Logo Protocolo y Etiqueta

Comportamiento en la mesa. Consejos de urbanidad

La mesa es el mejor escenario para demostrar la buena educación de una persona y poner en práctica todo lo que hemos aprendido

 

Consejos morales a la niñez, y reglas de urbanidad. 1846.

Imagen del libro 'Verses for Grannie. Suggested by the children ... Illustrated by D. A. H. Drew'. The British Gallery.
En la mesa. Imagen del libro 'Verses for Grannie. Suggested by the children ... Illustrated by D. A. H. Drew'. The British Gallery.

Buenos modales en la mesa para niños

Aquella urbanidad

Cuando a la mesa te sientes,
cuida no ser el primero
en desliar la servilleta
y tomar el plato, siendo
político el aguardar
que den los demás ejemplo.

Entre la silla y la mesa
proporciona bien el trecho
cuidando no estar muy cerca,
ni estar demasiado lejos.

Luego que sentado estés,
tu cuerpo conserva recto,
sin apoyar en la mesa
los codos o estar de pechos,
ni recostarse hacia atrás,
ni tener los pies inquietos,
de modo que se incomoden
los que están junto a tu asiento.

Te puede interesar: Aquella urbanidad. Artículos históricos sobre la urbanidad

Coloca el plato de modo
que guarde un término medio
respecto a tí, procurando
no echar fuera lo que hay dentro,
ni estar doblado sobre él
mas que el necesario tiempo
que tardes en tomar líquidos,
y ponte al punto derecho.

El pan coloca a la izquierda,
con el cuchillo partiendo
únicamente el preciso,
corteza y miga comiendo;
tan solo con la derecha
manejarás el cubierto,
sin tocar las cosas húmedas,
ni lo demás con los dedos.

Los líquidos con cuchara
y con tenedor los secos
manjares toma; mas nunca
con el cuchillo, que es feo.

Los dedos con pan no limpies,
ni te los lamas, ni el suelo
friegues del plato, jamás,
que es asqueroso en extremo.

No soples vianda alguna
para enfriarla mas presto,
las espinas de los peces,
las cortezas y los huesos
ponlos a un lado del plato
cogiéndolos con tres dedos.

No comas apresurado,
ni muy despacio, advirtiendo,
no tomes bocado alguno,
sin que hayas tragado el resto.

Con lengua, labios o boca
procura no hacer estruendo
cuando masques, ni el manjar
huelas antes de comerlo.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18388

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Las reglas de cortesía en las visitas ¿Qué cosas principales tendrá Vd. presente al ir a visitar a una persona notable? Si he de hacer una visita a una persona elevada, ya sea por su carácter, ya por ser de noble casa, llamaré con suavidad, y cuando el

  • Imagen Protocolo

    Del decoro religioso. Cuando despiertas y veas el albor del nuevo día, tu primer suspiro envía a tu Dios y Criador; y dale gracias postrada delante su acatamiento, por las mercedes sin cuento que te dispense su amor. Encomiéndate a la Virgen, que es madre

  • Imagen Protocolo

    Idea e importancia de la urbanidad. ¿Qué entiende Vd. por urbanidad? Llamo yo urbanidad de aquel arte, que según el lugar en que estemos, y según las personas que se hallen con nosotros en un mismo puesto; nos enseña a ordenar las palabras y modales de

  • Imagen Protocolo

    Consideraciones debidas a la familia. La familia es uno de los pilares fundamentalas en cualquier sociedad. Después de Dios, a tus padres ama, niña, cordialmente, ya que comparablemente te quieren ellos también; con prontitud obedece sus mandatos y consejos,

  • Imagen Protocolo

    El comportamiento correcto en la mesa. Al ser llamado a la mesa el caballero discreto las personas de respeto deja primero sentar; y a las mismas en ponerse la servilleta o servirse, comer, beber o salirse no se le ve anticipar. Cuando se halle convidado

  • Imagen del libro

    Las reuniones. Consejos de urbanidad Aquella urbanidad Saluda en las reuniones lo mismo que en las visitas; y respecto del sentarte las mismas reglas practica. Si cuando llegas, suspenden la conversación, invita a que por tí no la dejen, si es que tú

  • Imagen del libro Songs for Little People. With illustrations by H. Stratton.

    Aseo y limpieza. Consejos de urbanidad a la niñez Aquella urbanidad Procura, niño, ante todo ser en extremo aseado; pues sin limpieza y aseo a todos causarás asco. La cara y las manos limpíate, procura ir siempre peinado, corta a menudo las uñas, y el

  • Imagen Protocolo

    La URBANIDAD nos enseña á tratar los superiores, iguales é inferiores, con finura y discreción; sin ella fuera enojosa la vida por mil conceptos; ved, pues, niñas, sus preceptos de cuanta importancia son. Cuando fueres reprendida nunca te parezca injusto,