "Lo celebro igualmente; ya

  • Imagen Protocolo

    A veces, después de la comida suelen armarse mesas de juego, y mientras, los unos miran grabados, otros leen los periódicos, cuidando los amos de casa de que cada uno encuentre distracción. Entonces, pasadas dos horas después de la comida, sacan los criados