Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Los escritos y los tratamientos. A quién se dirigen

Dirigir un escrito a una personalidad o autoridad requiere conocer ciertas reglas de cortesía que deben seguirse

 

El arte epistolar. Reglas teórioc-prácticas para escribir. 1819.

Reglas de cortesía y tratamiento debido para hacer un escrito
Escritos y documentos. Reglas de cortesía y tratamiento debido para hacer un escrito

Reglas de cortesía y tratamiento debido para hacer un escrito

Aquella urbanidad

Los escritos que se dirigen a los Soberanos van siempre por el conducto de sus Secretarios o Ministros, y lo regular es dirigirlos a estos, acompañados de un oficio o memorial, suplicándole lo eleve a manos de Su Majestad (S.M.); pero aun cuando se pusiere para el Rey el sobre escrito, se debe poner por el ministro a quien corresponda, según el asunto de que trate, poniéndose en lo alto la secretaría. Veamos algunos ejemplos:

Primera Secretaría de Estado

Primera Secretaría de Estado

Al Rey nuestro Señor, por el Excelentísimo Señor Don José García de León y Pizarro, primer Secretario de Estado, y del despacho universal de S.M.; Consejero de Estado, etcétera.

Madrid

Para la Secretaría de Hacienda

Secretaría de Hacienda

Al Excelentísimo Señor Don Martín de Garay, Secretario de Estado, y del despacho universal de Hacienda, superintendente general de ella, del Consejo de Estado, etcétera.

Madrid.

Para la Secretaría de la Guerra

Secretaría de la Guerra

Al Excelentísimo Señor Don Francisco Ramón de Eguia, Secretario de Estado, y del despacho universal de la guerra, Consejero de Estado, etcétera.

Madrid.

Si se escribiere particularmente a estos señores en carta confidencial, para evitar que la abran los oficiales de la secretaría, se pondrá una segunda cubierta con solo esta incripción:

Resevada para S.E.

 

contentG Stats

Nota

  • 17487

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • La falta de interés, actividad o diversión: el aburrimiento

    La falta de interés, actividad o diversión: el aburrimiento Aquella urbanidad Poco importa que sea enfermedad del alma o afección del entendimiento ; basta con saber que es un estado anormal y nada conveniente para la persona atacada y para las que la

  • Imagen Protocolo

    Los mentirosos y la urbanidad. El don de la palabra se ha concedido privativamente al hombre , nobilísimo por su clase, superior a las de todos los animales, y sumamente elevado por el espíritu indivisible, inmaterial e inmortal que le anima. Entre todos

  • Imagen Protocolo

    Limpieza en los vestidos y apología de la moda. Dios crió a la mujer para compañera del hombre y para que le hiciese más apetecible y menos penosa la vida, y en esta asociación el sexo fuerte ha procurado siempre sujetar al más débil y tiranizarlo. Las

  • Imagen Protocolo

    Actos que molestan la memoria, los deseos y el amor propio de los demás. Las ventajas sociales, civiles y mercantiles que proporciona la honradez inducen a jactarse de ella y esta jactancia es tal, que si algunos no reparan en confesar su ignorancia,

  • Imagen Protocolo

    111. Tener amigos. Es el segundo ser. Todo amigo es bueno, y sabio para el amigo. Entre ellos todo sale bien. Tanto valdrá uno cuanto quisieren los demás; y para que quieran, se les ha de ganar la boca por el corazón. No hay hechizo como el buen servicio,

  • Imagen Protocolo

    De la conversación. No hay cosa más difícil en el mundo que sostener convenientemente una conversación larga y variada ; sucede ser el escollo donde se estrellan las personas de talento, la piedra de toque de los caracteres de cada uno, y en la conversación

  • Imagen Protocolo

    Cartas gratulatorias. Por cartas gratulatorias debe entenderse todas aquellas en que se dan enhorabuenas o se felicita a uno por algún motivo particular de ascenso, de matrimonio, de nacimiento, o alguna causa de satisfacción y gozo. Así pues, como en

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad general y decoro exterior. Ahora bien, el cargo de formar a la niñez consta de muchas partes, de las cuales la que es tanto principal como primera consiste en que el ánimo ternezuelo se embeba de las aguas seminales de la divina piedad; la siguiente,