Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Manera de portarse en la escuela.

Los profesores son como nuestros padres en la escuela, a los que debemos hacer caso en todo lo que nos dicen y a los que debemos respetar.

 

Compendio de las más esenciales Reglas de Urbanidad y buena crianza para niñas.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

El comportamiento en la escuela.

¿Cómo debe mirar la niña a sus maestros?

Como a sus segundos padres, porque le dan educación, la enseñan muchas cosas útiles, de inapreciable valor, y cultivan su espíritu, enriqueciéndole con saludables ideas y conocimientos.

¿Cómo ha de escuchar las advertencias y explicaciones que le dirijan?

Con respeto profundo y con verdadera atención, obedeciéndoles con prontitud y buen deseo y procurando no molestarles con quejas, denuncias o preguntas que les molesten o distraigan.

¿Deberá la niña poner en conocimiento de su maestra las faltas que en la escuela cometan sus compañeras?

Sólo deberá hacerlo en el caso de que la maestra le haya conferido la vigilancia de la escuela o de alguna de sus secciones; así como también en el caso de que una o varias de sus compañeras la molesten a pesar de sus ruegos y la distraigan de estudiar o de oír las explicaciones. En el caso contrario, si hace denuncias por cosas que no la importan y por el solo deseo de que castiguen a sus compañeras, merecerá con justicia el feo calificativo de acusona.

¿Cómo debe portarse la niña en la escuela para seguir las reglas de la urbanidad?

Al entrar en el colegio saludará respetuosamente a la maestra o a los Profesores, si los hay; ocupará enseguida su puesto y empezará a hacer sus labores o los trabajos que se le hayan encargado sin trabar conversación con sus compañeras. Además, deberá llevar bien aprendidas sus lecciones para saber contestar cuando su maestra o instructora la pregunte.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8270

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Ya estáis enterados de los deberes que prescriben al hombre la moral y la virtud; resta hablaros de las reglas de urbanidad, para saber conduciros en la sociedad conforme al uso establecido. Lo que voy a enseñaros es el arte de haceros agradables

  • Imagen Protocolo

    Los buenos modales en la mesa. En Roma, cuando se presentaba en la mesa un pescado o ave rara los precedía el sonido de las flautas, y los comensales las recibían con aplausos y palmadas. Por tanto aunque es lícito aplaudir la habilidad del cocinero y

  • Imagen Protocolo

    De la avaricia. En el mismo hecho de recomendar la generosidad, está visto que hemos vituperado el defecto opuesto a ella, que es la avaricia. Es verdad que este vicio no es tan común como en otro tiempo. En el día todos quieren gozar, y se cree que el

  • La curiosidad y el arte de agradar

    La curiosidad mala y la curiosidad buena. ¿Es la curiosidad un defecto? Aquella urbanidad Siempre, en todos los tiempos y en todas las ocasiones , la curiosidad ha sido considerada como un defecto exclusivamente femenino. A nuestro juicio hay en esta

  • Una tarjeta de visita en blanco.

    Historia. El uso de las tarjetas de visita El uso de las tarjetas de visita ha llegado al abuso, y será bueno marcar algunas reglas para su acertado empleo . Para ofrecer la casa, invitaciones, etc., no se debe emplear la tarjeta de visita, sino impresos

  • Imagen Protocolo

    Actos que molestan la memoria, los deseos y el amor propio de los demás. Hay personas cuya impertinencia consiste más bien en actos negativos que en positivos y reales. No contestar a las preguntas, no tomar parte en los gustos ajenos, afectar la distracción

  • Ilustración publicitaria de sombreros Stetson de los años cincuenta. 1950.

    Acciones que deben evitarse en las concurrencias, y generalmente en presencia de toda persona que nos merezca respeto Aquella urbanidad 1. Desnudarse, vestirse, estirarse las medias , componerse los zapatos, limpiarlos y otras cosas semejantes. 2. Cortarse

  • Imagen Protocolo

    Del juego. El juego es, como la mesa, una piedra de toque de la educación . El amor propio ejerce en él un imperio tan absoluto, que es muy fácil que dejándonos arrastrar por él, nos conduzca a cometer las mayores groserías. El hombre siempre debe saber