Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Cisoria. Disección de los peces.

Cómo diseccionar los peces. El rodaballo, la trucha, el barbo, la carpa, el sollo.

 

El hombre fino al gusto del día, ó, Manual completo de urbanidad, cortesía y buen tono.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Disección de los peces.

El rodaballo.

La carne de este pez se sirve con la trulla. Se echa una línea que le divide en dos partes hasta la espina y otra transversal; se levantará con la trulla o con cuchara los trozos comprendidos entre estas líneas. Después de haber servido el vientre, que es la parte más delicada, se levantan las espinas y se sirve el lomo. Las Señoras son muy aficionadas a las barbas de este pescado, y no se ha de olvidar el proporcionárselas.

La trucha.

Una gran trucha asalmonada, es un manjar delicioso. Se sirve también con la trulla o cuchara. Con este instrumento se traza una línea desde debajo de la cabeza hasta la cola, y después otra línea transversal, y se levantan los trozos comprendidos entre las divisiones; luego, se vuelve el pez y se sirve esta parte. El vientre en la trucha, es lo mejor.

El barbo.

Se tirará una línea sobre el lomo desde la cabeza a la cola, y otra línea transversal; después se partirán y servirán los trozos contenidos en estas líneas. La lengua de este pez es muy delicada, así como la porción cercana a la cabeza.

Carpa.

En primer lugar, se la corta la cabeza, que siendo un bocado muy particular, se puede presentar a cualquiera de los convidados; después se levantará con la trulla el pellejo y las escamas, poniéndolas aparte; se tirará una línea desde la cabeza a la cola y otra transversal, levantando y sirviendo los trozos comprendidos entre ellas; se prefieren los trozos cercanos a la espalda.

El sollo.

Al sollo se le corta en primer lugar la cabeza como a la carpa, pues es un bocado delicado y digno de ser ofrecido a una mujer hermosa; se tira con la trulla o la cuchara una línea profunda desde el principio de la cabeza hasta cerca de la cola; ambos lados del pez se dividen y parten en líneas transversales, de manera que cuantos pedazos se levanten con la trulla participen del lomo y del vientre. Cuando ya los convidados hayan comido un lado, o que no baste un lado para el número de ellos, se dará la vuelta al sollo, y se hace por el otro lado lo que se ha hecho con el primero.

Nota. La trulla es una pequeña pala o paleta utilizada para servir.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7122

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • La forma de caminar cuando se sale de paseo

    La forma de caminar y comportarse cuando se sale de paseo Aquella urbanidad Un niño bien educado no corre por las calles, ni grita al hablar con sus compañeros y en términos que cuantos pasen por su lado le oigan; no atropella a los que se hallan inmediatos;

  • Imagen Protocolo

    Citas sobre la urbanidad. La urbanidad es al talento lo que la gracia al rostro; es la dulce imagen de la bondad del corazón. Voltaire. La finura que no está basada en la virtud y en la bondad, es un falso oropel que solo puede ofuscar al necio y al ignorante.

  • Imagen Protocolo

    De los cabellos. Es preciso, dice " el arte de peinarse a sí mismo ", para estar bien peinado: - 1º, que los cabellos estén perfectamente cortados según la figura de la cabeza; - 2º, que se conserven constantemente en un estado de aseo por medio del cepillo

  • Imagen Protocolo

    Conversar y hablar en sociedad. Al contar un suceso, para confirmarlo, nunca deben usarse los juramentos u otras aseveraciones que sin serlo lo parecen. Cuando escuchemos una historia nunca se ha de interrumpir con preguntas necias e impertinentes, o

  • Diccionario enciclopédico Brockhaus y Efron, publicado en Rusia,1890-1907.

    Ya no hay buenas maneras Aquella urbanidad El deterioro de las relaciones sociales es evidente . Antes, en mis tiempos, la gente estaba educada y si le pegabas a alguien una patada en los riñones, por ejemplo, se resolvía la cuestión con distinción y

  • Imagen Protocolo

    Los defectos en la reuniones y conversaciones. El espíritu quisquilloso es el azote de la sociedad como el dulce es su bálsamo. La irritabilidad centuplica el dolor de la ofensa, y muchas veces proviene de la íntima convicción de no merecer consideraciones

  • Imagen Protocolo

    Comer fuera de casa. Cuando comamos en hoteles, comeremos lo que más nos agrade. Muchas veces nos presentarán platos que desconocemos; en este caso, sirvámonos poquito, por si no nos gusta ; no mandemos retirar un plato lleno, síntoma de glotonería. Algunos

  • Imagen Protocolo

    La buena crianza. La mejor definición que yo he oído de la buena crianza, es la suma de mucho discernimiento, algo de buena índole, y un poco de consideración a los demás para granjear igual condescendencia de ellos. La buena crianza es la única cosa