Logo Protocolo y Etiqueta

Idea general de la urbanidad. Lección primera. Parte I.

Qué es la urbanidad y otras preguntas generales relativas a la idea general de la urbanidad y la buena crianza.

 

Reglas de Urbanidad para niños y niñas. Imprenta José Matas. 1843.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Idea general de la urbanidad. Lección primera.

* Pregunta. ¿Qué es URBANIDAD?

Respuesta. El arte de ordenar agradablemente nuestras palabras y acciones, atendiendo al lugar en que nos encontramos, y a la edad, calidad y sexo de las personas que están con nosotros.

* Pregunta. ¿Porqué debe atenderse al LUGAR en el ejercicio de este arte?

Respuesta. Porque nuestras palabras y acciones no deben ser las mismas en nuestra casa que en la ajena, ni las mismas en el paseo que en la iglesia, etc.

* Pregunta. ¿Porqué se ha de atender a la EDAD de las personas?

Respuesta. Porque el lenguaje de un niño no debe ser el de un anciano, pues sería en extremo ridículo que quisiese aparentar en sus palabras y acciones la experiencia y madurez de un hombre de setenta años.

* Pregunta. Y ¿porqué más?

Respuesta. Porque tampoco ha de usarse el mismo lenguaje con un anciano que con otro que sea de la edad del que habla.

* Pregunta. ¿Porqué se ha de atender también a la CALIDAD?

Respuesta. Porque sería tan repugnante tratar a un sacerdote cual un criado, como ridículo dar a un escribiente el tratamiento de un magistrado.

* Pregunta. Y ¿Porqué ha de atenderse igualmente al SEXO?

Respuesta. Porque las atenciones y miramientos que se deben mutuamente las personas de un mismo sexo, han de diferir por precisión de las que se deben unas a otras las de sexo diferente.

* Pregunta. ¿Cuáles son las BASES de la urbanidad?

Respuesta. La discreción, la circunspección, el respeto, la afabilidad, la modestia, la jovialidad, el despejo y el decoro.

* Pregunta. ¿Qué enseña la DISCRECIÓN?

Respuesta. A no hablar sino cuando convenga y siempre en una justa medida, y a dirigir nuestras acciones de modo que sean agradables a Dios y a nuestros semejantes.

* Pregunta. ¿Para qué sirve la CIRCUNSPECCIÓN?

Respuesta. Para indicarnos la oportunidad en nuestras palabras y acciones, dando a unas y otras el carácter de prudencia y gravedad que tanto agradan en las personas finamente educadas.

* Pregunta. ¿Y porqué el RESPETO es otra de las bases de la urbanidad?

Respuesta. Porque Dios lo mismo que la sociedad piden que tengamos una respetuosa deferencia a todas las personas que por su edad, calidad o sexo sean acreedoras a ella.

* Pregunta. Y ¿la AFABILIDAD para qué sirve?

Respuesta. Para hacer agradable nuestra conversación y trato, imprimiendo en nuestras palabras y acciones aquella suavidad y dulzura que hacen apetecer nuestra sociedad.

* Pregunta. ¿Qué se consigue con la MODESTIA?

Respuesta. Poseyendo sin hipocresía ni afectación esta virtud cristiana, no corremos riesgo de herir el amor propio de nuestros semejantes, rebajando sus buenas cualidades por ensalzar las que pueden sernos propias.

* Pregunta. Y ¿con la JOVIALIDAD que se alcanza?

Respuesta. La jovialidad cuando no es excesiva, hace agradable y ameno el trato de quien la posee, pues destierra de la conversación amistosa la monotonía y el fastidio que nunca debieran hallarse en una reunión de personas finamente educadas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8491

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La dignidad y el decoro. Regularmente sucede que aquellos a quienes, o el verdadero mérito, o la proporción ha colocado en un lugar honroso y de gran dignidad , abusan de su autoridad y del poder que le dan su empleo y sus riquezas. Los menesterosos,

  • Imagen Protocolo

    Del vestido. Si al salir de los brazos del reposo solo estuviéramos expuestos a la mirada penetrante del que todo lo ve, no tendríamos otros deberes que cumplir sino aquellos a que está obligada la criatura respecto de su Criador; pero muchas veces la

  • Imagen Protocolo

    Cómo servir la mesa y trinchar los alimentos. Reglas para trinchar y servir la mesa. El que sirve , después de poner la sopa en un plato, lo entregará con la mano derecha a la persona para quien la puso. Todo lo demás lo pondrá, después de cortado, en

  • Imagen Protocolo

    La vulgaridad en el lenguaje es una señal característica de mala educación y de acompañarse con gente ordinaria. Expresiones proverbiales y dichos comunes son las flores de la retórica usadas por un hombre vulgar. Tiene además una palabra favorita, que

  • Imagen Protocolo

    Del modo de conducirnos en el templo. El templo es la casa del Señor, y por lo tanto, es necesario que guardemos en ella circunspección y respeto . Mostremos, pues, un profundo recogimiento, y procuremos no distraer con ningún ruido la atención de las

  • Imagen Protocolo

    Persona educada, persona formada: los estudios. Puesto que te es posible, te es obligación sagrada cultivar tu ingenio . Te harás mas apto para honrar a Dios, a la patria, a tus padres, a tus amigos. El delirio de Rousseau, que dice que "el salvaje es

  • Imagen Protocolo

    Reglas de cortesía y buenos modales para las niñas. 89. ¿Qué producirá en ellas una educación de puro ornato? Además una educación de mero ornato es una educación defectuosa. La mujer así educada no sabrá la dirección ni la economía de una casa; será

  • Imagen Protocolo

    151. Pensar anticipado: hoy para mañana, y aun para muchos días. La mayor providencia es tener horas de ella; para prevenidos no hay acasos, ni para apercibidos aprietos. No se ha de aguardar el discurrir para el ahogo, y ha de ir de antemano; prevenga