Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cortesía o compostura en el templo. Al entrar y al salir. Cómo vestir, andar y comportarse. Actitud en misa.

Al entrar en una iglesia, si está el Santísimo expuesto, se debe hacer la genuflexión hincando las dos rodillas, inclinando la cabeza y santiguándose.

 

Departamento de Cultura. 1.952
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Convivencia Social. Formación Familiar y Social.

Al entrar en la iglesia.

Al entrar en una iglesia, si está el Santísimo expuesto, se debe hacer la genuflexión hincando las dos rodillas, inclinando la cabeza y santiguándose. Si no está el Santísimo, basta hincar una sola rodilla, la derecha, mientras se inclina la cabeza y se santigua uno del todo.

¿Cómo será nuestro vestido?

Como la suprema autoridad de la Iglesia es el Papa, si el Santo Padre ordena que se entre en la iglesia con mangas largas, aunque haga calor, en verano, hay que bajar la manga en la iglesia.

¿Cómo debemos andar?

Se evitará el taconeo y el pasar sin atención o respeto ante los altares. (Se debe hacer la genuflexión cuando estén dando la Comunión o haya Misa.) Se debe hacer la genuflexión delante del altar del Sagrario.

Nuestra actitud en la Santa Misa.

En la misa es usual la actitud siguiente: Desde que sale el sacerdote al altar hasta, el Evangelio, de rodillas.

Al Evangelio, de pie.

Al Credo, de pie, haciendo la genuflexión cuando el sacerdote dice: "Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, y nació de Santa María Virgen."

Al Ofertorio, sentadas.

Al Prefacio, levantadas. (Si es cantado).

Al "Sanctus", de rodillas (aunque pueden permanecer sentadas hasta la Consagración).

A la Elevación, de rodillas, permaneciendo en esta posición hasta después de la Comunión del sacerdote en las Misas rezadas; en las cantadas puede sentarse el "Pater", y ponerse de nuevo de rodillas a la Comunión.

Desde después de la Comunión al último Evangelio, sentadas.

Al Evangelio, de pie.

Y las Avemarias, de rodillas.

Varias advertencias: Cuándo no se deben llevar los guantes.

No se debe hablar absolutamente nada en la iglesia, ni volver la cabeza, y mucho menos reír.

No se debe salir de la iglesia a la mitad del sermón, armando ruido.

Resulta de pésimo gusto y una falta enorme de respeto cuando hay un predicador durante la Misa y él público se sale de la misma antes de que terminen ésta y el predicador. Las enormes razones espirituales que obligan al respeto indicado no pertenecen a este texto ni al autor exponerlas, pero toda buena cristiana las conoce.

En el acto de la Confesión y Comunión no se llevan puestos los guantes.

Cuando comulguéis, ¿qué haréis?

La última que comulga se espera de rodillas en el Comulgatorio a que hayan cerrado la puerta del Sagrario (si es Comunión en la Misa) o a que haya dado el sacerdote la bendición (si es Comunión dada fuera de la Misa).

Todos estos usos se adquieren con la práctica.

EJERCICIO PRÁCTICO.

Las alumnas harán la genuflexión hincando una rodilla y las dos rodillas, en la forma correcta. Se santiguarán bien y lentamente.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 967

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Hijos míos, esta tarde pienso dar fin a mis instrucciones. Jacobito y Emilio. - Y ¿por qué, papá? El Padre. - Porque, aunque pudiera extenderme mucho más en cada uno de los artículos de que os he hablado, de moral, virtud y urbanidad, contemplo

  • Imagen Protocolo

    Reglas para escribir los memoriales. Entre las cartas misivas el escrito más respetuoso es el memorial , conocido también bajo el nombre de solicitud o instancia; y cuando se hace algún tanto dilatado, porque sea preciso, para exponer razones que persuadan,

  • Sagacidad, perspicacia, penetración o doble vista

    Sagacidad, perspicacia, penetración o doble vista Aquella urbanidad Indudablemente constituye una superioridad el hecho de poseer penetración bastante para distinguir lo que hay de falso y de real en un acto , en una frase o en cualquier manifestación

  • Imagen Protocolo

    Moralidad. El rincón de la chimenea. No hay nadie que no haya echado de ver cuán repentinamente se pasan las horas en el rincón de la chimenea . Después de una brillante ópera de Rosinni; tras un baile magnífico con su abundante ambigú; al volver de una

  • Imagen Protocolo

    Los deberes en reuniones y conversaciones. ¿Y qué diremos de los que escriben su propia vida? El severo Tácito no se ha atrevido a vituperar a muchos famosos ingenios de la antigüedad que publicaron hechos, no por ostentación y orgullo, sino a impulsos

  • Imagen Protocolo

    Pedantería. Cada virtud y cada excelencia tienen tan inmediatos sus vicios o debilidades contrarias, que en separándose uno del camino o saliendo de sus límites, se desliza y resbala, cayendo en uno de tales precipicios; la generosidad, suele llegar a

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de la espalda, los brazos y los codos. Es muy indecoroso agachar la espalda, como si se tuviera un pesado fardo sobre los hombros; hay que acostumbrarse más bien a mantenerse siempre derecho , y hay que lograr que los niños adquieran el hábito.

  • Imagen Protocolo

    De las manos. Pasta de almendras para limpiarse las manos . Los perfumistas distinguen la pasta de almendras seca que se hace un polvo verdadero, y la pasta de almendras líquida que es una pasta untuosa y espesa como una mermelada. La pasta de almendras