Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Fórmulas de cortesía y agradecimiento. Expresiones más utilizadas en nuestro día a día. Cortesía social

Las dos fórmulas más utilizadas y que siempre deberíamos tener en la boca son: Por favor y gracias

 

Hombre con chistera.
Chistera. Hombre con chistera.

Fórmulas de agradecimiento y cortesía cotidianas

Palabras importantes que debemos utilizar a todos horas y todos los días

Las fórmulas de cortesía son pequeñas frases hechas, utilizadas muy a menudo en nuestra vida diaria. Algunas son muy variadas y otras muy localistas o influenciadas por costumbres del entorno y de la cultura. Vamos a indicar las más usadas y comunes que todos solemos usar a diario en nuestra vida, tanto laboral, como en las relaciones sociales o en el ámbito familiar.

Cuando empleamos alguna frase de cortesía es muy recomendable acompañarlas en muchos casos por gestos como una sonrisa, una leve inclinación de cabeza, un saludo con la palma de la mano, etcétera. Hacer un gesto de este tipo remarca y le da más 'fortaleza' a nuestra frase de cortesía o cumplido.

Las palabras mágicas: 'por favor' y 'gracias'

Las dos fórmulas más utilizadas y que siempre deberíamos tener en la boca son:

  • - Por favor, y
  • - gracias.

Pedir la cosas 'por favor'

La expresión 'por favor' se suele usar siempre como respuesta con afirmaciones o bien como anticipación a una pregunta.

 - ¿Quiere una taza de café? Sí, por favor

- ¿Me puede poner, por favor, un refresco?

- Por favor, ¿me puede decir dónde está la calle...?

Agradecerlo todo, 'gracias'

Las 'gracias' se deben dar por todo. Se emplea, mayoritariamente, con negaciones -rechazamos algo- o agradecimientos por un servicio o atención prestada. También se pueden usar la expresión 'muy agradecido'.

- ¿Desea tomar algo? No, gracias.

- Aquí tiene su pedido. Muchas gracias.

- Se le ha caído este guante. Muchas gracias, o le estoy muy agradecido.

Pero, como nos enseñan cuando aprendemos Inglés, todo se pide, por favor -please-, y todo se contesta con gracias o muchas gracias -thanks, thanks you o thanks you very much-. Son dos expresiones que debemos usar y enseñar a nuestros hijos desde muy pequeños. Pero nosotros, también debemos emplearlas siempre para dar un buen ejemplo, que es una de las mejores formas de enseñar.

Camarero atiende educadamente a un cliente
Camarero atiende. Camarero atiende educadamente a un cliente

Perdón y disculpe

Otras dos palabras muy usadas de forma bastante cotidiana son: perdón y disculpe.

Si tenemos un tropiezo, por ejemplo, lo habitual es decir, perdón. O decir, lo siento. Un caso bastante frecuente es tropezar a otras personas con las bolsas de la compra. O, hablando de compras, cuando 'atropellamos' a otra persona con el carrito del supermercado -ese golpe en el talón que duele bastante-, hay que pedir perdón. No es nada correcto ni educado, mirar para otro lado, como si no hubiéramos sido nosotros.

Si preguntamos algo o vamos a interrumpir, solemos emplear la palabra disculpe para 'llamar la atención' de la persona a la que vamos a hacer la pregunta o a interrumpir. Por ejemplo:

- Disculpe, ¿este paraguas es suyo?

- Disculpe, ¿me puede hacer el favor de pasarme el azúcar?

El uso de estas palabras puede ser un buen indicativo del grado de buena educación y cortesía de nuestro interlocutor. Siempre que entremos a un sitio no debemos olvidar, dar los "buenos días", tardes o noches, y también siempre que nos crucemos con alguien en un sitio cerrado: escalera, hall, pasillo, ascensor, etcétera.

Cola comercio. Dar los buenos días o las buenas tardes
Cola comercio. Cola comercio. Dar los buenos días o las buenas tardes

Cortesía en las presentaciones

Aunque tocaremos el tema en las presentaciones posteriormente, hay algunas fórmulas empleadas cuando nos presentan a una persona. La fórmula más empleada para responder a una presentación es decir algo así como "encantado de conocerle" o "es un placer saludarle". Aunque como hemos dicho anteriormente, hay muchas otras frases hechas ("tanto gusto", "es un honor", etcétera).

También es posible responder con otra pregunta:

- Pedro, te presento a Juan Antonio, mi compañero de oficina. Se puede responder: "Encantado, ¿cómo está usted?", o una respuesta similar, pero nunca haciendo una pegunta demasiado personal.

Resumiendo, existen otras muchas fórmulas de cortesía para decir en un momento dado, pero al ser muy específicas (entierros, bodas, etcétera) y no tan genéricas como las que hemos tratado, las explicaremos en sus correspondientes artículos temáticos.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 550 personas le ha parecido
Valoración 3.6
con una puntuación de 3.6 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado