Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Buena educación. Colaborar en casa

Hay que enseñar a los niños, desde pequeñitos, que las tareas de la casa no tienen sexo

 

Enseñar a echar una mano en casa
Colaborar en casa. Enseñar a echar una mano en casa

Compartir, repartir y ayudar. Colaborar en casa desde pequeños

La familia ha sufrido una gran transformación en todos los aspectos: composición, roles de los componentes que la integran, etcétera. Hay modelos de familia distintos a los que estábamos acostumbrados a ver. Los roles han evolucionado a favor de la mujer. Ahora la colaboración en la casa es tarea de todos y no solo de las mujeres.

Hay que enseñar a los niños, desde pequeñitos, que las tareas de la casa no tienen sexo. Cualquiera puede hacer una cama, recoger la mesa o poner el lavaplatos. Cualquier tipo de tarea, bien sea doméstica o no, no debe ser asignada en razón al sexo. Si enseñamos esto desde pequeños a los niños lograremos empezar a realizar un cambio tan necesario en nuestra sociedad.

Tareas que podemos enseñar a hacer a los niños de la casa

Entre las tareas que podemos enseñar a nuestros pequeños, poco a poco, podemos citar algunas -aunque ustedes los padres mejor que nadie, y en función de la edad del niño, saben que se les pueden encargar y que no a sus hijos-:

- Orden en el cuarto: ordenar los juguetes y demás trastos que pueda haber en su habitación. Enseñarle a tener en orden la habitación una vez que ha terminado de jugar. Si es un poco más mayor, enseñarle a tener ordenada también su ropa, sus libros, sus zapatos, etcétera.

- Hacer la cama. Siempre antes de irse a la escuela, hay que enseñarles a dejar la cama hecha y arreglada. Llegar tarde al colegio no debe ser excusa para dejar la cama sin hacer. Si hace falta, se le hace levantar un poco antes para que tenga tiempo de hacer la cama.

- Recoger siempre después de cada comida (desayuno, almuerzo, merienda, cena, etcétera). Hay que dejar el plato, el vaso, los cubiertos, etcétera, en el lavavajillas o bien en el fregadero -o donde se les diga que lo dejen-.

- Colaborar en algún tipo de tarea simple (dependiendo de la edad) en la limpieza de la casa (barrer, limpiar cristales, etcétera).

- Recados. Los niños tienen que colaborar haciendo los recados que se les pidan: ir al supermercado, a la mercería, al quiosco, etcétera.

- Mascotas. El cuidado de las mascotas debe ser responsabilidad del dueño de la mascota. Si la mascota es familiar, entonces habrá que hacer un calendario o un esquema para repartirse las tareas que tengan que ver con la mascota (comida, paseo, aseo, etcétera).

- Pinche de cocina. Algunas veces puede ser necesaria la ayuda en la cocina. Habrá que darles tareas poco peligrosas y sencillas; la cocina es una fuente de peligros.

La colaboración y asunción de todo tipo de tareas, además de educar al niño, le ayudan a tomar conciencia del sentido de la responsabilidad. El niño tendrá una mayor autoestima y una mejor capacidad de independencia, en un futuro.

Una educación igualitaria desde niños los hace menos "machistas" que los educados en la filosofía de que las cosas de casa son cosas de mujeres.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • El vestuario de los más pequeños. Vestirse y desvestirse

    El vestuario de los peques Enseñarles a vestirse y desvestirse ellos solos Es bueno enseñar desde pequeños a los niños a vestirse y desvestirse por ellos mismos sin la ayuda de los mayores (esto se puede empezar a lograr a partir de los 4 - 5 años, dependiendo

  • Pataleta de un niños pequeño frente a su padre.

    La importancia de dar un buen ejemplo en la educación de los más pequeños 'Hacer lo que yo digo y ver que yo lo hago' La educación de los más pequeños no solo consiste en darles un montón de sugerencias, consejos y reglas. También hay que enseñar dando

  • Enseñar a compartir, a cooperar y a jugar

    Enseñar a compartir, a cooperar y a jugar Niños de dieciocho meses a tres años. En esta etapa los niños comienzan a rebelarse como una manera de probar límites. A pesar de su aparente rebeldía, para ellos es muy importante la aprobación. ¿Qué podemos

  • Imagen Protocolo

    La limpieza y el aseo del niño. Después de vestirse el niño se lavará y peinará todos los días; se cortará las uñas si fuese necesario, y limpiará el vestido y demás ropa que se haya de poner. Antes de irse a desayunar dará los buenos días a sus padres,

  • No digas palabrotas, habla bien, por favor

    No digas palabrotas, habla bien, por favor Cuando los niños comienzan a decir groserías, palabrotas, vulgaridades hay que tratar de evitar que lo hagan y, aún más, que se convierta en una costumbre. Intenta decir... 1. Hay palabras que no usamos en esta

  • Niña con un perrito en brazos

    Los buenos modales y las buenas maneras: enseñar a los niños desde pequeños Una educación adecuada no pasa de moda y es un valor muy apreciado en el mundo laboral. Incúlcasela a tu hijo desde pequeño. Los hábitos adquiridos en la infancia perduran toda

  • La educación no debe ser impuesta, sino razonada, demostrada y comprendida

    La educación no debe ser impuesta, sino razonada, demostrada y comprendida Muchos padres preocupados por hacer de sus hijos buenas personas , recurren al autoritarismo. Les imponen desde muy pequeños duras disciplinas confiados en que esto los convertirá

  • Escuela infantil.

    Aprender buenos modales en la escuela Un niño bien educado y con buenos modales será bien aceptado por sus maestros y compañeros . La mayoría de los niños entra a la escuela en la etapa preescolar; en esta etapa hay que enseñarle: 1. Compartir las cosas