Logo Protocolo y Etiqueta

Ventajas de la urbanidad y el despejo.

La ventanjas de la urbanidad, el despejo y la calidad del niño urbano.

 

Tratado de urbanidad para uso de las escuelas. 1865.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Ventajas de la urbanidad y el despejo.

¿A qué llama Vd. despejo?

Entiendo por despejo la soltura y facilidad en las acciones que pueden considerarse como actos exteriores de urbanidad.

¿Qué ventajas trae la Urbanidad?

Desde luego la Urbanidad da una buena idea de nosotros mismos, de nuestra familia y de nuestra educación, y dispone a nuestro favor a la persona a quien nos dirigimos.

Sabidas las bases de la urbanidad, me dirá Vd. ¿qué cosas son las que esencialmente reprueba?

Son abiertamente opuestos a la urbanidad el orgullo, la afectación, la petulancia, la curiosidad y el encogimiento.

¿Cuál es la primera calidad de un niño urbano?

Lo primero, lo más esencial y lo que no debe olvidar nunca un niño cortés es la modestia.

¿Cómo logrará un niño ser cortés?

Para llegar un niño a ser político debe tener siempre presentes las reglas de urbanidad, e imitar a las personas bien educadas y amables.

¿Usará Vd. un mismo grado de urbanidad con todos los hombres?

La urbanidad no ha de ser la misma con todos los hombres, porque las diversas categorías de la sociedad exigen distintos modales y palabras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16224

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Por el modo de portaros en una sociedad, formarán las gentes que no os conozcan buena o mala opinión de vosotros; es pues muy importante que no os descuidéis sobre este punto. Al entrar en un paraje donde se hallen reunidas muchas personas,

  • Imagen Protocolo

    Los dientes. Los dientes hermosos son el adorno indispensable de un buen rostro , y son también la señal, y frecuentemente la causa de una buena salud. La digestión, cuya función exacta y regular es indispensablemente necesaria para la salud, depende

  • Imagen Protocolo

    Deberes de la hospitalidad. Evitemos todo lo posible el hospedarnos en casa ajena , pues por confianza que tengamos con nuestros amigos, la presencia de un extraño siempre es importuna en el hogar doméstico, y consideremos que sus gastos y sus incomodidades

  • Imagen Protocolo

    El saludo a los amigos. Con los muy amigos, es corriente estrecharse la mano , y darse unas palmaditas en la espalda; algunos hasta se abrazan. Con los familiares, se guardarán las costumbres de la región; pero en público no pueden seguirse algunas, máxime

  • Imagen Protocolo

    Los deberes en reuniones y conversaciones. ¿Y qué diremos de los que escriben su propia vida? El severo Tácito no se ha atrevido a vituperar a muchos famosos ingenios de la antigüedad que publicaron hechos, no por ostentación y orgullo, sino a impulsos

  • Imagen Protocolo

    Una ojeada histórica. En el decurso de este escrito muchas veces he aludido a los usos de los antiguos bárbaros y semi-bárbaros, con el objeto de resaltar la civilización actual. La civilización considerada en su verdadero punto de vista es el triunfo

  • Imagen Protocolo

    El exceso de la infelicidad social durante los pasados siglos. Los expatriados van errantes por Italia mendigando ayuda y fuerzas para entrar en su país; se vende la patria a los príncipes extranjeros con pretexto de hacerla libre ; las magistraturas

  • Cuidar los malos hábitos y la mala educación en la mesa y en la vida diaria. Mesa elegante para una cena

    Los hábitos malos en la mesa y en la vida Aquella urbanidad Los descuidos de la crianza , y las faltas de observación al principio dejan ciertos resabios en los jóvenes que les hacen poquísimo favor. Se queda luego en estado de no reparar si le son defectuosos