Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

La urbanidad para señoritas de Saturnino Calleja

El escritor del manual, justifica las diferencias que establece la urbanidad según el sexo

 

Compendio de las más esenciales reglas de urbanidad y buena crianza para niñas. 1888.

Notre pays de France. Bretagne.
Lamina British. Notre pays de France. Bretagne.

La urbanidad para señoritas de Saturnino Calleja

Aquella urbanidad

Aunque los preceptos de la urbanidad obligan por igual a los dos sexos, es indudable que no todos los que se recomiendan al hombre son aplicables a la mujer, que desempeña en la vida social un papel muy distinto, y por su misma debilidad y delicadeza es acreedora a excepcionales consideraciones.

Consignan las leyes la supremacía civil del hombre; mas, por fortuna, las costumbres han establecido para con la mujer justas y galantes preferencias, que se observan en mil detalles del trato social, y que la rodean de una atmósfera de distinción y respeto.

Estas mismas distinciones que a la mujer son debidas, y que no puede negarle quien se precie de cortés y caballero, la obliga, por su parte, a no descuidar detalle alguno de su educación, tanto para saber apreciar las muestras de consideración y respeto que reciba, como para hacerse más merecedora de ellas.

En este modesto tratado de urbanidad, están contenidas las principales reglas de urbanidad que debe tener en cuenta una niña para merecer con justicia el honroso título de cortés y bien educada, que realzará mucho sus otras buenas prendas.

Toda obrita de este género es, por fuerza, deficiente, pues no es posible prever en un tratado elemental las innumerables circunstancias de la vida en que puede ponerse a prueba la urbanidad y buena crianza de una persona, ni cabe hacer otra cosa que sentar los principios fundamentales que han de servir de base para el ulterior desarrollo de la educación y para la práctica del trato social.

Por fortuna, las señoras profesoras sabrán llenar, con sus consejos y advertencias a las niñas, los vacíos que se puede haber en este opúsculo, que recomendamos a su benevolencia.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18376

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Insultos a la pública decencia en los pasados siglos. Los juegos bufonescos, mímicos y teatrales, anteriores al singlo XIV están muy lejos de ser decentes, como puede verse en las proscripcíones que de ellos hacen diferentes autores contemporáneos, y

  • Imagen Protocolo

    Los dientes. Los dientes hermosos son el adorno indispensable de un buen rostro , y son también la señal, y frecuentemente la causa de una buena salud. La digestión, cuya función exacta y regular es indispensablemente necesaria para la salud, depende

  • Imagen Protocolo

    Los celos y las pasiones en sociedad. El hombre que llega a dejarse dominar de una pasión, es imposible que sepa manejarse con prudencia , porque no, ve los objetos como son en realidad, sino conforme a su pasión: un pequeño lunar le parece una deformidad

  • Imagen Protocolo

    La estimación del saber y aprender Si tu ocupación o tus quehaceres domésticos no te dejan lugar para consagrarte a los libros , guárdate de una inclinación vulgar, común en los que poco o nada estudian; y es la de aborrecer todo el saber no conseguido

  • Imagen Protocolo

    Amistades. Amistad de boca. Amistad de nombre. Engañar con juramentos. Diferencia del amigo al compañero. Precauciones cuando se quiebra. Ganar amigos, sin perder los antiguos. Buena crianza. Su definición. Su utilidad. Reglas generales. Punto fijo de

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de los modales y la compostura de todo el cuerpo. Lo que más contribuye a dar distinción a una persona y hacer que por su comedimiento se la considere como persona juiciosa y ordenada, es que mantenga todas las partes de su cuerpo en la actitud

  • Personas agradables y desagradables. El arte de agradar

    La relaciones con personas de trato agradable y personas virtuosas. Las imperfecciones humanas y los errores Aquella urbanidad Es cierto, desgraciadamente, que en la vida abunda más lo malo que lo bueno ; también es cierto que es mucho mayor el número

  • Imagen Protocolo

    De los bailes públicos y particulares. En estas reuniones debemos conducirnos con atención y civilidad con todos los concurrentes, aunque no los conozcamos. No te atrevas a figurar en una contradanza, si no sabes bailar pasablemente. Los novicios o torpes