Logo Protocolo y Etiqueta

Ratos amargos en la mesa

Poesía a mi sobrino Pascual que tantos ratos amargos me ha hecho pasar en la mesa

 

La Risa. Enciclopedia de extravagancias

Niño desayunando cereales
Mi sobrino Pascual. Niño desayunando cereales

A mi sobrino. Quien me hace pasar los ratos más amargos en la mesa

Aquella urbanidad

Se lanza con ambas manos
y hace pedazos el pan
y no suelta la cuchara
por más que oye predicar.

Mas como sé que en la mesa
dice quien es cada cual,
a comer con la finura
digna de su calidad,
a pesar de su torpeza
le quiero yo acostumbrar.

Te puede interesar: La importancia de los buenos modales en la educación (con vídeos)

Le hice soltar la cuchara
y dándole en su lugar
el cuchillo que, entre gentes
de buen tono, hace de tal:

Así se come, le dije
y el comia sin parar;
pero ¡ay! que a las pocas veces
que a la boca viene y vá,
hunde la casa de un grito
y echa el cuchillo a rodar;
el pobre se hizo en la lengua
un corte descomunal;
pero en esto me parece
que algo voy a adelantar
pues si se cortó la lengua
tenía alguna de más.

En punto a comer no cedo,
tal es mi tenacidad,
que no ceso de indicarle
las maneras que ha de usar.

Que coma bien es mi intento;
pero él es tan material
que dice: ya como bien
pues me pongo a reventar.

Como dicen que el teatro
es escuela de moral
donde las buenas costumbres
se enseñan a practicar,
y este chico es susceptible
de alguna docilidad,
al fin con tiempo y trabajo
le conseguiré amansar.

Las comedias de costumbres
juzgué lo más eficaz
para ilustrar a este hombre
que me hace desesperar.

Se anunció "El sí de las niñas",
pasmo de moralidad,
y antes de ver la comedia
ya la empezó a criticar.

Pues cuando el cartel leyó
dijo este hombre baladí:
poco el autor cabiló;
tiempo ha que sabía yo
que todas dicen que sí.

Tiene tal penetración
que siempre lo malo elige;
por los títulos colije
si es buena o mala función.

Sin que me valiera excusa
casi me llevo a empellones
a diez representaciones
de la fragata Medusa.

Cualquiera le juzgaría
criado en una colonia;
yo creo que bailaría
si anunciaran algún día
"El bruto de Babilonia".

Con tan rudo proceder
cual se debe suponer,
me da algunas pesadumbres;
mas yo insisto en que ha de ver
las comedias de costumbres.

Y de tal modo progresa
viendo comedias Pascual,
que hace siempre al natural
"El pelo de la dehesa".

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7646

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    La importancia de la cortesía. En vano el más opulento, si le falta cortesía, con sus riquezas confía adquirir reputación; pues la cuna más ilustre y los bienes materiales sin bellas prendas morales solo cubren de baldón. Do quiera que te destine la suerte

  • Imagen Protocolo

    De la cortesía en general. Una niña hermosa o rica, sin virtud ni cortesía, por demás confiaría adquirir reputación; pues la belleza del cuerpo y los bienes materiales, faltando prendas morales, antes cubren de baldón. Doquiera que te destine la suerte

  • Imagen Protocolo

    Reglas para escribir cartas urbanamente. Como un medio es la escritura, del cual hemos de valernos, para hablar a una persona que esté de nosotros lejos, y como según aquellas personas con que hablaremos, debemos usar palabras con más respeto o con menos;

  • Imagen Protocolo

    El modo de tratar a los huéspedes. ¿Qué practicará Vd. con el huésped que tuviere en casa? Si en casa tengo hospedado un conocido, le habré de tratar con mucho agrado y obsequiar cuánto podré. También debo dispensarle una libertad entera, y en nada he

  • Imagen Protocolo

    Un niño felicita las Pascuas a una señora. Con vuestra gracia y bondad en tan fausto y grato día, recibid, señora mía, esta prueba de amistad. En ella va con verdad mi sentimiento expresado; ojalá que haya logrado demostar con mi cariño, cuánto os quiere

  • Imagen de libro

    Cosas a evitar en las reuniones Aquella urbanidad Debes también evitar el vestirte y desnudarte, componerte los zapatos y otras cosas semejantes. No te cortes, ni te roas las uñas; ni colocarte debes el dedo en la boca, ni la cabeza rascarte, ni mirar

  • Imagen Protocolo

    Reglas de urbanidad que conciernen a las mujeres ¿Qué reglas principales debe tener presente una señora en el trato social? Una señora ha de tener presernte que por la calidad particular que le da el bello sexo, ha de guardar lo que dicta el decoro atentamente;

  • Imagen Protocolo

    Idea e importancia de la urbanidad. ¿Cuáles son los vicios más opuestos a la urbanidad? A la Urbanidad estos vicios se oponen: el encogimiento, la arrogancia o soberbia, la curiosidad, la petulancia o descaro, la afectación, la falsedad y la indecencia.