Logo Protocolo y Etiqueta

Mi primer día de trabajo (con vídeo)

Tenemos muchos días especiales en nuestra vida, pero uno de los más recordados es nuestro primer día de trabajo

 

Primer día de trabajo
Primer día de trabajo. Primer día de trabajo

Cómo afrontar el primer día de trabajo

Tenemos muchos días especiales en nuestra vida, pero uno de los más recordados es nuestro primer día de trabajo. El primer de día de trabajo queremos agradar y conocer a las personas con las que vamos a trabajar. Pero vamos a ir poco a poco.

'Invitado' en una empresa nueva

Empezar a trabajar es muy similar a ser un invitado en una fiesta o celebración. Lo normal es que haya una persona que nos haga de introductor. Nos presentará a los demás compañeros con los que vamos a compartir tareas, reuniones e incluso pasillo y máquina de café.

Si no hay una persona encargada de recibirnos puede ser algunos de nuestros nuevos compañeros el que haga de "mediador" y nos presente al resto de la plantilla o, el menos, a las personas con las que vamos a compartir oficina, departamento, sección, etcétera.

Conocer las instalaciones

También, sería un buen detalle que nos enseñen las instalaciones, lo mismo que se enseña una casa, para saber dónde están otros departamentos o despachos, los baños, la fotocopiadora, la máquina de café o el comedor, etcétera. Un pequeño recorrido por las instalaciones comunitarias de la empresa.

Es un detalle de mala educación ignorar al nuevo. Si nadie nos presenta, podemos hacerlo nosotros mismos. Hola, soy Juanjo, el nuevo contable de la empresa... tratando de mostrar una sonrisa, mirándole a los ojos y manteniendo un gesto lo más agradable posible. Hay que mantener una cierta compostura y no ofrecer una actitud ni pasota ni demasiado altiva. Mejor dar la mano que dar dos besos. El saludo profesional debe ser el apretón de manos.

¡Cuidado con las novatadas!

No es apropiado hacer ciertas bromas o "novatadas" al personal que se incorpora nuevo a nuestra empresa. Una empresa no es un lugar donde tengan cabida este tipo de acciones. Si nos hacen alguna broma tenemos que tratar de no perder ni calma ni los buenos modales.

Como hemos comentado en otras muchas ocasiones la primera impresión es muy importante pero no es correcto "radiografiar" al nuevo empleado. Esa mirada de arriba abajo de forma descarada no es un comportamiento muy apropiado ni educado. Aunque todo el mundo va a mirar al nuevo, no hay que hacerlo de una forma tan descarada. No obstante, nosotros no tenemos que molestarnos por este "escaner".

Si somos agradables y tenemos cierto "don de gentes" -personas extrovertidas- es posible que alguno de nuestros nuevos compañeros nos invite a acompañarle a la hora del café o de la comida. También es un detalle de cortesía que nos pregunten si necesitamos algo, si estamos cómodos, qué tal va el día, etcétera.

Resumiendo, mantener un actitud positiva, unos modales correctos y una compostura correcta es el mejor punto de partida.

Teresa Baró, colaboradora habitual del magnífico programa de RTVE "A punto con la 2" nos ofrece una serie de consejos y reglas de cortesía a tener en cuenta cuando vamos a nuestro puesto de trabajo por primera vez.

Ver más vídeos sobre protocolo, etiqueta y buenas maneras.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado