Logo Protocolo y Etiqueta

Los buenos modales también son para los niños.

Siempre es peor ver a un adulto perdiendo la compostura en la mesa, pero ver a un niño comportarse de mala manera.

 

Diario El Siglo de Durango
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Personalidad y modales.

Siempre es peor ver a un adulto perdiendo la compostura en la mesa, pero ver a un niño comportarse de mala manera, por muy pequeño que sea, no es del gusto de nadie.

Si se educa a un hijo como es debido, ¿por qué olvidarse de las buenas maneras a la hora de sentarse a comer?

Los niños tienen que tener nociones de protocolo lo más pronto posible, como parte de su aprendizaje natural.

Le recomendamos una serie de puntos para adaptar las buenas maneras a los más pequeños.

Antes de sentarse.

Un punto fundamental es la higiene.

Deben saber que se tienen que lavar las manos y peinarse antes de sentarse a la mesa.

Es importante que esta buena costumbre salga de ellos mismos, tienen que aprender a hacerlo, y sin protestar, ya que si se produce la "lucha" entre padres e hijos, será muy incómodo para los demás comensales.

Si los niños vienen de jugar en la calle o llevan ropa de deporte, es aconsejable que también se cambien.

Si ellos mismos no pueden vestirse, tiene que ayudarles con tiempo para no llegar tarde al almuerzo. La puntualidad es fundamental también a esas edades.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado