Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Urbanidad y buenos modales en la mesa. I

Los modales en la mesa son como los cubiertos, hay que saberlos utilizar de forma correcta.

 

Tratado de urbanidad para uso de las escuelas. 1865.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Urbanidad y buenos modales en la mesa.

¿Cómo ser urbano con los criados de la casa y con los de fuera de ella?

Nunca trataré de tú a los criados, no me franquearé con ellos, y cuando por orden de mis padres me acompañen a alguna parte no me separaré de su lado, ni querré que me lleven a distinto paraje.

¿En la mesa hay que guardar urbanidad?

La mesa es uno de los lugares donde se conoce mejor la educación del hombre, porque en ella se han de tener presentes muchas reglas de urbanidad.

¿Me dirá Vd. alguna de ellas?

Nunca seré el primero en sentarme, y tomaré el asiento inferior, si no me destinan precisamente, otro.

Una vez sentado, ¿qué hará Vd.?

Colocado en donde corresponda aguardaré que los demás desplieguen la servilleta para hacer yo lo mismo, no me arrimaré mucho a la mesa, ni jamás pondré sobre ella los codos, ni tenderé los brazos.

Cuando se presentan los manjares, ¿qué hará Vd.?

Fijar la vista en los manjares es mucha grosería, y lo es mayor dirigirla al plato de las otras personas para ver la cantidad que han tomado.

¿Partirá Vd. el pan con los dedos?

El pan debe cortarse con el cuchillo y siempre en poca cantidad, y comer la corteza y la miga juntamente.

>

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16366

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Como estamos destinados a vivir en sociedad con los demás hombres, es menester que aprendamos no solo nuestras obligaciones en materia de probidad respecto de ellos, para no ser desterrados como malvados, sino también las reglas de urbanidad , para que

  • Imagen Protocolo

    La sociedad. Pues bien, en la sociedad se encuentran muchos hombres y muchas mujeres que comprenden el deber como el viejo puritano. Cierto es que hay otros que no observan la misma conducta, pero saben que hacen mal aunque su posición social sea buena

  • Imagen Protocolo

    El amor filial y el respeto. La carrera de tus acciones comienza en la familia: la casa paterna es la primer palestra de la virtud ¿Qué diremos de los que pretenden amar a su patria ostentando heroísmo, y faltan a un deber tan alto como la piedad filial?

  • Pareja de adultos sentados en un banco

    El respeto por los ancianos y las mujeres Aquella urbanidad En nuestros tiempos se procura dar fuerza al respeto debido a los ancianos , alegando lo que en esta parte hacían los antiguos. Recordemos que así en Grecia como en Roma, los jóvenes estaban

  • Imagen Protocolo

    Nada hay más criminal, bajo o ridículo que el mentir; es el efecto de la malicia, de la cobardía o de la vanidad, pero generalmente los que mienten no consiguen su objeto, porque tarde o temprano se descubre la mentira. El embustero que trata de rebajar

  • Las acciones cotidianas. Page 47 of 'Spain and its People

    Por sus acciones les conoceréis. Las acciones cotidianas Aquella urbanidad Como en los modales de cada individuo , su conversación, porte y demás actos, se revela la buena o mala educación, que ha recibido, debemos esforzarnos en ser urbanos con todas

  • Imagen Protocolo

    El regalo para los recién casados y entre ellos. Los corbeilles que otras veces se usaban, consistentes en canastillos o cofrecitos preciosos con los encajes, joyas, telas y otros objetos de valor, no se estilan ya, y se contentan con comprar los regalos,

  • Imagen Protocolo

    Disección de las aves. Pavo. Se trincha de dos modos: el primero consiste en levantar un alón y un anca por el mismo lado, y luego el alón y anca opuestos ; se ponen las ancas aparte, después de haberlas dividido en dos trozos, y los alones se cortan