Logo Protocolo y Etiqueta

Los honores en la mesa.

En los almuerzos y comidas de ceremonia se suelen estilar ciertos usos y costumbres muy especiales.

 

Guía práctica de las familias.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Los honores en la mesa.

En los almuerzos y comidas de ceremonia, se usa envolver en la servilleta de cada convidado, un panecillo tierno de media libra, doblando al efecto sus cuatro puntas, y formando un octógono o cualquiera otra figura.

Sobre la servilleta se pone una lista de los manjares que han de servirse, con el nombre de la perdona que ha de usarla.

La señora de la casa se sienta en el centro de la mesa, por lo regular, en frente de su marido, que le ayuda a hacer los honores, y a su izquierda y derecha señalará sitio cerca de si a las personas que le merezcan mayores consideraciones.

El criado que sirve a la mesa se colocará detrás de su silla, a alguna distancia, con un plato en la mano y una servilleta debajo del brazo, a fin de atender a la menor señal que le haga su ama. Esta debe conocer perfectamente la simetría, es decir, saber distinguir bien los platos y disponerlos convenientemente, asignando a cada uno el sitio que le corresponde, indicando la manera de servirlo, etc.

El servicio de una mesa de tono varía según el número de convidados, y tanto sobre este particular como acerca de los variados manjares con que aquella ha de cubrirse, se pueden en cualquier libro de cocina.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 15684

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La vulgaridad en el lenguaje es una señal característica de mala educación y de acompañarse con gente ordinaria. Expresiones proverbiales y dichos comunes son las flores de la retórica usadas por un hombre vulgar. Tiene además una palabra favorita, que

  • Higiene popular y doméstica. Aquella urbanidad. Manos sucias

    Higiene popular y doméstica Aquella urbanidad La higiene sirve para conservar la salud , prolongar la vida, perfeccionar la constitución del hombre, y preservarle de las enfermedades. La importancia de la higiene se comprende desde luego con solo indicar

  • Imagen Protocolo

    La cortesía de los súbditos para con los Magistrados. Desenvolviendo la idea del magistrado hasta el punto que es necesario al presente argumento, reconoceremos fácilmente los actos de cortesía que se le deben , y los extremos que deben evitarse. El magistrado

  • Imagen Protocolo

    Juventud rural. La apostura. La Sagrada Escritura, en el Libro Eclesiástico, en los últimos versículos del capítulo XIX, dice: " Por la vista es conocido el hombre y por el aire de la cara es conocido el cuerdo ". El vestido del cuerpo, la risa de los

  • Imagen Protocolo

    De la urbanidad. Dice Duclós que la urbanidad es la expresión o la permuta de las virtudes ; pero Labruyere da de ella una definición más exacta, al parecer, y más clara. Dice que el espíritu de urbanidad es cierta atención a que nuestras palabras y modales

  • Imagen Protocolo

    Cuando una persona hospeda en su casa a uno de sus parientes que reside en otro punto, lo participa a sus amigos para que vayan a visitarle. Las visitas de pésame pueden hacerse en el término de treinta días. Las de despedida se hacen y se pagan en los

  • Imagen Protocolo

    Las visitas y los saludos. Después del saludo a la señora de la casa , el visitante va a estrechar la mano de las personas que conoce. La señorita visitada le presenta a las demás. Primero repite el nombre del visitante: "El señor de ..... o la señora

  • Imagen Protocolo

    Cuestiones sobre la urbanidad. Después de Dios, ¿a quiénes debemos más amor y respeto? ¿En qué ocasiones besará Vd. la mano a sus padres? Si alguna vez fuere Vd. reprendido por sus padres o maestros, ¿cómo se portará? ¿Saldrá Vd. jamás de casa sin permiso