Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

El arte de trinchar. Ternera, carnero y cordero.

Del arte de trinchar, y del servicio de la mesa. Trinchar cuadrúpedos.

 

Novísimo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras para uso de la juventud de ambos sexo.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Del arte de trinchar, y del servicio de la mesa.

La costumbre, ya muy generalizada, de sacar los manjares ya trinchados en grandes fuentes, ha quitado su importancia a este arte, que en tiempos anteriores formaba una parte muy esencial de la buena educación de un joven destinado a brillar en sociedad.

Aunque en el día no sea de tanta utilidad el aprender este arte, sin embargo, nunca debemos rehuir el saber hacer aun las cosas que aparezcan más indiferentes, porque podríamos hallarnos en un compromiso, y avergonzarnos al no salir airosos de nuestro empeño.

El que sabe trinchar piezas grandes, sabrá dividir con primor las pequeñas porciones que ha de comer, y esto dará siempre realce a su finura.

Vamos, pues, a establecer algunas reglas generales, empezando por los

Cuadrúpedos.

Para la disección de la falda , se quitan desde luego los huesos y los nervios, y se corta por la hebra en lonjas transversales.

El lomo asado se parte a lo largo de la hebra.

Ternera.

Distínguese en la ternera: 1.° la lonja, que se divide en cuadros con el
riñon; 2.° la cabeza; 3.° la landrecilla, la tapa y el hígado.

En primer lugar se desprende el lomo y el riñón, y se divide en porciones iguales. Después se van cortando las costillas, cuidando de no dejarlas
descarnadas.

La disección de la cabeza es una de las cosas que exige mayor esmero, porque es muy difícil hacerlo con limpieza.

Las partes de ella que son más estimadas, son las quijadas, las sienes y las orejas, y también son muy exquisitos los sesos. Estos sirven con una
cuchara.

Carnero.

Las partes de este cuadrúpedo que se aderezan en asador, son el cuarto formado de las costillas y del solomo, los cuartos traseros y la espaldilla.

Se divide el cuarto como el de la ternera, desprendiendo el riñón y el solomo.

La disección de los cuartos traseros se hace en esta forma: se toma el cabo con la mano izquierda, y empuñando el cuchillo con la derecha, se cortan lonjas perpendiculares, desde la juntura hasta el hueso, haciendo lo mismo por encima que por debajo.

La porción más delicada de la pierna es el solomo.

Hay poca diferencia entre el modo de cortar la espaldilla y la pierna.

Se toma el hueso con la mano izquierda, y se cortan perpendicularmente primero las carnes intermedias, y luego las que rodean el hueso. Respecto a las carnes exteriores, se cortan en rebanadas horizontales, hasta dejar desarmado el hueso de la espalda.

Cordero.

Se parte el cordero en dos partes iguales, abriéndole desde el principio del pescuezo hasta la cola, lo que se hace echándole el cuchillo sobre el espinazo; después se vuelve a dividir cada cuarto en costillas iguales, o sean sencillas o dobles; se separan las piernas y se cortan en rebanadas.

Del mismo modo se parte el cabrito, del cual las partes más delicadas son las del cuarto trasero, mientras las del cordero, son las costillas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 11123

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Cocina y comedor

    La estancia del comedor: su mejor situación en una casa y los muebles que debe tener Aquella urbanidad El comedor de una casa, para hallarse bien situado, debe estar cerca de la cocina . Aunque las personas dueñas de la casa sean personas pudientes

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad del modo de levantarse de la mesa, y del modo de servir y de recoger la mesa. No hay que esperar a tener el estómago lleno de comida para dejar de comer ; y, así como la educación exige comer con moderación, también exige no comer hasta quedar

  • Imagen Protocolo

    El hombre exaltado. Hay demasiadas personas que no se pagan sino de exterioridades . El honor, el puesto, las riquezas son el único móvil de su corazón; son como el norte que les sirve de guía para conducirse en la sociedad. No rinden sus obsequios sino

  • Imagen Protocolo

    De las visitas. Las visitas tienen por objeto el acercarse los hombres unos a otros y establecer relaciones más íntimas que las que los negocios o el interés pueden producir momentáneamente. Hay mil especies de visitas. Visitas de gracias, de digestión,

  • La conversación. El arte de agradar

    Las palabras que se utilizan al hablar con otras personas Aquella urbanidad Es frecuente, con frecuencia en ocasiones enojosa, el uso en la conversación, de extranjerismos y de citas . El hecho en sí es consecuencia natural y lógica de la abundancia de

  • Imagen Protocolo

    Reglas de cortesía y buenos modales para las niñas. 40. ¿Cómo debe considerar la mentira? Profese siempre la niña odio a la falsedad y a la mentira. Nada la hará más despreciable a los que la traten que el faltar a la verdad forjando embustes y patrañas

  • Imagen Protocolo

    Del espíritu de la contradicción. Cuando vuestra mala estrella os reúna con uno de estos tales, no propongáis conversación alguna ; cededles, porque aunque tengáis toda la lógica de Condillac reunida a la elocuencia e imaginación de Chateaubriand, no

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad del viaje en diligencia. ** Pregunta. ¿Qué debe practicar un caballero tan luego como haya ocupado su puesto en el carruaje? Respuesta . Si observa que una señora tiene su puesto menos cómodo que el suyo se le ha de ofrecer atentamente, y debe