Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Tarde veinte. Cumplimientos.

'Adonde fueres, haz como vieres'. Quiero decir que, si alguna vez vais a un reino extranjero, os sujetéis a los usos y costumbres del pais.

 

Lecciones de moral, virtud y urbanidad.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Observad, hijos míos, el modo con que un hombre de buena educación da una enhorabuena, o un pésame, a sus superiores, a sus iguales y a sus inferiores; observad su semblante y el tono de su voz; porque todo concurre al punto principal de agradar. Ved con qué viveza, con qué ardor y alegría en todo su rostro se presenta a un novio, y abrazándole, o apretándole la mano, tal vez le dice: "Si hace V. justicia a la amistad que le profeso, juzgará V. de la alegría que siento en esta ocasión, mejor que lo que puedo expresarla, etc." Al otro que está afligido se dirige lentamente, con grave continencia y con voz mucho mas baja, tal vez le dice: "Espero que me hará V. la justicia de creer que siento lo que V. siente, y que siempre tomaré interés en todo aquello que concierna a V."

Antes de ir a dar un paseo, y por temor de que se me olvide mañana, os recordaré aquel proverbio castellano, que dice: "Adonde fueres, haz como vieres". Quiero decir que, si alguna vez vais a un reino extranjero, os sujetéis a los usos y costumbres del pais; para lo cual es bueno que, además de instruiros en el idioma que se hable en él, os hagáis con algún libro, que os ponga al corriente de aquello que necesitáis saber, para no cometer ciertas faltas, que vuestra ignorancia no podria evitar el que se os riesen las gentes de poco mundo. La buena educación no permite que se desprecien, estando en un pais extranjero, aquellos usos, hábitos y trajes que no son conformes a los nuestros.

Vámonos de aquí, hijos mios, antes que os canséis de oirme. Yo bien sé que no todo lo que os digo se os quedará grabado en la memoria, mas con tal que quede algo habré conseguido mi objeto.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 5154

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Deberes para con nuestros padres. "La urbanidad es la flor de la humanidad. El que no es fino y atento, no es bastante humano. La urbanidad es una especie de túnica que envuelve las asperezas de nuestro carácter, embotándolas, y que impiden lleguen a

  • Imagen Protocolo

    Los criados. Examinemos ahora las relaciones que una mujer distinguida necesita tener con sus criados. El asunto no es de poca importancia. " A tal amo, tal criado ", se dice vulgarmente, y con ello se indica que el buen ejemplo influye sobre los sirvientes.

  • Imagen Protocolo

    El cuerpo de la carta. Antiguamente se dejaba siempre una márgen de dos o tres dedos; pero en el día solo se conserva esta cortesía con las personas superiores, y con las que tratamos con poca familiaridad. En la serie de una carta, por muy corta que

  • La conversación. El arte de agradar

    Las palabras que se utilizan al hablar con otras personas Aquella urbanidad Es frecuente, con frecuencia en ocasiones enojosa, el uso en la conversación, de extranjerismos y de citas . El hecho en sí es consecuencia natural y lógica de la abundancia de

  • Imagen Protocolo

    - Un viejo no ama a veces en sus amigos sino los testigos vivientes de los encantos y agrados de su juventud. - El hombre necesita más de lo que se cree del sentimiento de admiración y se entrega a él voluntariamente cuando no encuentra rivalidad. - La

  • Imagen Protocolo

    En la mesa no tomaremos en las manos , ni tocaremos otra comida que el pan destinado para nosotros. Respecto de las frutas, jamás las despojaremos de su corteza, sino por medio del tenedor y del cuchillo. No comamos nunca demasiado deprisa ni demasiado

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad de la frente, de las cejas y de las mejillas. Es muy indecoroso arrugar la frente ; de ordinario es señal de espíritu inquieto y melancólico, y hay que tener cuidado de que en ella no se manifieste rudeza, sino cierto aire de cordura, dulzura

  • Imagen Protocolo

    De lo que nos debemos a nosotros mismos. Si estamos obligados con nuestros semejantes a ciertas atenciones que la sana moral ordena o autoriza, existen relativamente a nosotros mismos reglas particulares de decoro de una austeridad no menos rigurosa .