Logo Protocolo y Etiqueta

En qué consiste la verdadera Civilidad

La civilidad, no es otra cosa que la modestia y honradez que cada uno debe guardar en sus palabras y acciones

 

Civilidad de la mesa. Rasgo de educación indispensable en todo sujeto...

Los preceptos de la civilidad
Preceptos de la civilidad. Los preceptos de la civilidad

Los preceptos de la civilidad

Aquella urbanidad

La civilidad, no es otra cosa que la modestia y honradez que cada uno debe guardar en sus palabras y acciones. No consiste solo, a mi parecer, en la buena gracia, o en un cierto aire y atractivo, que es como natural en las acciones de muchos que tienen un talento particular de la naturaleza para agradar en todo, y no disgustar en nada.

Para adquirir este dichoso agrado, no hay preceptos ciertos, porque esta es una pura liberalidad de la naturaleza. Y como es cosa de poca importancia el agradar a los ojos del cuerpo, si al mismo tiempo no tenemos la dicha de complacer a los del alma, por esta razón no hemos de buscar solamente este embeleso exterior como el principio de la verdadera civilidad, sino que debemos aspirar a alguna cosa más sólida, que manifieste la buena disposición del interior, más bien que la superficial.

En efecto, si gustásemos solamente de la buena gracia exterior, los que tienen alguna notable incomodidad corporal, pasarían por unos monstruos en la vida civil, en lugar que teniendo un alma bella, y bien cultivada, pueden ser sus acciones tan agradables como las de las personas más bien formadas.

Yo, considero, que para establecer las reglas de la verdadera civilidad, no era menester más que deducir bien las de la decencia; porque esta no es otra cosa que una cierta modestia y pudor, que debe acompañar a todas nuestras acciones; y sería muy a propósito el hablar de esta virtud, si yo me considerase capaz de ello; porque fuera enseñar a un mismo tiempo el medio de adquirir esta política y este agrado, que sabe conciliarnos tan bien el afecto y el aplauso de todos.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18181

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Cartas amorosas

    Las cartas de amor: las declaraciones amorosas en las cartas de época Aquella urbanidad La pasión que más generalmente domina al género humano es la del amor . Un tiempo hay en que el hombre delira por amoríos, y hay quien jamás en su dilatada vida puede

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad y respeto para los padres. ¿De qué modo será Vd. urbano con sus padres? En el trato con mis padres usaré de respeto y de amor, mostrándoles siempre mi disposición a obedecer sus mandatos. ¿Ejercerá Vd. con sus padres algún acto particular de

  • Imagen Protocolo

    Origen de la correspondencia y la escritura. Este arte maravilloso que da color y cuerpo a los pensamientos (así lo asegura Brebeuf, con otros, añadiendo que es el arte de pintar la palabra y hablar a los ojos por medio de los trazos y lineas que forma

  • Máximas útiles a la juventud

    Educación, valores y buenos modales: máximas y citas de interés para la vida Aquella urbanidad - Amemos y respetemos a nuestros padres si queremos merecer la alabanza pública. - El que es mal hijo , tarde o temprano toca los efectos del remordimiento.

  • La manera de comer algunos alimentos en la mesa

    La manera de comer algunos alimentos en la mesa y otras reglas de buenos modales Aquella urbanidad El langostín se sirve entero , presentando seguidamente las vinajeras. Las pastas son por lo común de dos clases : Las mayores , que casi siempre tienen

  • La curiosidad y el arte de agradar

    La curiosidad mala y la curiosidad buena. ¿Es la curiosidad un defecto? Aquella urbanidad Siempre, en todos los tiempos y en todas las ocasiones , la curiosidad ha sido considerada como un defecto exclusivamente femenino. A nuestro juicio hay en esta

  • Imagen Protocolo

    El juego y la diversón. En el juego o diversión, es donde el hombre manifiesta su buena o mala educación ; por eso una de las cosas en que el niño ha de estar más advertido es en el juego. La demasía del juego es un vicio detestable ; el juego debe ser

  • Imagen Protocolo

    El sentimiento religioso. Dando por seguro que el hombre es superior al bruto, y que en sí contiene algo de divino, debemos estimar en mucho todos aquellos sentimientos que tienden a ennoblecerle; y siendo evidente que ninguno lo hace en tanto grado como