Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cuestiones sobre la urbanidad. III

La urbanidad y la civilidad para los jóvenes en unas simples cuestiones.

 

Tratado completo de urbanidad en verso, para uso de los jóvenes. 1850.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Cuestiones sobre la urbanidad.

¿Son útiles los baños de limpieza?

¿Qué deberes para con Dios tiene que llenar todo buen cristiano al despertar por la mañana?

Después de nuestro Criador, ¿a qué Santos del cielo nos encomendaremos principalmente?

Antes de comenzar nuestras tareas diarias, ¿qué es muy loable efectuar?

¿Debemos mirar con respeto el templo del Señor?

¿Qué compostura guardará Vd. en la iglesia?

¿Es muy provechosa la costumbre diaria de oír misa, y aun de ayudarla si es posible?

¿Qué observará Vd. en punto a las genuflexiones que exige el culto divino?

¿Es necesario frecuentar los sacramentos de la Penitencia y Comunión?

¿Qué veneración se merecen los sacerdotes?

Cuestiones sobre la urbanidad

I II III IV V
VI VII VIII IX X

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16340

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de las faltas que se cometen contra la cortesía al hablar sin consideración, con ligereza o inútilmente. Hablar inconsideradamente es hablar sin discreción, sin mesura y sin prestar atención a lo que se dice. Para no caer en este defecto, el

  • ¿Qué es la civilidad? Definición, circunstancias y diversas suertes

    ¿Qué es la civilidad? Definición, circunstancias y diversas suertes Aquella urbanidad Los antiguos la definieron: " Una ciencia que enseña a complacer en el verdadero rol o lugar que nos toca ". Pero nada sabríamos sin observar las cuatro circunstancias

  • Imagen Protocolo

    Lo mejor no es lo de fuera. Ello es que el hombre que no sale de su país no puede ser cortés, urbano ni agradable. La mejor educación que se le puede dar a un joven es la de un colegio; pero ¿qué es lo que se aprende allí? Allí se pueden aprender las

  • Imagen Protocolo

    Los hijos, respeto a los padres y ancianos. En uno de mis viajes, no a París para desasnarme como el viajero ilustrado, sino a uno de los pueblos que hay alrededor de esta ciudad, encontré a un caballero a tiempo que salía a pasear por una de tantas sendas

  • Imagen Protocolo

    Los defectos en la reuniones y conversaciones. El que quiere dar pruebas de mucho talento se encarga de todo el peso de la conversación y pierde en efecto todo lo que gana en admiración, porque generalmente hablando, los hombres no estiman a aquellos

  • Imagen Protocolo

    La conversación. La conversación es un arte que se perfecciona todos los días , y aunque no es dado a todos conversar con espiritualidad, se necesita tener buen gusto para no hacer un papel desairado. Siempre que se encuentra uno en sociedad debe procurarse

  • Imagen Protocolo

    Del aseo y limpieza. La primera obligación que nos impone la urbanidad es la de ser aseados ; pues de lo contrario causamos, fastidio y asco a todo el mundo. Para esto en primer lugar debemos siempre tener la cara y las manos limpias ; y además de lavarlas

  • Imagen Protocolo

    De la habitación. Nuestros abuelos vivían en habitaciones estrechas y obscuras; la escalera torcida y mal dispuesta, los vidrios pequeños y embutidos en plomo, no dejaban penetrar en las casas sino una media luz; se ignoraba el arte de entarimar, y la