Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Urbanidad, cortesía y diversiones.

En el juego y en la diversión es donde una persona manifiesta su buena o mala educación.

 

Arte de escribir pot reglas y con muestras. 1798.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Urbanidad, cortesía y diversiones.

En ninguna cosa se manifiesta más bien la buena o mala educación del hombre que en el juego y la diversión. Siendo ésta y aquél solamente una honesta recreación del ánimo, es preciso tomarla con suma moderación para que con la pasión excesiva no llegue a ser vicio detestable y ruinoso.

Siempre se manifestará en el juego modestia, hidalguía y mansedumbre, sin alterarse ni entristecerse aunque se pierda, ni alegrarse ni regocijarse de un modo insultante hacia los demás aunque se gane. Altercar porfiadamente, gritar o hacer aspamientos, es de gente poco moderada y culta, y no lo es menos renegar de los instrumentos del juego, arrojándolos con altivez sobre la mesa y echándolos la culpa de no ganar, como si en ellos consistiera la buena o mala suerte del que juega. A la verdad causan risa semejantes desvarios y atolondramientos, al paso que hacen muy amable la diversión la indiferencia y cortesano.

Lo dicho basta para conocer lo perjudiciales que son los juegos cuando no están acompañados de la cultura y moderación; pues no pocas veces sucede entre la gente menos timorata y comedida, que de los enfados y altercaciones se originan quimeras, juramentos y otros males de mucha consideración. Por tanto, huirá siempre el niño de jugar con muchachos disolutos y desvergonzados, y no lo hará de ningún modo con los mayores, si para ello no fuese muy preciso e instado. Aun en tal caso, se negará, si conoce que el juego que se determina es de los prohibidos por las leyes de nuestro gobierno, pues mas vale faltar a una urbanidad sin perjuicio, que condescender a una acción pecaminosa.

Si llegasen algunos mayores a jugar cuando él lo esté haciendo, debe inmediatamente cederles su silla. Mientras esté jugando jamás pierda por descuido ni contemplación, porque cuando no se atribuya lo uno a fanfarronada, se creerá por lo otro que tiene poco interés en concurrir a la diversión del que juega.

En fin, si estando ganando sabe que la persona respetable con quien juega se disgusta perdiendo, debe continuar hasta que se resarza o le de su permiso para dejarlo; si perdiese puede retirarse suavemente y sin manifestar sentimiento; porque hacer lo contrario, pedir con imperio lo que se gana, o mandar con el mismo que ponga el que no quiso o se olvidó de hacerlo, es de gente poco sufrida y amiga del zaherimiento.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16440

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad del rostro. Dice el Sabio que por el aire del rostro se conoce al hombre sensato . Por eso debe cada uno procurar componer de tal modo su rostro que al mismo tiempo sea amable y edifique al prójimo con su exterior. Para hacerse agradable

  • Formas de mirar correctas. Urbanidad de la mirada. Tres preciosas miradas

    La urbanidad de los ojos y de la cara Aquella urbanidad A menudo se conoce, dice el Sabio, por lo que se trasluce en los ojos , lo que una persona lleva en el fondo de su alma, su bondad o mala disposición; y aunque no se pueda tener a través de ello

  • Imagen Protocolo

    Del entendimiento. Debemos cuidar primeramente de enriquecer nuestro entendimiento con útiles conocimientos, y sobre todo de aprender a juzgar y raciocinar rectamente. Adquiriremos estos conocimientos, o por medio de nuestras propias observaciones, o

  • Imagen Protocolo

    El luto y las visitas. Una señora elegante suprimirá las libreas de los criados mientras dure el luto , adoptando para ellos trajes negros. Los niños de menos de cuatro años no llevan más luto que el de sus padres , blanco y negro o blanco y gris. De

  • Imagen Protocolo

    Las habilidades. Es cosa de la mayor importancia el poner bien un papel , porque ocurre todos los días, tanto para asuntos de formalidad, como para los de diversión; y los errores de ortografía y de estilo solo son disculpables en las mujeres, porque

  • Pareja sale a la pista de baile

    Los bailes y las invitaciones Desde siempre los bailes han sido el escaparate social donde se muestran los hombres y las mujeres en sociedad. Aunque los libros de urbanidad nos indican que el baile es la palestra donde triunfan las mujeres . Arreglarse

  • Imagen Protocolo

    La sala de baño. Características. Las costumbres higiénicas se han generalizado actualmente , y es necesario establecer una sala de baño en las habitaciones de las casas. Lo que era un lujo hace veinte años, es ahora una cosa natural, y en las grandes

  • Imagen Protocolo

    Los defectos en la reuniones y conversaciones. Cuando muchas personas hablan a un tiempo, se cansan los pulmones y los esófagos de todos ellos; hay necesidad de repetir muchas veces una cosa misma, se comprenden mal las ideas y se gasta tiempo y trabajo