Logo Protocolo y Etiqueta

¿Qué es la urbanidad? Parte tercera

La urbanidad que no está basada en la virtud y en la bondad, es solo un falso oropel que solo puede ofuscar al necio y al ignorante

 

Urbanidad y Buenas Maneras para el uso de la juventud de ambos sexos.

Urbanidad. Cómo comportarse acorde a los buenos modales
¿Qué es la urbanidad?. Urbanidad. Cómo comportarse acorde a los buenos modales

¿Qué es la urbanidad? Cómo comportarse acorde a los buenos modales

Aquella urbanidad

Ved mas allá ese rico, ataviado con todo el esplendor de la opulencia. Baja de un elegante carruaje para dirigirse a una casa, y tropieza con un infeliz mendigo, anciano y cubierto de andrajos.

El anciano, quizás hambriento y enfermizo, se tambalea y cae; multitud de curiosos se agrupan a su alrededor.

El rico, aunque tal vez con interior repugnancia, sabe lo que exige de él la urbanidad, y no faltará a sus leyes. Levanta con respetuoso interés al anciano, se deshace en excusas y protestas, sostiene su vacilante paso hasta el carruaje, pone en sus manos un bolsillo, y da orden al cochero para que conduzca al triste mendigo hasta su casa.

El mundo edificado aplaude, la miseria queda aliviada y la virtud triunfante.

La urbanidad: una cuestión de cortesía y amabilidad

Ved, por último, a ese sabio encanecido en el estudio. Ha abandonado por un instante su gabinete, atestado de libros, para acompañar a su esposa a una reunión de familia.

A su lado está un joven que cuenta ya veinte y cinco años y no ha saludado ningún estadio. Ha sido enfermizo, y ha crecido entre los besos y caricias de su familia; tiene veinte y cinco años y no sabe nada.

Entra en conversación con el sabio, y aunque éste se fastidia con su ignorancia y se aburre con sus preguntas, tiene mucho cuidado de no abrumarle con su desprecio, y le contesta con amabilidad y dulzura, refutando con moderación sus errores, y procurando ponerse a su nivel para mostrarle la verdad, oculta a sus ojos bajo el velo de la ignorancia.

Como el contacto del fuego enciende la seca retama, así se exalta la imaginación del joven con las afables observaciones del sabio; pero no se atreve a dejar entrever la nueva dirección de sus ideas, porque teme el ridículo. El sabio se sonríe bondadosamente, y le estimula a dedicarse al estudio, demostrándole con modesta sencillez, que adonde llega un hombre puede llegar otro con perseverante constancia.

La velada se concluye, el sabio se retira a su casa aburrido, pero la buena semilla está esparcida y germinará a su tiempo.

Han transcurrido diez años; el teatro está lleno de espectadores; todas las mejillas están inundadas de lágrimas; resuenan frenéticos aplausos, y mil voces a un tiempo claman porque salga el autor del drama que acaba de conmoverlos.

Este se presenta, y ciñe sus sienes con los lauros debidos a su talento.

"Observar en sociedad, siempre, una conducta digna y decorosa"

"Yo he encendido la primera chispa de esa hoguera, dice el sabio en el rincón de un palco; le respondí y le estimulé por urbanidad, y nunca hubiera creído que mi noche de fastidio hubiese podido producir tal resultado".

Pero se me dirá que esto no es la virtud: ¿qué importa, si alcanza a producir sus beneficios?

Lejos de mí, sin embargo, la absurda idea de que el hombre urbano pueda prescindir de la moral y de la religión para obrar siempre el bien, y observar en sociedad una conducta digna y decorosa.

Nada de esto. El hombre necesita por el contrario educar su alma en tan sagrados principios para poder sacar de la urbanidad todas sus ventajas, porque la urbanidad que no está basada en la virtud y en la bondad, es solo un falso oropel que solo puede ofuscar al necio y al ignorante.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 8663

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • ¿Conoces a Papá Nöel? ¿Quién es? ¿Dónde vive? Papá Nöel - San Nicolás

    Navidad: el tiempo de Papá Noel Te proponemos un reto para esta Navidad . Conocer mejor a Papá Noel. ¿ Conoces bien la vida de Papá Noel ? ¿Sabes dónde vive? ¿Cómo reparte los regalos? ¿De qué color le gusta vestir? Contesta a las preguntas para medir

  • Cuenta de un restaurante.

    Dar una propina cuando sale de viaje. Dónde se deja propina y cuánto importe dejar Es probable que alguna vez se haya preguntado ¿tengo que dejar una propina? Aunque el servicio no haya sido muy bueno, es posible que no le quede más remedio si no quiere

  • Imagen Protocolo

    La imagen de los políticos. Para analizar cómo debe ser el look de un político a la hora de presentarse ante la sociedad, se deben tener en cuenta diversos detalles que conforman un todo. En el caso de la mujer, debe estar bien vestida, pero no llamar

  • Hábitos cotidianos que deben evitarse. Hábitos que son de mal gusto

    Hábitos cotidianos que deben evitarse Manuel Antonio Carreño nos indica, en una pequeña lista, algunos de los hábitos menos 'correctos' que debemos tratar de eliminar. O al menos, tenemos que tratar de no hacerlos demasiado frecuentemente. No es una lista

  • "Lo cortés no quita lo valiente". La sociedad se vulgariza Un síntoma inequívoco de la depresión psicológica es el desaliño y la falta del cuidado de la higiene . Aquellos sumidos en la desesperación no cuidan de sus apariencias y hábitos de limpieza.

  • Semana Santa - Pujar un paso - Papones - Cofrades

    Guía para vestir en Semana Santa Casi todo el mundo ha podido ver en primera persona en alguna procesión de la Semana Santa, personas con indumentarias bastante poco apropiadas para la ocasión -tanto dentro como fuera de la procesión-. Una cosa es modernizar

  • Sentimientos negativos. La envidia y la rabia. Mujer en la ventana

    La envidia por lo que otros tienen. Sentir envidia de los demás Los sentimientos negativos y el impacto emocional que nos causan Casi todo el mundo ha experimentado alguna vez en su vida el sentimiento de la rabia o de la envidia. Este tipo de sentimientos

  • La cortesía como forma de participación social. Gente caminando

    Sociedad y cortesía La cortesía como forma de participación social Por otro lado, esta forma de razonar confunde dos problemas que deben ser analizados por separado: si es legítimo imponer el respeto a una serie de normas sociales de conducta , y hasta