Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Ratos amargos en la mesa

Poesía a mi sobrino Pascual que tantos ratos amargos me ha hecho pasar en la mesa

 

La Risa. Enciclopedia de extravagancias

Niño desayunando cereales
Mi sobrino Pascual. Niño desayunando cereales

A mi sobrino. Quien me hace pasar los ratos más amargos en la mesa

Aquella urbanidad

Se lanza con ambas manos
y hace pedazos el pan
y no suelta la cuchara
por más que oye predicar.

Mas como sé que en la mesa
dice quien es cada cual,
a comer con la finura
digna de su calidad,
a pesar de su torpeza
le quiero yo acostumbrar.

Te puede interesar: La importancia de los buenos modales en la educación (con vídeos)

Le hice soltar la cuchara
y dándole en su lugar
el cuchillo que, entre gentes
de buen tono, hace de tal:

Así se come, le dije
y el comia sin parar;
pero ¡ay! que a las pocas veces
que a la boca viene y vá,
hunde la casa de un grito
y echa el cuchillo a rodar;
el pobre se hizo en la lengua
un corte descomunal;
pero en esto me parece
que algo voy a adelantar
pues si se cortó la lengua
tenía alguna de más.

En punto a comer no cedo,
tal es mi tenacidad,
que no ceso de indicarle
las maneras que ha de usar.

Que coma bien es mi intento;
pero él es tan material
que dice: ya como bien
pues me pongo a reventar.

Como dicen que el teatro
es escuela de moral
donde las buenas costumbres
se enseñan a practicar,
y este chico es susceptible
de alguna docilidad,
al fin con tiempo y trabajo
le conseguiré amansar.

Las comedias de costumbres
juzgué lo más eficaz
para ilustrar a este hombre
que me hace desesperar.

Se anunció "El sí de las niñas",
pasmo de moralidad,
y antes de ver la comedia
ya la empezó a criticar.

Pues cuando el cartel leyó
dijo este hombre baladí:
poco el autor cabiló;
tiempo ha que sabía yo
que todas dicen que sí.

Tiene tal penetración
que siempre lo malo elige;
por los títulos colije
si es buena o mala función.

Sin que me valiera excusa
casi me llevo a empellones
a diez representaciones
de la fragata Medusa.

Cualquiera le juzgaría
criado en una colonia;
yo creo que bailaría
si anunciaran algún día
"El bruto de Babilonia".

Con tan rudo proceder
cual se debe suponer,
me da algunas pesadumbres;
mas yo insisto en que ha de ver
las comedias de costumbres.

Y de tal modo progresa
viendo comedias Pascual,
que hace siempre al natural
"El pelo de la dehesa".

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7646

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    El comportamiento correcto en la mesa. Al ser llamado a la mesa el caballero discreto las personas de respeto deja primero sentar; y a las mismas en ponerse la servilleta o servirse, comer, beber o salirse no se le ve anticipar. Cuando se halle convidado

  • Imagen Protocolo

    Cuarteta para felicitar los días a un tío.

    Gozoso en el alma siento
    la mayor satisfacción,
    y hoy os saludo contento
    con todo mi corazón.

  • Joan Manuel Serrat canta a 'los buenos modales'

    Joan Manuel Serrat canta a 'los buenos modales' Lecciones de urbanidad, del disco 'Bienaventurados' Canción que interpreta Joan Manuel Serrat , cuya letra hace referencia directa a la temática de nuestro portal. Hemos querido plasmarla en este apartado

  • Imagen Protocolo

    Reglas para escribir cartas urbanamente. Como un medio es la escritura, del cual hemos de valernos, para hablar a una persona que esté de nosotros lejos, y como según aquellas personas con que hablaremos, debemos usar palabras con más respeto o con menos;

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Reglas de cortesía para los juegos y otras diversiones Aquella urbanidad Cuando busques el placer de los juegos de tu edad, las reglas de urbanidad debes presentes tener. Nunca juegues estruendoso, ni en la calle, ni en azotea, ni en otro sitio que

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Los niños y la buena educación con los vecinos. Buenos modales con los vecinos Aquella urbanidad Se con todos generoso, nunca con actos mezquinos molestes a tus vecinos imprudente y caviloso. No por la envidia inspirado te goces en que padezcan; no

  • Imagen Protocolo

    Las visitas y las concurrencias. No leas papel o libro sin haber pedido antes permiso a los circunstantes para poderlo efectuar. Fumar sería impolítico, y el que una lengua extranjera que el concurso no entendiera llegases con otro a hablar. Jamás salgan

  • Imagen Protocolo

    Del juego. No siempre en trabajos serios puedes ocupar la mente, darle treguas es prudente con alguna distracción; un juego por pasatiempo, el piano, la lectura, cada uno de estos procura una amena diversión. Si en el juego entran mayores darles a elegir