Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Enséñale buenos modales

Los hábitos adquiridos en la infancia perduran toda la vida. Y eso ocurre porque el niño no los estudia de memoria, sino que se acostumbra a vivir con ellos y los hace suyos

 

Revista Que Me Dices

Niña con un perrito en brazos
Buenos modales peques. Niña con un perrito en brazos

Los buenos modales y las buenas maneras: enseñar a los niños desde pequeños

Una educación adecuada no pasa de moda y es un valor muy apreciado en el mundo laboral. Incúlcasela a tu hijo desde pequeño.

Los hábitos adquiridos en la infancia perduran toda la vida. Y eso ocurre porque el niño no los estudia de memoria, sino que se acostumbra a vivir con ellos y los hace suyos. Las buenas formas, como cualquier otro hábito, empiezan a usarse en los primeros años de vida y hay algunas técnicas que ayudan a que el pequeño las asimile con mayor agrado, rapidez y facilidad. Para que tu hijo haga suyos los buenos modales, exprésale las reglas de forma tranquila y constante.

No impongas, sólo recuerda. Propicia situaciones para que las ponga en práctica. Corrige sus actuaciones, no le riñas y hazlo con espíritu positivo y actitud de ayuda.

Las palabras mágicas.

En las primeras edades, los niños no delimitan el ámbito de la realidad y la fantasía, y la magia pesa mucho en sus vidas. Por eso, un buen enfoque para enseñar buenos modales en esta etapa es hacerle caer en la cuenta de sus efectos mágicos: la gente es más cordial, amable y reacciona mejor si le pides las cosas por favor, si le dices gracias o si le das los buenos días con una sonrisa. Además, se obtienen más y mejores beneficios. Que pruebe a decir 'lo siento' en vez de mantener un enfado.

Tu hijo aprenderá a ser cordial con los demás si ve amabilidad en su entorno. Felicítale por sus habilidades y logros, y él aprenderá a hacer cumplidos a los demás.

Siempre hay que adecuar las exigencias a la edad y capacidades del niño. Pero cuando el pequeño crece, se multiplican de golpe los ámbitos en los que debe expresarse de forma educada y respetuosa con los demás. Para que tu docencia no resulte cansina ni la rechace poniéndose a la defensiva, conviene que centres prioridades y que concretes objetivos.

Por ejemplo, en la mesa debe aprender a pedir las cosas, a sentarse bien, a usar la servilleta, a no levantarse hasta que terminen todos... En la calle, a ceder el paso en una puerta y los asientos en el transporte público, recoger algo que se le cae a otra persona... Al hablar, a saber guardar turno de palabra, evitar decir tacos e insultos y a regular el tono.

¿Y si es un maleducado?

Si has empezado demasiado tarde a enseñarle, aquí tienes unos recursos que te ayudarán a modificar su comportamiento:

1. Utiliza el poder del elogio: si prestas más atención a lo que hace mal que a lo que hace bien, refuerzas la conducta inadecuada. El elogio debe ser inmediato a la acción, concreto y referido a la conducta.

2. Ignora aquellas cosas que sabes que solo las hace para fastidiar. Evita comentarios, y también mensajes no verbales. Se trata de que esas acciones queden sin atención.

3. Si es posible ignorar una mala acción, llévale a un lugar que le resulte aburrido para que se serene y pueda reflexionar.

4. No des por hecho que es rebelde. Hazle ver lo que es correcto y no desmerezcas sus valores.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Comida familiar.

    Relaciones familiares y buenos modales en casa Los buenos modales en familia harán que las relaciones sean más cordiales y exista una mejor comunicación. Es muy importante que el niño, desde pequeño, aprenda las palabras "mágicas" , como son: "gracias"

  • Enseñar a compartir, a cooperar y a jugar

    Enseñar a compartir, a cooperar y a jugar Niños de dieciocho meses a tres años. En esta etapa los niños comienzan a rebelarse como una manera de probar límites. A pesar de su aparente rebeldía, para ellos es muy importante la aprobación. ¿Qué podemos

  • Es importante aprender a valorar la verdadera amistad

    Es importante aprender a valorar la verdadera amistad Tener un amigo es algo maravilloso , es una relación limpia desinteresada, que se da entre dos personas y que se acrecienta y fortalece con el trato y con el tiempo. La verdadera amistad exige respeto

  • Pataleta de un niños pequeño frente a su padre.

    La importancia de dar un buen ejemplo en la educación de los más pequeños 'Hacer lo que yo digo y ver que yo lo hago' La educación de los más pequeños no solo consiste en darles un montón de sugerencias, consejos y reglas. También hay que enseñar dando

  • Libro Mar Castro.

    El "Manual de Educación. Protocolo social para niñas y niños" busca enseñar a los más pequeños, de un modo ameno y divertido, normas de educación, actualizadas, de saber estar en situaciones básicas de la vida cotidiana así como los comportamientos y

  • Tener buenos modales no es una cuestión de modas pasajeras

    Tener buenos modales no es una cuestión de modas pasajeras Las normas nos ayudan a proteger lo valioso Muchas personas piensan que las normas y las reglas son solamente mecanismos de represión de nuestros deseos. Pero, ¿qué tal si lo vemos de otra manera?

  • ¿Por qué los niños dicen palabrotas? Cómo corregirlos

    ¿Por qué los niños dicen palabrotas? Cómo corregirlos Voy en mi coche a casa después de recoger a los niños en la escuela. Los dos se ven acalorados y cansados. En esto escucho desde el asiento trasero: " Este Juan es un -palabrota- . No le vuelvo a prestar

  • Besando a su hermanito

    Educación infantil: el buen ejemplo de los padres Los padres que se comportan de forma educada en su vida diaria tienen un largo camino recorrido en la formación de sus hijos. No hay nada más instructivo y que mejor funcione que dar un buen ejemplo. De