Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Conversar y hablar en sociedad.

El arte de conversar supone crear un equilibrio entre el tiempo destinado a escuchar y el destinado a charlar.

 

Tratado de urbanidad para uso de las escuelas. 1865.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Conversar y hablar en sociedad.

Al contar un suceso, para confirmarlo, nunca deben usarse los juramentos u otras aseveraciones que sin serlo lo parecen. Cuando escuchemos una historia nunca se ha de interrumpir con preguntas necias e impertinentes, o cortar a la persona que habla, diciendo como algunos descorteses: "eso lo sé yo muy bien"; "esa anécdota me acuerdo de haberla leído en tal libro". Semejante defecto no solo es una grosería insufrible, sino que también un desaire para el sujeto que pensaba complacernos con su relación. Al que acaba de hacerla sería desmentirle abiertamente si, poniendo en duda alguna circunstancia o algún pormenor de poca entidad, se le dijese: "A ser cierto lo que Vd. refiere"; o "si Vd. dice verdad...", etc., en lugar de decir: "según lo que Vd. refiere"; o "atendido lo que Vd. acaba de manifestar", etc.

Alguna vez será permitido a fin de amenizar la conversación con la variedad continuar la narración que acaba de concluirse, usando previamente de estas expresiones: "ahora que me acuerdo"; o "a propósito de esto"; "en confirmación de lo dicho por el Sr. o Sra. N., voy a referir un lance...", etc.

Cuando a la persona que habla le falta algún término, no debemos sugerírselo, a menos que ella misma lo pidiere.

No habléis a cada uno sino de aquellas cosas que puede entender; acomodaos siempre a la edad, instrucción y situación de las personas. Hablar de táctica a un religioso, y de liturgia a un militar fuera tan ridículo e impertinente como el ostentar conocimientos de química delante de una mujer, y hablar de modas y de tocador a un austero filósofo.

Si nos vemos precisados a contradecir a una persona, no hemos de desmentirla abiertamente diciendo: "es mentira"; "eso es falso", o "no es así", como acostumbra la gente sin educación; en tal caso nos valdremos de estas expresiones: "Vd. me disimulará, pero creo que anda equivocado"; o "dispénseme Vd., caballero, si le digo que su opinión no me parece la más acertada"; "siento no estar conforme con el dictamen de Vd., pero me parece que debe ser así...".

Al referirse un hecho que ha ejecutado la persona con quien hablamos, los actos que no le hacen favor deben ponerse en impersonal o expresarse vagamente; v.gr. -por ejemplo- "uno se enfada a veces sin motivo suficiente", en vez de decir directamente: "Vd. se enfada sin ton ni son". Jamás la urbanidad se manifiesta mejor que cuando el hombre se ve obligado a decir una verdad desagradable.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16394

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Del hombre de mundo en su propia casa. Cuando un hombre se encuentra en su casa, allí es el rey y señor. Debe pues hacer de ella un lugar de asilo y de franqueza . Los hogares domésticos son sagrados, y esta hospitalidad que los antiguos concedían a la

  • Imagen Protocolo

    La manera de vestirse de forma correcta. Allá por los años pintorescos de 1830 a 1840, un sastre de la Puerta del Sol tenía consignado en la muestra de su establecimiento: " El traje es el sobrescrito del alma y el fiador de la persona ". Aquel sastre

  • Los manuales de cortesí­a en la España contemporánea (1875-1975). Libros a la venta

    Los manuales de cortesí­a en la España contemporánea (1875-1975) La educación de la España de la Restauración parecía querer enterrar bajo siete llaves, no el sepulcro del Cid como recomendara Costa, sino la más leve manifestación de intimidad, de sinceridad

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad y la cortesía. Es cosa llamativa que la mayoría de los cristianos sólo consideran la urbanidad y la cortesía como una cualidad puramente humana y mundana, y no piensan en elevar su espíritu más arriba. No la consideran como virtud que guarda

  • Invitar y responder a las invitaciones: reglas de etiqueta

    Invitar y responder a las invitaciones: reglas de etiqueta Aquella urbanidad Las invitaciones escritas son la manera más formal de invitar a alguien a una celebración, reunión o cualquier otro tipo de acto o evento. Nada más convencional que las reglas

  • Imagen Protocolo

    De las cenas. En otros tiempos se cenaba; pero como ahora se empieza a comer a las seis , y la mesa lleva a lo menos dos horas, ha pasado ya esta costumbre que no dejaba de tener sus encantos. Desembarazados ya de todos los negocios, como de todos los

  • Imagen Protocolo

    El papel y la fecha en las cartas. El papel de cartas. Se usa comunmente del fabricado en 4º con este objeto. Es necesario dejar siempre las dos hojas , a no ser que se escriba a alguno con quien tengamos mucha familiaridad, o sea inferior a nosotros.

  • Imagen Protocolo

    La vaca está dividida en porciones sobre un plato, que se hace circular. Este método también se emplea para diversos otros platos de pescado y carne, principalmente para las aves y los asados; pero no es costumbre hacerlo así con los guisados ni el pescado