Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Deberes entre la persona que exige un servicio, y aquella a quien se exige.

Deberes respectivos entre la persona que exige un servicio, y aquella a quien se exige.

 

Novísimo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras para uso de la juventud de ambos sexo.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

De los deberes respectivos.

Entre la persona que exige un servicio, y aquella a quien se exige.

El hombre delicado cuando se ve obligado a solicitar el favor de otro, se dirige siempre a sus amigos mas íntimos.

Las exigencias indiscretas no son propias de gentes bien educadas, y nunca nos propasaremos a pedir lo que ha de costar un sacrificio a la persona a quien se pide.

Justo es agradecer y demostrar su agradecimiento a los que se incomodan por complacernos.

A la persona a quien recientemente se ha hecho un servicio no se le puede exigir otro sin faltar a la delicadeza.

La que está en el caso de acceder a nuestra petición y nos sirva, lo hará con tal delicadeza que parezca cumplir un deber, o se excusará con razones sólidas, mostrando su imposibilidad de satisfacernos.

El que encarece y echa en cara un servicio, libra del agradecimiento a quien lo recibe, y muestra que es muy poco amable y delicado.

Nada hay más innoble que hacer un servicio por el interés de verlo recompensado, ni nada más grosero que abusar de la posición de aquel a quien se ha obligado.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 10852

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Los excesos en las diversiones corporales. En el intervalo de una a otra comida, las personas desocupadas se dedican en los países civilizados a cultivar el talento con la lectura , o se entretienen en amenas e instructivas conversaciones, mientras que

  • Imagen Protocolo

    De los semi-literatos. ¿Quién no conoce a muchos que aspiran a literatos y solo han tomado los defectos de aquellos a quienes han querido imitar? Semejantes hombres ¿se encuentran con algunos que hayan salido de la línea general, o con quien haya publicado

  • Imagen Protocolo

    El aseo. Como se sabe, nuestro cuerpo está siempre transpirando sustancias , siendo necesario su limpieza. De desear fuese que todos dispusiéramos de cuarto de baño, pero tan bonito medio no se puede pedir en los pueblos, donde hay un simple arroyuelo,

  • Imagen Protocolo

    Dedicatoria. Erasmo de Rotterdam, al niño Enrique de Bogoña, del más alto linaje y las más halagüeñas esperanzas, hijo de Adolfo, príncipe de Veere, salud. Si a aquel tres veces grande Pablo no le pesó de convertirse en todas las cosas para todos, a fin

  • Imagen Protocolo

    Los padres y la mala educación de los hijos. " El modo más seguro de hacer a tu hijo miserable, es acostumbrarle a obtenerlo todo ; porque creciendo continuamente sus deseos por la facilidad de satisfacerlos, tarde o temprano la imposibilidad de contentarlos

  • Imagen Protocolo

    De la mesa. La gente civilizada no se alimenta como los salvajes. Existe un decoro particular que se guarda en la mesa y que sería vergonzoso ignorar. Las personas convidadas se hallan por lo común reunidas en el salón principal. Cuando se entra a dar

  • Quehaceres domésticos y dar un buen ejemplo en casa

    Quehaceres domésticos y dar un buen ejemplo en casa Aquella urbanidad Seguramente que, para algunas personas, resultarán frases sin valor o insignificantes las que van al frente de estos renglones. Para los que así piensan, los quehaceres domésticos son

  • Imagen Protocolo

    Equitación. De la silla. Se usan dos clases de sillas, la francesa y la inglesa ; la de picar es propia de los que ejercitan este arte, y la silla húsar pertenece a la caballería ligera. La silla inglesa es más elegante y menos pesada que la francesa