Logo Protocolo y Etiqueta

Modales del joven en la mesa. II

La formar de trocear y servir algunas carnes y pescados tiene mucho que ver con la destreza de la persona que corta y sirve

 

Urbanidad para el uso de los alumnos. 1848.

La manera correcta de tomar los pescados los mariscos, las aves y otras carnes
Modales en la mesa. La manera correcta de tomar los pescados los mariscos, las aves y otras carnes

 

La manera correcta de tomar los pescados los mariscos, las aves y otras carnes

Aquella urbanidad

Como el pavo y la pava tienen gran pechuga, es conveniente partirla a lonjas trasversales antes de separar las alas y los muslos; a este fin se presenta de frente sujetando la pieza, fijando fuertemente el trinchante entre ambos muslos, y separándolos a cada lado con todo el pellejo que cubre sus coyunturas; con el cuchillo se corta la pechuga a lonjas trasversales, que se van colocando en plato distinto después de separados los alones, y en seguida, se divide por el espinazo.

El capón embuchado y sin huesos se sirve cortándolo a ruedas como el salchichón.

Si las aves son con relleno, se sirve este con cuchara.

La perdiz se trincha con cuchara, principiando a partirla por la pechuga con auxilio del tenedor.

Los pichones se parten en dos trozos: por lo fácil se adopta generalmente cortar el espinazo, de suerte que queden los dos muslos juntos; pero si los instrumentos son a propósito, es mejor dividirlos desde el cuello a la rabadilla, porque así sirve cuello y muslo; si están bien cocidos, debe usarse la cuchara.

La becada, tordo u otra ave pequeña debe servirse entera.

El lomo se corta al hilo y al través, en pequeñas lonjas.

La pierna de carnero, ternera o cabrito ha de cortarse también a lonjas sujetándola con la mano izquierda por el extremo que regularmente viene ya a la mesa cubierto con un papel.

El conejo o liebre se divide a lo largo; desde el cuello se parte en dos por el espinazo, y extrayendo los lomos se cortan al través en pedazos pequeños.

El pernil frío o caliente y entero se corta al través en lonjas muy delgadas que se colocan en plato separado para servirle.

Para las piezas mayores, como son el jabalí, corzo, lechón, etcétera, podrían consultarse los manuales extensos que tratan de la materia; creemos deber limitarnos a lo que se usa, dejando para un más prolijo estudio lo que rara vez se ve en nuestras mesas.

Los pescados, en general, se sirven con cuchara tirando un corte de la cabeza a la cola por en medio del costado, y otros trasversales a aquel, con lo que resultan trozos proporcionados que, pasándolos al plato limpio, prevenido al efecto, se van sirviendo sucesivamente con la salsa, si la hubiere.

Hay pescados pequeños que se sirven enteros porque se presentan asados o fritos.

El marisco ha de distribuirse según la manera con que fuere guisado.

Para servir la langosta ha de aderezarse antes la salsa o aliño conveniente; móndase toda la cola, despojándola de su coraza; se corta en porciones medianas la parte carnosa, que se sirve a los que gusten, y si alguno apetece las patas o el vientre, deben despojarse todo lo posible la concha.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 17531

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Higiene popular y doméstica. Aquella urbanidad. Manos sucias

    Higiene popular y doméstica Aquella urbanidad La higiene sirve para conservar la salud , prolongar la vida, perfeccionar la constitución del hombre, y preservarle de las enfermedades. La importancia de la higiene se comprende desde luego con solo indicar

  • Imagen Protocolo

    Las habilidades. El baile es una de aquellas frivolidades establecidas a que las gentes de juicio se ven varias veces obligadas a conformarse; y ya que se ponga uno a hacerlo ha de ser como es debido, esto es, dando a entender que fue amaestrado en su

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad general y decoro exterior. Ahora bien, el cargo de formar a la niñez consta de muchas partes, de las cuales la que es tanto principal como primera consiste en que el ánimo ternezuelo se embeba de las aguas seminales de la divina piedad; la siguiente,

  • Imagen Protocolo

    36. A los mayores de edad o dignidad, ¿qué atenciones les son debidas? 37. ¿No son vituperables aquellas niñas desalmadas que se mofan de los viejecitos y de los pobres estropeados? 38. Si un superior mal informado la corrigiese a Vd. sin motivo, ¿se

  • ¿Es lo mismo educar que instruir?

    ¿Es lo mismo educar que instruir? Aquella urbanidad Estos son dos conceptos distintos, aunque su verdadero valor está en su acción simultánea , pero con harta frecuencia se confunden. Educando se instruye; instruyendo se educa ; es, por tanto, muy difícil

  • Imagen Protocolo

    Alabanzas y agradecimientos en sociedad. Cuando a una niña la alaben en su presencia , guárdese de responder groseramente, como algunas, con las palabras: "Vd. se burla, o trata de divertirse a costa mía"; sino modestamente con estas u otras análogas:

  • Imagen Protocolo

    Formalidades a utilizar en las cartas familiares. Por cartas familiares, según el sentido común, debe entenderse toda correspondencia que no sea relativa únicamente a cosas del real servicio; sino es que se verse en asuntos particulares ya pertenecientes

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad y la cortesía. Es cosa llamativa que la mayoría de los cristianos sólo consideran la urbanidad y la cortesía como una cualidad puramente humana y mundana, y no piensan en elevar su espíritu más arriba. No la consideran como virtud que guarda