Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Antología sobre la cortesía. Los mejores pensamientos sobre la cortesía

Según la educación de las personas que conocemos, de unas deseamos la presencia y de otras deseamos la ausencia

 

Ceder el paso
Cortesía. Ceder el paso

 

Pensamientos sobre la cortesía y los buenos modales

Antología sobre la cortesía

Las reglas básicas de la cortesía son muy sencillas:

- Alabar siempre lo bueno de los otros, suprimir los reproches, darle importancia a los demás y prestarles atención.

- Citar siempre errores propios antes de referirte a los ajenos, así nunca parecerá que presumes de tus virtudes.

- Según la educación de las personas que conocemos, de unas deseamos la presencia y de otras deseamos la ausencia.

- Tratando con los demás, hay ciertos momentos de emoción. Para convertirlos en cortesía solo hace falta que sepamos expresar con palabras esa emoción.

- Tratar bien a las personas es un problema diario que se ha de resolver bien todos los días.

- Con la cortesía sucede lo mismo que con la bondad. Quienes no la usan dan la impresión de ignorancia.

- La cortesía es, ante todo, un buen negocio. Cuantas personas tenemos atención con las demás por puro egoísmo.

- Solo llegaremos al corazón de los demás, si les convencemos, en la forma de tratarlos, que reconocemos en algo su clase o categoría.

- A veces la cortesía consiste en fingir para los inteligentes menos inteligencia que la de ellos, y para los tontos, fingir aún más.

- La atención de los demás nos da el límite que hemos de poner a nuestras palabras.

- Todo el mundo suele agradecer que nos interesemos, sin exageración, por los pequeños detalles de su vida.

- No debemos perder las bellas ocasiones de callar, que a diario nos regala la vida.

- La cortesía de la amistad más distinguida consiste en respetar a los amigos en su ausencia. Este respeto es signo de elegancia.

- Gran parte de nuestra educación básica, se adquiere antes de los veinte años, después es guardada en el fondo de los conceptos indiscutibles.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Cuestiones sobre la urbanidad. Cuando por la calle encontremos a un sujeto conocido, ¿de qué modo le saludaremos? Siempre que Vd. vaya en compañía de una persona superior, ¿qué practicará? ¿Cuál es el sitio de mayor consideración cuando se va caminando

  • Imagen Protocolo

    Máximas relativas al decoro. En vano nuestro amor propio se esfuerza por traspasar los límites que ha prescrito la sana moral. El decoro le opone una barrera, y detiene sus movimientos impetuosos. La base del verdadero decoro es guardar en todas nuestras

  • Imagen Protocolo

    De los vestidos: su orden, elección y número. Sucede con los vestidos lo que con las demás cosas: la buena colocación y la limpieza son las principales condiciones de su conservación , habiéndose observado que las mujeres menos ricas y las más moderadas

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad y la cortesía. Es cosa llamativa que la mayoría de los cristianos sólo consideran la urbanidad y la cortesía como una cualidad puramente humana y mundana, y no piensan en elevar su espíritu más arriba. No la consideran como virtud que guarda

  • Querer ser perfectos. El anhelo irrefrenable y ciego hacia la perfección

    Querer ser perfectos. El anhelo irrefrenable y ciego hacia la perfección Aquella urbanidad Frecuentemente , tal vez con demasiada frecuencia, encontramos, en el mundo de nuestros conocimientos y en la esfera de nuestras relaciones , amigas inteligentes

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Ya estáis enterados de los deberes que prescriben al hombre la moral y la virtud; resta hablaros de las reglas de urbanidad, para saber conduciros en la sociedad conforme al uso establecido. Lo que voy a enseñaros es el arte de haceros agradables

  • Imagen Protocolo

    Religión. Los errores y engaños , en materia de opiniones, si son sinceros merecen lástima antes que mofa; porque la ceguedad del entendimiento no es menos digna de compasión que la de los ojos. Al hombre que se desvía de la senda, hacia el uno o el otro

  • Imagen Protocolo

    Un día en el campo. La mayor parte de los habitantes de una capital gustan del campo, y se entregan con placer a él después de las ocupaciones respectivas de cada clase. No hablaremos aquí de la vida propiamente aldeana o del que vive continuamente en