Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Los alimentos. ¿Cómo se comen? Parte primera

La manera de comer el pan, la sopa, la carne, el pescado, los huevos y los garbanzos

 

Reglas de Urbanidad para la Juventud Rural

Pareja charlando durante una comida
Cómo se comen alimentos. Pareja charlando durante una comida

Los alimentos en la mesa

Cómo se come el pan

El pan se coloca a la izquierda del comensal y se come partiéndole en rebanadas con el cuchillo, dividiéndolas en trozos para llevarlo a la boca, terminándolos de dividir con los mismos dedos, según se va necesitando; hoy se usa poco el cuchillo para partir el pan; no obstante, hay que reconocer está mejor partirlo con él. No se debe rebañar el plato con el pan, ni nos servirá de entremés. Si lo necesita nuestro adlátere, es muy cortés ofrecérsele, no con la mano, ni con el cuchillo. En los hoteles suele ponerse un plato con pan, sirviéndose todos los de la mesa.

Cómo se toma la sopa

En las casas de mucha etiqueta, puesta la sopera en la mesa de la vajilla, la sirvienta sirve a cada comensal, llevando plato por plato.

La sopa se toma con la cuchara. La sopa no se sopla; si está caliente, se moverá pausadamente para que se enfríe. No llenaremos mucho la cuchara; no echaremos en ella cogiendo el plato lo último de la sopa, menos tomándola con el mismo plato; lo más que se permite, es levantar un poquito el plato para terminar; si estamos entre personas desconocidas, ni esto.

Cómo se comen los garbanzos

Pueden presentarse en potaje o cocido. Si es potaje, se toma con la cuchara, no estando permitido estrujarlos, haciendo papilla.

El cocido castellano se toma con el tenedor; los de los pueblos usan la cuchara, ante el peligro de caerlos, hacen bien; es preferible antes de quedar en ridículo. No están permitidas las mezclas en la comida; excepto en el cocido castellano, donde hay tocino, chorizo y relleno.

La generalidad lo envuelven todo. No esta mal, ya que así lo exige la comodidad. Muy pocos van tomando porciones de los distintos ingredientes; esto es molestísimo.

Cómo se come la carne

La cane se corta con el cuchillo en trocitos, y, partida toda, se lleva a la boca con el tenedor. Jamás la comeremos con los dedos, ni llevaremos los huesos a la boca para chuparlos. Algunos cogen los huesos con los dedos, descarnándolos con los dientes; este proceder es permitido en estos tiempos de racionamiento, comiendo en casa; de otro modo, no está bien; igualmente, no se puede coger los huesos con los dedos y sacar la carne con el cuchillo. Los huesos sujetándolos con el tenedor, se corta con el cuchillo lo que se pueda, dejando el hueso en el plato sin tocarle con los dedos.

Cómo se toma el pescado

El pescado se toma como la carne, con la diferencia de que no se usa el cuchillo más que para sacar la espina. Ya dijimos que en hoteles, ponen una especie de cuchillo-paleta y un tenedor pequeño para el fresco.

Cómo se comen los huevos

De distinta manera suelen presentarse: en tortilla, al plato, etc. Se comen con el tenedor, y si se presentan preparados con leche, con cucharilla. Los huevos pasados por agua, se presentan en la huevera, con la punta mas ancha hacia arriba; se cascan circularmente, quitándoles la cáscara; la albúmina que hay en la superficie se toma con la cucharilla, se toma un poquito de sal, que colocada en el plato, se echa poco a poco según se toma el huevo con rebanaditas de pan, y lo que no se puede tomar con el pan, se saca con la cucharilla; terminado, se deja la cáscara en el plato, volviendo la huevera; no está permitido sorber el huevo.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8034

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Reglas de la conversación. Como la poca reflexión de los niños les hace hablar muchas veces más de lo que es menester, y por más reglas que se les den nunca serán suficientes para las que necesitan, propondremos todavía otras muchas, y aun no pocas casi

  • Peter Simple ... Illustrated by J. A. Symington

    Cortesanía y honores en la mesa y reglas para trinchar Aquella urbanidad Variedad de artes cisorias tenemos en todas lenguas; pero en realidad el método mas cómodo, grato y libre de inconvenientes para repartir los manjares, es prevenir que se saquen

  • Imagen Protocolo

    El amor filial y el respeto. La carrera de tus acciones comienza en la familia: la casa paterna es la primer palestra de la virtud ¿Qué diremos de los que pretenden amar a su patria ostentando heroísmo, y faltan a un deber tan alto como la piedad filial?

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad bien entendida. El hombre no se basta a sí mismo , y por lo tanto no ha nacido para vivir aislado. Débil por naturaleza y desde su primer vagido asaltado de continuo por necesidades sin cuento, impelido por deber y por instinto a conservar

  • Imagen Protocolo

    La estimación del saber y aprender Si tu ocupación o tus quehaceres domésticos no te dejan lugar para consagrarte a los libros , guárdate de una inclinación vulgar, común en los que poco o nada estudian; y es la de aborrecer todo el saber no conseguido

  • Imagen Protocolo

    Cualidades de la letra para escribir una carta. Yo no me empeñaré en sostener, como alguno quiere, que para conocer si es buena o mala una letra o carácter se necesita saber su derivación, principios, progresos, decadencia, restauración, y en una palabra,

  • Cartas amorosas

    Las cartas de amor: las declaraciones amorosas en las cartas de época Aquella urbanidad La pasión que más generalmente domina al género humano es la del amor . Un tiempo hay en que el hombre delira por amoríos, y hay quien jamás en su dilatada vida puede

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de cómo hay que despedirse y marcharse en las visitas. Cuando se visita a alguien que es de rango superior, o cuando uno se da cuenta de que la persona con quien está, tiene algo que hacer, no hay que detenerse tanto tiempo que se vea forzada