Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Saludos, encuentros y cortesías.

La urbanidad en los saludos, los encuentros. Ceder el paso ante una puerta.

 

Tratado de urbanidad para uso de las escuelas. 1865.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Saludos, encuentros y cortesías.

¿Qué hará Vd. al encontrar por la calle algún conocido?

Saludaré a las personas conocidas quitándome el sombrero, y me llegaré a hablarles si me indican que lo desean.

¿Con qué mano saludará Vd.?

Siempre me quitaré el sombrero cnn la mano derecha, separándome un poco hacia el lado opuesto a aquel por donde viene la persona a quien saludo.

Si yendo Vd. por la calle con alguna persona, ésta se detiene con otra, ¿qué hará Vd.?

La Urbanidad exige que si la persona a quien acompaño por la calle traba conversación con otra, me separe yo un poco de las dos, paro no oír lo que hablan.

Si la persona con quien Vd. va saluda a otra, ¿qué hará Vd.?

Si el sujeto a quien saluda la persona con quien voy es desconocido para mí, le saludaré quitándome el sombrero, aunque sin decir cosa alguna.

Si yendo con otra persona tiene Vd. que pasar una puerta, ¿qué hará Vd.?

En el paso de una puerta me quedaré el último, y solo pasaré delante en el caso de que se me inste mucho, y aun entonces, protestaré que lo hago para obedecer.

Y al subir o bajar una escalera, ¿que haré?

Observaré el mismo método en las escaleras, a no ser que se haya de llamar a alguna puerta, en cuyo caso me adelantaré para ejecutarlo.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16358

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Personas agradables y desagradables. El arte de agradar

    La relaciones con personas de trato agradable y personas virtuosas. Las imperfecciones humanas y los errores Aquella urbanidad Es cierto, desgraciadamente, que en la vida abunda más lo malo que lo bueno ; también es cierto que es mucho mayor el número

  • Imagen Protocolo

    Cuando una persona hospeda en su casa a uno de sus parientes que reside en otro punto, lo participa a sus amigos para que vayan a visitarle. Las visitas de pésame pueden hacerse en el término de treinta días. Las de despedida se hacen y se pagan en los

  • Imagen Protocolo

    La falsa urbanidad o política. La urbanidad y la política es una de las más bellas gracias de la sociedad ; es una virtud que se atrae la voluntad de todos, pues sabe soportar con paciencia los defectos y debilidades de unos, y los caprichos y desvarios

  • Imagen Protocolo

    - Un viejo no ama a veces en sus amigos sino los testigos vivientes de los encantos y agrados de su juventud. - El hombre necesita más de lo que se cree del sentimiento de admiración y se entrega a él voluntariamente cuando no encuentra rivalidad. - La

  • Imagen Protocolo

    Del decoro religioso. Existe un Dios Omnipotente Criador del universo. A él somos deudores de nuestra vida, de nuestra conservación, de nuestro bien estar. Él colocó en el espacio esos globos de luz que fecundan nuestras cosechas y guían nuestros pasos

  • Imagen Protocolo

    El aseo y el cuidado del cuerpo. ¿Exige la urbanidad que el niño cuide del aseo de su persona? El hombre ha de ser limpio, pues el desaliñado causa asco a los demás, los retrae de rozarse con él, y da indicios de tener poco arreglo en todas sus cosas.

  • Imagen Protocolo

    De los bailes públicos y particulares. En estas reuniones debemos conducirnos con atención y civilidad con todos los concurrentes, aunque no los conozcamos. No te atrevas a figurar en una contradanza, si no sabes bailar pasablemente. Los novicios o torpes

  • Arte de trinchar.

    Cómo trocear y servir las piezas de carne a la mesa Aquella urbanidad El pecho de la vaca, sea cocida o asada, se debe cortar al través junto a la ternilla ; y mientras más cerca del hueso, es más sabrosa la carne; siendo de advertir, que hay muchos que