Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Buenos modales en la escuela o clases de estudio

En el colegio el niño bien educado debe tener buen comportamiento con sus profesores y compañeros

 

Urbanidad para el uso de los alumnos. 1848.

Cómo comportarse en la escuela y durante las clases
Buenos modales en la escuela. Cómo comportarse en la escuela y durante las clases

Cómo comportarse en la escuela y durante las clases

Aquella urbanidad

En ninguna parte se dan a conocer más los buenos principios de la juventud, que en la escuela.

Allí es necesario tener presente que va a aprender lo que con el tiempo será el fundamento de su bienestar; por consiguiente, es indispensable ser dóciles a las advertencias de los maestros, prestar suma atención a ellas, incomodar ni distraer a los compañeros, resignarse a las penas que se les impongan, y en caso de creer no haberlas merecido, hacerlo presente con moderación.

El niño orgulloso no es digno de consideración alguna; debe desconocer este vicio, convenciéndose los niños de que los maestros solo desean su bien, y de que el único medio de evitar reprensiones o castigos es cabalmente el más fácil y que menos trabajo les puede costar; tal es el respetar a los maestros, recibir y aprovechar con gusto sus consejos.

Si durante la clase entrasen a visitarla personas extrañas, la buena crianza exige que los niños se levanten y permanezcan en pie hasta que se les prevenga lo contrario; si alguno fuere preguntado, debe contestar sin moverse de su sitio, con desembarazo, y sin extenderse a más de lo que se le pregunte, guardando los demás la mayor compustura y silencio.

Reírse, hablar entre sí, empujarse, o pellizcarse, cuando personas extrañas visiten la clase, es prueba de poca educación.

Los alumnos entre sí deben tratarse con urbanidad; en los casos en que uno necesite de otro, debe decirle ante todo, "hazme el favor", o "hágame Vd. el favor de tal o cual cosa", y al obtenerlo, dar por ello las "gracias".

Han de tratarse recíprocamente con dulzura, y sin usar palabras groseras, porque, acostumbrándose a ellas, ningún trabajo les costará hacer lo propio cuando, siendo mayores, deban comunicarse con personas iguales o de mayor categoría.

Al salir de las clases deben hacerlo con orden; da muy mala idea de los niños el verles salir en tropel y alborotando; para jugar y explayar el ánimo no es aquel el momento más propio.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 22 personas le ha parecido
Valoración 3.3
con una puntuación de 3.3 sobre 5

Nota

  • 17503

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Cartas consolatorias o de pésame. Esta especie de cartas que también se llaman de pésames, no deben escribirse por mero cumplimiento. Su objeto ha de ser mitigar todo lo posible la pena y el sentimiento que se supone habrá causado la pérdida, o el fallecimiento

  • Imagen Protocolo

    El juego. Indispensables son para la vida los juegos y diversiones . El niño, el joven y el viejo, el hombre de negocios y el santo, toman recreos para descansar y reponerse. San Juan, el discípulo amado, jugaba con una perdiz que le acompañaba en sus

  • Imagen Protocolo

    Ventajas de la urbanidad y el despejo. ¿A qué llama Vd. despejo? Entiendo por despejo la soltura y facilidad en las acciones que pueden considerarse como actos exteriores de urbanidad. ¿Qué ventajas trae la Urbanidad? Desde luego la Urbanidad da una buena

  • Señora entre caballeros.

    Buenos modales y buen trato en sociedad ¿Qué es Urbanidad? El conjunto de precepto que nos enseña a portarnos bien con nuestros semejantes y a hacer agradable nuestro trato en la sociedad. ¿Importa mucho seguir los preceptos de la Urbanidad? Sí, porque

  • Imagen Protocolo

    ¿Qué es la urbanidad? La Urbanidad, dice Duclos, es la expresión y la imitación de las virtudes soc iales. El espíritu de la Urbanidad, según La-Bruyére, consiste en cierta atención y buen modo en las palabras y modales, por cuyo medio se logra que los

  • Imagen Protocolo

    De la mesa. La gente civilizada no se alimenta como los salvajes. Existe un decoro particular que se guarda en la mesa y que sería vergonzoso ignorar. Las personas convidadas se hallan por lo común reunidas en el salón principal. Cuando se entra a dar

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad y la cortesía. Es cosa llamativa que la mayoría de los cristianos sólo consideran la urbanidad y la cortesía como una cualidad puramente humana y mundana, y no piensan en elevar su espíritu más arriba. No la consideran como virtud que guarda

  • Imagen Protocolo

    Del decoro particular del bello sexo. El decoro ha dictado para el bello sexo leyes más severas que para los hombres . Éstos disfrutan de algunas excepciones de las reglas generales; pero no hay excepción alguna para las mujeres. Los hombres pueden llevar