Logo Protocolo y Etiqueta

Los modales en la mesa. Lección novena.

El comportamiento de los comensales cuando están sentados a la mesa.

 

Reglas de Urbanidad para niños y niñas. Imprenta José Matas. 1843.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Los modales en la mesa.

* Pregunta. ¿Qué es lo primero que tendrá Vd. presente al ir o sentarse a una mesa para comer?

Respuesta. Que no debo ocupar el asiento que se me haya señalado hasta que ocupen el suyo las personas que me merezcan respeto, y que jamás debo anticiparme a ellas en ninguno de los actos que tengan lugar durante la comida.

* Pregunta. ¿Cuáles son los principales defectos que procura evitar toda persona fina en una mesa?

Respuesta. Una persona bien educada nunca hace acción alguna que pueda mostrar hambre o gula; procura no cargar las manos y codos sobre la mesa, ni cruzarlas delante de los otros; evita cuanto puede el toser, escupir, estornudar y sonarse; y en caso imprescindible, lo hace del modo menos reparable y más decente.

* Pregunta. ¿Qué otros defectos evita en la mesa una persona fina?

Respuesta. Nunca se rasca ni se espereza; nunca se fijan sus ojos en las personas ni en las viandas que se les sirven o que están en frente; jamás da a entender que le desagrada lo que está allí ni pide para sí lo más gustoso y mejor, y tiene por mal parecido el hablar con la boca llena, comer a dos carrillos, tomar las viandas con los dedos, mancharse y derramar el caldo, vino u agua sobre el plato, manteles o servilleta.

* Pregunta. Y una persona urbana ¿no huye de otros defectos en la comida?

Respuesta. Jamás demuestra escrúpulos ni hace melindres, no apura los platos con la cuchara ni los rebaña con el pan; tampoco toma los huesos con los dedos, ni los roe ni saca su tuétano; mira como indecente el jadear, mascar con ruido, resoplar, volcar y escurrir el plato en la cuchara o sorber con él el caldo; y tiene por enormes excesos el lamerse los dedos, soplar lo caliente, poner pan o carne mordida en el plato de otro, revolver la comida, beber sin limpiarse o con la boca ocupada y mezclar guisados distintos.

* Pregunta. ¿No halla Vd. aun otros defectos que en una mesa deben evitarse?

Respuesta. La persona fina nunca lame la cuchara ni el cuchillo; jamás rompe los huesos ni aun de la fruta; no se limpia los dientes, los ojos y la cara con la servilleta, ni enjuaga la boca ni friega el plato con ella; y evita por fin todas las demás acciones que pueden engendrar asco o fastidio en los concurrentes.

* Pregunta. ¿Me dirá Vd. ahora las principales prácticas con que se distingue una persona fina en la mesa?

Respuesta. La persona urbana parte el pan con el cuchillo, toma la comida con la derecha y pone en el borde de su plato las espinas huesos y cáscaras de frutas; jamás escurre el vaso ni acaba de beber sin enjugarse el labio con la servilleta; toma la sal con la punta del cuchillo y la coloca a un lado de su plato; y nunca se olvida de las personas de respeto que tiene a su lado, mostrándose siempre solícito en ofrecerles todo lo que considera de su agrado, y manteniendo con ellas una circunspecta y amena conversación.

* Pregunta. Y por lo que toca al dueño y dueña de la casa en que se verifica la comida, ¿qué haya Vd. conveniente advertir?

Respuesta. Para estar al alcance de servir a los convidados y procurar que nada les falte, se han de colocar en el centro de la mesa en frente uno de otro; han de esmerarse en obsequiar a todos sus comensales; para nada han de demostrar desazón con los criados; y jamás ha de salir de su boca ningún elogio que recaiga en alguno de los platos o bebidas que se sirvan en la mesa.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8553

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Los manuales de cortesí­a en la España contemporánea (1875-1975). Libros a la venta

    Los manuales de cortesí­a en la España contemporánea (1875-1975) 2. Historia social del lenguaje y cortesía verbal La cortesía verbal es, sin duda, uno de los ámbitos que más de inmediato caen dentro de las preocupaciones acogidas a los principios teóricos

  • Imagen Protocolo

    Deberes de la hospitalidad. Evitemos todo lo posible el hospedarnos en casa ajena , pues por confianza que tengamos con nuestros amigos, la presencia de un extraño siempre es importuna en el hogar doméstico, y consideremos que sus gastos y sus incomodidades

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de las visitas. * Pregunta. Terminados los saludos de estilo con el caballero o señora a quien visitemos, ¿qué deberá practicarse? Respuesta . Permaneceré en pie hasta que las personas a quienes deba respeto se hayan sentado; si encuentro personas

  • Imagen Protocolo

    Reuniones literarias y filarmónicas. Rara vez son divertidas las reuniones literarias . Se parecen bastante a un concierto de aficionados; pero si se ha recibido un convite y no se ha dado una excusa plausible, es indispensable ir y tener presente el

  • Libro de aforismos de Baltasar Gracián

    Aforismos de Baltasar Gracián Código de buen gobierno para las personas 1. Todo está ya en su punto, y el ser persona en el mayor . Más se requiere hoy para un sabio que antiguamente para siete; y más es menester para tratar con un solo hombre en estos

  • Imagen Protocolo

    Lo que se debe observar en la mesa. Nunca conviene que el hombre urbano esté sobre sí más bien que en la mesa, porque en ella tiene que observar una multitud de acciones diferentes para evitar toda grosería y desenfreno. Así que, deberá excusar toda acción

  • Imagen Protocolo

    De la propiedad en el modo de vestir. Las formas y demás condiciones del traje están generalmente sujetas a los principios de la moda, y es preciso someternos a ella, sin olvidar cuando hayamos llegado a una edad avanzada, las modificaciones que se hacen

  • Imagen Protocolo

    El regalo para los recién casados y entre ellos. Los corbeilles que otras veces se usaban, consistentes en canastillos o cofrecitos preciosos con los encajes, joyas, telas y otros objetos de valor, no se estilan ya, y se contentan con comprar los regalos,