Logo Protocolo y Etiqueta

Los niños y la comida. Buenos modales en la mesa

Hay que ser insistentes y tratar de acostumbrarles a hacer las cosas de un determinado modo, y enseñarles a diferenciar lo que está bien de lo que está mal

 

Niño a la hora de comer.
Educar nenes. Niño a la hora de comer.

Buenos modales en la mesa para los niños

Un niño no siempre hace caso de los consejos e indicaciones que le hacen sus padres y sus mayores. Hay que ser muy pacientes, insistir y tratar de acostumbrarles a hacer las cosas de un determinado modo, y enseñarles a diferenciar lo que está bien de lo que está mal.

Si hablamos del tema de la alimentación, es normal que los niños rechacen ciertos tipos de alimentos, sobre todo en lo referente a pescados, verduras y ciertas frutas. Sin tener que llegar a gritar, o tener discusiones acaloradas, se pueden utilizar a partes iguales, la paciencia y algunos trucos para que entren en razón. Lo que nunca se pueden perder son los buenos modales. Sería un mal ejemplo para los más pequeños perder las formas y comportarse de forma grosera.

Algunos consejos a tener en cuenta:

1. Alimentación. Los zumos, la leche, etcétera. Si el niño es reacio a tomar este tipo de líquidos, se le puede convencer de que es muy divertido tomarlo por medio de una cañita (pajita). Se le puede incentivar de esta manera, pero hay que pensar en ir, poco a poco, enseñándoles a ir prescindiendo de la misma en un futuro. Puede ser un buen ejercicio de modales, enseñarles a no sorber haciendo ruido, a no soplar por la pajita, etcétera.

2. Jugar con la comida. Cuando un determinado alimento no les gusta es normal que empiecen a jugar con él en el plato. Hacer bolitas con la miga del pan, formas con el puré, etcétera. Hay veces que juegan mirando de forma un poco desafiante a sus padres o mayores. Es el momento para enseñarles que con la comida no se juega y que debe obedecer a los mayores. No se puede dejar que sus desafíos le hagan salirse con la suya. Es importante no perder los nervios. La calma y la paciencia dan sus frutos.

Niño comiendo
Comida niños. Niño comiendo

3. Los cubiertos, vasos, etcétera. La mesa es el momento idóneo para ir enseñando al niño cuándo y cómo se utilizan los cubiertos. También, enseñarle que con los cubiertos no se juega, no se señala, no se lanzan... que no se utilizan para otra cosa que no sea para comer. También, es buen momento para enseñarle a beber de forma correcta por el vaso (a edades tempranas es mejor no utilizar copas para los niños).

4. Compostura. Sentado a comer es el momento de enseñarles que en la mesa deben mantener una postura correcta y un comportamiento adecuado. Ni rascarse la nariz o las orejas, chillar o hablar a voces, levantarse de la mesa a media comida, balancearse en la silla, etcétera.

5. La servilleta. Es muy importante que, desde pequeños, aprendan a utilizar la servilleta (para limpiarse los labios, los dedos, etcétera) y a saber cómo colocársela en las piernas. No es correcto, salvo para niños muy pequeños, colocarles la servilleta en el cuello, a modo de babero. Se puede convertir en una mala costumbre.

Resumiendo, la mesa es un lugar muy adecuado para ir enseñando a los niños, con mucha paciencia y tesón, los distintos usos y reglas que les servirán para toda su vida. Los pequeños tienden a olvidar, de forma "voluntaria" e involuntaria, muchas de las cosas que les dicen sus mayores. No hay que cejar en el empeño e insistir con mucha constancia, buenas maneras y sin llegar a perder la paciencia en ningún momento.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    El porqué de la educación formal. Tradicionalmente se afirma que una persona educada es aquella que posee buenas costumbres ; también es frecuente identificar el término con los hábitos de urbanidad y cortesía de que tanto hablan muchos de los padres

  • Manifestación Chile, cambios política social.

    Educar en la infancia El aprendizaje del civismo Apalear policías, lanzarles adoquines hasta tumbarlos, propinarles patadas en la cabeza una vez tumbados en el suelo , arrancarles el casco y exhibirlo como un trofeo, etcétera son actuaciones propias de

  • Comportarse bien en el autobús de la escuela

    Buenos modales en el autobús. La mayor parte de los niños que no tienen una escuela o colegio cerca de su domicilio, necesitan utilizar un transporte escolar común, que suele ser el autobús (salvo aquellos niños que les llevan sus padres o los padres

  • Críos jugando en la playa.

    Aprender a valorar lo que tiene. Educación infantil Una vez que el niño ha aprendido a apreciar las necesidades del otro, puede tener una conciencia social más amplia de lo que ocurre a los niños en otros estratos sociales. ¿Se ha dado cuenta de que algunos

  • Comida familiar.

    Relaciones familiares y buenos modales en casa Los buenos modales en familia harán que las relaciones sean más cordiales y exista una mejor comunicación. Es muy importante que el niño, desde pequeño, aprenda las palabras "mágicas" , como son: "gracias"

  • Enseñar la importancia del sentido de la responsabilidad

    Enseñar la importancia del sentido de la responsabilidad ¿Cuándo es el mejor momento para que nuestros hijos empiecen a ser responsables? Cuanto más pequeños mejor. Es importante que la responsabilidad no se limite solamente a cumplir con nuestras obligaciones

  • Aprender a relacionarse: buenos modales en reuniones

    Aprender a relacionarse: buenos modales en reuniones Ya sea en reuniones en tu casa, o en la de otras personas , los niños deben tener buenos modales. Es horrible dejar de ser invitados porque los niños son una calamidad y están mal educados. Lo mejor

  • Enseñar las normas de comportamiento más básicas y elementales

    Enseñar las normas de comportamiento más básicas y elementales En esta etapa de su vida es más fácil enseñarle buenos modales o quizá simplemente sea consciente de lo que le hemos venido enseñando desde pequeñito. Ahora ya puede ponerse en "los zapatos