Logo Protocolo y Etiqueta

La urbanidad para señoritas de Saturnino Calleja

El escritor del manual, justifica las diferencias que establece la urbanidad según el sexo

 

Compendio de las más esenciales reglas de urbanidad y buena crianza para niñas. 1888.

Notre pays de France. Bretagne.
Lamina British. Notre pays de France. Bretagne.

La urbanidad para señoritas de Saturnino Calleja

Aquella urbanidad

Aunque los preceptos de la urbanidad obligan por igual a los dos sexos, es indudable que no todos los que se recomiendan al hombre son aplicables a la mujer, que desempeña en la vida social un papel muy distinto, y por su misma debilidad y delicadeza es acreedora a excepcionales consideraciones.

Consignan las leyes la supremacía civil del hombre; mas, por fortuna, las costumbres han establecido para con la mujer justas y galantes preferencias, que se observan en mil detalles del trato social, y que la rodean de una atmósfera de distinción y respeto.

Estas mismas distinciones que a la mujer son debidas, y que no puede negarle quien se precie de cortés y caballero, la obliga, por su parte, a no descuidar detalle alguno de su educación, tanto para saber apreciar las muestras de consideración y respeto que reciba, como para hacerse más merecedora de ellas.

En este modesto tratado de urbanidad, están contenidas las principales reglas de urbanidad que debe tener en cuenta una niña para merecer con justicia el honroso título de cortés y bien educada, que realzará mucho sus otras buenas prendas.

Toda obrita de este género es, por fuerza, deficiente, pues no es posible prever en un tratado elemental las innumerables circunstancias de la vida en que puede ponerse a prueba la urbanidad y buena crianza de una persona, ni cabe hacer otra cosa que sentar los principios fundamentales que han de servir de base para el ulterior desarrollo de la educación y para la práctica del trato social.

Por fortuna, las señoras profesoras sabrán llenar, con sus consejos y advertencias a las niñas, los vacíos que se puede haber en este opúsculo, que recomendamos a su benevolencia.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18376

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Los excesos en las diversiones corporales. En el intervalo de una a otra comida, las personas desocupadas se dedican en los países civilizados a cultivar el talento con la lectura , o se entretienen en amenas e instructivas conversaciones, mientras que

  • Imagen Protocolo

    Devolver una visita. Compartir una visita. En cuanto a devolver las visitas, una señora que recibe con frecuencia está dispensada , y las amigas van a verla a ella; pero de vez en cuando ha de ir a visitarlas o dejarles tarjeta. Los que se conocen en

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de los cumplidos y de las malas formas de hablar. Hay dos clases de cumplidos ; unos, con los que expresamos algún sentimiento, sea de alegría, para manifestar gozo por alguna cosa favorable que haya ocurrido a la persona a quien encontramos

  • Imagen Protocolo

    Como estamos destinados a vivir en sociedad con los demás hombres, es menester que aprendamos no solo nuestras obligaciones en materia de probidad respecto de ellos, para no ser desterrados como malvados, sino también las reglas de urbanidad , para que

  • Pescado asado Mahinlo.

    Cómo cortar el pescado y servirlo a la mesa Aquella urbanidad Por lo que respecta al modo de servir el pescado , es menester advertir, que de la carpa guisada o estofada, la cabeza es lo más sabroso. Si la carpa está entera, se le quitan primero las escamas

  • Imagen Protocolo

    Hay personas que contraen la costumbre de desatender completamente al que refiere una anécdota desde que empieza a hablar, para ocuparse en recordar los pormenores de otra que se proponen referir, manifestando así un intolerante menosprecio al que se

  • Imagen Protocolo

    Respeto debido a las autoridades. ** Pregunta. ¿Qué debe todo buen ciudadano a las AUTORIDADES? Respuesta . Respeto y sumisión a cuanto le ordenen o manden. ** Pregunta. ¿No hay una autoridad en todos los pueblos, que merece consideración y respeto a

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad, recato y de la limpieza en los vestidos. El medio de poner límites a la moda en lo referente a los vestidos e impedir a quienes la siguen dejarse llevar a excesos, es someterla y forzarla al recato, que debe ser la norma de conducta del cristiano