Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Tratamientos, márgenes, firmas y demás circunstancias de las cartas. I

Las primeras dificultades que ocurren a los muchachos, y aún a algunos adultos que carecen de práctica, se fundan sobre el tratamiento que se ha de dar a la persona a quien se escribe.

 

Tratado de Urbanidad y Cortesía. 1800.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Tratamientos, márgenes, firmas y demás circunstancias de las cartas.

Las primeras dificultades que ocurren a los muchachos, y aún a algunos adultos que carecen de práctica, se fundan sobre el tratamiento que se ha de dar a la persona a quien se escribe; sobre la anchura que ha de tener el margen de la carta; sobre el modo de poner la subscripción y la firma, y como ha de ponerse el sobrescrito para dirigir la carta.

Para vencer estas dificultades es conveniente advertir que en España los tratamientos que se usan son los siguientes:

Tú.

Este tratamientos manifiesta superioridad como de Señor a Vasallo, de padres a hijos, de amos a criados; o indica confianza, como entra hermanos y parientes, y entre amigos íntimos, y también de personas mayores de edad a niños.

Señor, Vuesamerced o Usted.

Este tratamiento es el más común y el que, generalmente hablando, se usa entre iguales, así en la conversación, como por escrito: "Vmd., es abreviatura de Vuesamerced".

Señoría.

Está recibido por práctica común, el que se de tratamiento de Señoría a todos los títulos de Castilla, como Duques, Condes y Marqueses (si no son Grandes de España), a los del Consejo de Su Majestad, esto es, a los Ministros togados de los Consejos, Cancillerías y Audiencias de provincias, a los Mariscales de campo, Brigadieres y Coroneles, Gobernadores de Plazas, Intendentes del ejército, a los Ministros Plenipotenciarios o enviados del Rey a reinos extranjeros, al Confesor del Rey o Príncipes, si no tiene otro por razón de dignidad, y a los Inquisidores, porque también pertenecen al Consejo de Su Majestad, y en fin, a los Abades Mitrados.

Ilustrísimo Señor.

Se da este tratamiento a los Presidentes de los Consejos si no tienen otro mayor por otro título; a los Arzobispos y Obispos, a los Camaristas de Castilla e Indias, a los Cabildos de las iglesias catedrales, cuando se escribe a todo el cuerpo junto, y al Inquisidor general, si no tiene otro título de mayor dignidad.

Excelencia.

Este tratamiento se da a los Grandes de España y a sus mujeres y viudas, a los Consejeros de Estado y Secretarios de las Secretarías del Despacho Universal de Estado, Gracia y Justicia, de Hacienda, de Indias, Guerra y Marina; a los Embajadores, a los Capitanes Generales del Ejército, a los Tenientes Generales, a los Caballeros Grandes Cruces de la Real y distinguida órden española de Carlos III.

Eminencia.

Se da este tratamiento a los Cardenales del Sacro Colegio Apostólico Romano.

Alteza.

Este dictado se da a los Príncipes y Princesas, a los Infantes e Infantas de España, al supremo Consejo de Castilla, y a los demás Consejos establecidos en Madrid, inclusa la Sala de Alcaldes de Corte.

Majestad.

Este tratamiento se da únicamente al Rey y a la Reina.

Santidad.

Este dictado solo corresponde al Pontífice Romano, como cabeza de toda la Santa Igleisa.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16208

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Actos que molestan la memoria, los deseos y el amor propio de los demás. Siendo diferentes la suma y la importancia de las perfecciones de que están dotados los hombres, nace de ellas diferente expectación de consideraciones, de suerte que si a todos

  • Tiempo de relax y descanso. Desconectando de la rutina

    Tiempo para descansar. Las diversiones Las diversiones y algunos entretenimientos son ejercicios a los que se puede dedicar algún tiempo durante el día. Sirven para descargar la mente de las ocupaciones serias y al cuerpo de los trabajos fatigosos , en

  • Formas de mirar correctas. Urbanidad de la mirada. Tres preciosas miradas

    La urbanidad de los ojos y de la cara Aquella urbanidad A menudo se conoce, dice el Sabio, por lo que se trasluce en los ojos , lo que una persona lleva en el fondo de su alma, su bondad o mala disposición; y aunque no se pueda tener a través de ello

  • Imagen Protocolo

    Procuremos conservar nuestra salud , como una joya preciosa, que una vez perdida jamás puede recobrarse. ¡Qué remordimientos, qué vergüenza para esos jóvenes decrépitos que ostentan la nieve del invierno en la verde primavera! ¡Enfermos y achacosos se

  • Imagen Protocolo

    La decoración de la alcoba. La alcoba no ha de estar demasiado caliente , y su atmósfera debe renovarse en el momento de entrar en ella para dormir. Lo mejor será no encender fuego en ella. Salvo en caso de enfermedad, nunca debe adquirirse la costumbre

  • Imagen Protocolo

    Escasez de placeres civiles en los pasados siglos. Disminuyendo la suma de placeres inocentes queda, en igualdad de circunstancias, más tiempo y más capital para los placeres ilegítimos. La historia de las artes puede sugerirnos alguna idea acerca del

  • Imagen Protocolo

    Respeto a los padres, maestros y mayores. El cuarto mandamiento del Decálogo nos intima con estrechez la reverencia y respeto para con nuestros padres ; es el primer precepto, que se nos impone, en la segunda tabla de la Ley de Gracia, y al que debemos

  • Imagen Protocolo

    Ventajas que la práctica de la Civilidad procura a aquellos a quienes se practica. Si la práctica de esta Civilidad Cristiana, es útil para nosotros, no lo es menos para aquellos, con quienes se guarda. Si son espirituales, el afecto, que se les manifiesta,