Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Idea general de la urbanidad. Lección primera. Parte I.

Qué es la urbanidad y otras preguntas generales relativas a la idea general de la urbanidad y la buena crianza.

 

Reglas de Urbanidad para niños y niñas. Imprenta José Matas. 1843.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Idea general de la urbanidad. Lección primera.

* Pregunta. ¿Qué es URBANIDAD?

Respuesta. El arte de ordenar agradablemente nuestras palabras y acciones, atendiendo al lugar en que nos encontramos, y a la edad, calidad y sexo de las personas que están con nosotros.

* Pregunta. ¿Porqué debe atenderse al LUGAR en el ejercicio de este arte?

Respuesta. Porque nuestras palabras y acciones no deben ser las mismas en nuestra casa que en la ajena, ni las mismas en el paseo que en la iglesia, etc.

* Pregunta. ¿Porqué se ha de atender a la EDAD de las personas?

Respuesta. Porque el lenguaje de un niño no debe ser el de un anciano, pues sería en extremo ridículo que quisiese aparentar en sus palabras y acciones la experiencia y madurez de un hombre de setenta años.

* Pregunta. Y ¿porqué más?

Respuesta. Porque tampoco ha de usarse el mismo lenguaje con un anciano que con otro que sea de la edad del que habla.

* Pregunta. ¿Porqué se ha de atender también a la CALIDAD?

Respuesta. Porque sería tan repugnante tratar a un sacerdote cual un criado, como ridículo dar a un escribiente el tratamiento de un magistrado.

* Pregunta. Y ¿Porqué ha de atenderse igualmente al SEXO?

Respuesta. Porque las atenciones y miramientos que se deben mutuamente las personas de un mismo sexo, han de diferir por precisión de las que se deben unas a otras las de sexo diferente.

* Pregunta. ¿Cuáles son las BASES de la urbanidad?

Respuesta. La discreción, la circunspección, el respeto, la afabilidad, la modestia, la jovialidad, el despejo y el decoro.

* Pregunta. ¿Qué enseña la DISCRECIÓN?

Respuesta. A no hablar sino cuando convenga y siempre en una justa medida, y a dirigir nuestras acciones de modo que sean agradables a Dios y a nuestros semejantes.

* Pregunta. ¿Para qué sirve la CIRCUNSPECCIÓN?

Respuesta. Para indicarnos la oportunidad en nuestras palabras y acciones, dando a unas y otras el carácter de prudencia y gravedad que tanto agradan en las personas finamente educadas.

* Pregunta. ¿Y porqué el RESPETO es otra de las bases de la urbanidad?

Respuesta. Porque Dios lo mismo que la sociedad piden que tengamos una respetuosa deferencia a todas las personas que por su edad, calidad o sexo sean acreedoras a ella.

* Pregunta. Y ¿la AFABILIDAD para qué sirve?

Respuesta. Para hacer agradable nuestra conversación y trato, imprimiendo en nuestras palabras y acciones aquella suavidad y dulzura que hacen apetecer nuestra sociedad.

* Pregunta. ¿Qué se consigue con la MODESTIA?

Respuesta. Poseyendo sin hipocresía ni afectación esta virtud cristiana, no corremos riesgo de herir el amor propio de nuestros semejantes, rebajando sus buenas cualidades por ensalzar las que pueden sernos propias.

* Pregunta. Y ¿con la JOVIALIDAD que se alcanza?

Respuesta. La jovialidad cuando no es excesiva, hace agradable y ameno el trato de quien la posee, pues destierra de la conversación amistosa la monotonía y el fastidio que nunca debieran hallarse en una reunión de personas finamente educadas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8491

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Cortedad. Su carácter. Diferencia de la cortedad a la modestia. Es gran mérito no ser corto. Medio entre la cortedad y el descoco. Se ha de desarraigar desde la niñez. La cortedad nos hace torpes. Mal modo de comer. Habla con cuidado y con tino. Desatención.

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad al vestirse y al desnudarse. El pecado nos ha puesto en la necesidad de vestirnos y de cubrir nuestro cuerpo con vestidos . Por ese motivo, puesto que siempre llevamos con nosotros la condición de pecadores, nunca debemos mostrarnos, no sólo

  • Imagen Protocolo

    Las conversaciones en sociedad. Alguna vez será permitido, a fin de amenizar la conversación con la variedad, continuar la narración que acaba de concluirse, usando previamente de estas expresiones: "ahora que me acuerdo u ocurre"; "a propósito de esto";

  • Torre Eiffel, París, Francia

    Reglas de etiqueta según la moda de París Aquella urbanidad Traje de paseo (toilette de promenade ) para caballeros. Los sombreros están mandados recoger . Solo se estilan en los salones de baile , en los términos que más adelante explicaremos. Para

  • Imagen Protocolo

    La comida. Cuando comemos en familia se tienen libertades que no están permitidas fuera de casa o comiendo con personas extrañas. No debemos olvidar que la Urbanidad es un arte, y se adquiere con el ejercicio . Por lo tanto, aun comiendo en familia, en

  • Imagen Protocolo

    La amistad. Los jóvenes suelen tener entre sí una franqueza tan indiscreta, que les hace caer en mil lazos y ser la burla del suspicaz o falso amigo; creen que todo el que se les arrima y les llama amigo lo es verdaderamente , y le pagan esta declaración

  • Imagen Protocolo

    Reglas de hablar. Como la lengua, no obstante, su pequeñez, sea el miembro más difícil de arreglar nos ha parecido necesario dar en este capítulo algunos documentos proporcionados a la niñez, para que regulando nuestros discípulos sus palabras según las

  • Paseo por la calle.

    Cortesía al ir por la calle Un hombre debe apartarse de la acera, lleve o no la derecha, para dejar paso a una mujer ; pero ella no debe exigirlo si él buenamente no lo hace. El asiento en el paseo o en el tranvía debe ser siempre ofrecido a las señoras;