Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cortesía o compostura en el templo. Al entrar y al salir. Cómo vestir, andar y comportarse. Actitud en misa.

Al entrar en una iglesia, si está el Santísimo expuesto, se debe hacer la genuflexión hincando las dos rodillas, inclinando la cabeza y santiguándose.

 

Departamento de Cultura. 1.952
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Convivencia Social. Formación Familiar y Social.

Al entrar en la iglesia.

Al entrar en una iglesia, si está el Santísimo expuesto, se debe hacer la genuflexión hincando las dos rodillas, inclinando la cabeza y santiguándose. Si no está el Santísimo, basta hincar una sola rodilla, la derecha, mientras se inclina la cabeza y se santigua uno del todo.

¿Cómo será nuestro vestido?

Como la suprema autoridad de la Iglesia es el Papa, si el Santo Padre ordena que se entre en la iglesia con mangas largas, aunque haga calor, en verano, hay que bajar la manga en la iglesia.

¿Cómo debemos andar?

Se evitará el taconeo y el pasar sin atención o respeto ante los altares. (Se debe hacer la genuflexión cuando estén dando la Comunión o haya Misa.) Se debe hacer la genuflexión delante del altar del Sagrario.

Nuestra actitud en la Santa Misa.

En la misa es usual la actitud siguiente: Desde que sale el sacerdote al altar hasta, el Evangelio, de rodillas.

Al Evangelio, de pie.

Al Credo, de pie, haciendo la genuflexión cuando el sacerdote dice: "Nuestro Señor, que fue concebido por obra y gracia del Espíritu Santo, y nació de Santa María Virgen."

Al Ofertorio, sentadas.

Al Prefacio, levantadas. (Si es cantado).

Al "Sanctus", de rodillas (aunque pueden permanecer sentadas hasta la Consagración).

A la Elevación, de rodillas, permaneciendo en esta posición hasta después de la Comunión del sacerdote en las Misas rezadas; en las cantadas puede sentarse el "Pater", y ponerse de nuevo de rodillas a la Comunión.

Desde después de la Comunión al último Evangelio, sentadas.

Al Evangelio, de pie.

Y las Avemarias, de rodillas.

Varias advertencias: Cuándo no se deben llevar los guantes.

No se debe hablar absolutamente nada en la iglesia, ni volver la cabeza, y mucho menos reír.

No se debe salir de la iglesia a la mitad del sermón, armando ruido.

Resulta de pésimo gusto y una falta enorme de respeto cuando hay un predicador durante la Misa y él público se sale de la misma antes de que terminen ésta y el predicador. Las enormes razones espirituales que obligan al respeto indicado no pertenecen a este texto ni al autor exponerlas, pero toda buena cristiana las conoce.

En el acto de la Confesión y Comunión no se llevan puestos los guantes.

Cuando comulguéis, ¿qué haréis?

La última que comulga se espera de rodillas en el Comulgatorio a que hayan cerrado la puerta del Sagrario (si es Comunión en la Misa) o a que haya dado el sacerdote la bendición (si es Comunión dada fuera de la Misa).

Todos estos usos se adquieren con la práctica.

EJERCICIO PRÁCTICO.

Las alumnas harán la genuflexión hincando una rodilla y las dos rodillas, en la forma correcta. Se santiguarán bien y lentamente.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 967

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad del viaje en diligencia. ** Pregunta. ¿Qué debe practicar un caballero tan luego como haya ocupado su puesto en el carruaje? Respuesta . Si observa que una señora tiene su puesto menos cómodo que el suyo se le ha de ofrecer atentamente, y debe

  • Grupo de amigos

    Consideraciones domésticas y consideraciones sociales. Las personas generosas y benevolentes Manual de Buenas Costumbres y Modales. Urbanidad y Buenas Maneras Aquella urbanidad No podríamos llenar cumplidamente el supremo deber de amar a Dios, sin amar

  • Imagen Protocolo

    La manera de vestirse de forma correcta. Allá por los años pintorescos de 1830 a 1840, un sastre de la Puerta del Sol tenía consignado en la muestra de su establecimiento: " El traje es el sobrescrito del alma y el fiador de la persona ". Aquel sastre

  • Imagen Protocolo

    Las personas orgullosas. Los que viven en sociedad no pueden dejar de tener a cada paso motivos para quejarse unos del mal proceder de otros; pero si hubiéramos de sostener siempre nuestros derechos con todo el exceso del rigor, sería preciso que huyésemos

  • Imagen Protocolo

    Celebración, banquete, baile y el viaje de novios -luna de miel-. Si se trata de comidas, la novia, por emocionada que esté, tiene que hacer un esfuerzo y no rehúsar todos los platos, pero abstenerse en los posible de tomar vinos que aumente su excitación

  • Imagen Protocolo

    Sobrescrito o dirección. El sobrescrito contiene el nombre de la persona a quien se escribe , su morada y aun su profesión. Si se escribe a un pueblo grande, se designa la calle y el número de la casa. Si la carta va a un lugar poco conocido , o que no

  • Imagen Protocolo

    Religión. Los errores y engaños , en materia de opiniones, si son sinceros merecen lástima antes que mofa; porque la ceguedad del entendimiento no es menos digna de compasión que la de los ojos. Al hombre que se desvía de la senda, hacia el uno o el otro

  • Imagen Protocolo

    La cortedad. La cortedad es la prueba más infalible de la falta de trato civil , y así vemos que el joven, la doncella o el hombre sin trato, cuando se presentan a algún sujeto de suposición, si éste les pregunta algo, se abochornan, tartamudean, no dan