Logo Protocolo y Etiqueta

Antología sobre la cortesía. Los mejores pensamientos sobre la cortesía

Según la educación de las personas que conocemos, de unas deseamos la presencia y de otras deseamos la ausencia

 

Ceder el paso
Cortesía. Ceder el paso

 

Pensamientos sobre la cortesía y los buenos modales

Antología sobre la cortesía

Las reglas básicas de la cortesía son muy sencillas:

- Alabar siempre lo bueno de los otros, suprimir los reproches, darle importancia a los demás y prestarles atención.

- Citar siempre errores propios antes de referirte a los ajenos, así nunca parecerá que presumes de tus virtudes.

- Según la educación de las personas que conocemos, de unas deseamos la presencia y de otras deseamos la ausencia.

- Tratando con los demás, hay ciertos momentos de emoción. Para convertirlos en cortesía solo hace falta que sepamos expresar con palabras esa emoción.

- Tratar bien a las personas es un problema diario que se ha de resolver bien todos los días.

- Con la cortesía sucede lo mismo que con la bondad. Quienes no la usan dan la impresión de ignorancia.

- La cortesía es, ante todo, un buen negocio. Cuantas personas tenemos atención con las demás por puro egoísmo.

- Solo llegaremos al corazón de los demás, si les convencemos, en la forma de tratarlos, que reconocemos en algo su clase o categoría.

- A veces la cortesía consiste en fingir para los inteligentes menos inteligencia que la de ellos, y para los tontos, fingir aún más.

- La atención de los demás nos da el límite que hemos de poner a nuestras palabras.

- Todo el mundo suele agradecer que nos interesemos, sin exageración, por los pequeños detalles de su vida.

- No debemos perder las bellas ocasiones de callar, que a diario nos regala la vida.

- La cortesía de la amistad más distinguida consiste en respetar a los amigos en su ausencia. Este respeto es signo de elegancia.

- Gran parte de nuestra educación básica, se adquiere antes de los veinte años, después es guardada en el fondo de los conceptos indiscutibles.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad del niño a la hora de acostarse. En el dormitorio se alaba el silencio y la vergüenza; ya de por sí el griterío y la charlatanería son indecorosos, mucho más en el lecho. Así cuando te desnudes como cuando te levantes, acordándote del pudor,

  • Imagen Protocolo

    Sin duda, os habrán dicho, y os repetirán sin cesar, que el mundo desconoce los quilates del valor de una mujer tierna, sensible y generosa. ¡Ah! ¡No, no creáis a esos espíritus sombríos y descontentadizos! ¡El mundo es más justo de lo que se cree generalmente!

  • Imagen Protocolo

    De las maneras. Una noble y elegante exterioridad previene a nuestro favor, y da una idea elevada de nuestro talento y de nuestro carácter a las personas que no han tenido aun tiempo de conocernos. La moderación es la reguladora de los modales exteriores

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad, recato y de la limpieza en los vestidos. El medio de poner límites a la moda en lo referente a los vestidos e impedir a quienes la siguen dejarse llevar a excesos, es someterla y forzarla al recato, que debe ser la norma de conducta del cristiano

  • Jóvenes de visita en una casa viendo la televisión.

    La urbanidad de los niños en las visitas Aquella urbanidad Y ¿qué me dices de las visitas? Que la urbanidad prescribe las devolvamos a quien nos las hace, y que seamos los primeros en hacerlas a nuestros superiores. ¿Cómo te comportarás al practicarlas?

  • Imagen Protocolo

    Las comidas y las invitaciones. Las comidas desempeñan un gran papel en la vida social , desde la comida íntima de la familia, de la cual nos ocuparemos más adelante, hasta las que se ofrecen a los amigos y aquellas que por su importancia adquieren proporciones

  • Imagen Protocolo

    Hablar con respeto y educación. Al dirigirnos a una persona de respeto o con la cual no tenemos mucha familiaridad, en vez del ponombre "yo" se dice un "servidor de Vd."; y si nos hiciese alguna pregunta jamás contestaremos a secas: "sí" o "no", pues

  • Imagen Protocolo

    Calidades esenciales del hombre urbano. Una de las primeras calidades del hombre urbano es el interesarse por la suerte de sus semejantes . Se apresura a prodigar los socorros cuando conoce que los necesitan, pero no por esto se entromete curiosamente