Logo Protocolo y Etiqueta

De la urbanidad en general, en verso

Ciñe siempre tus acciones a la noble dignidad, pero lleno de bondad y de afables atenciones

 

Nuevo Manual de Urbanidad y Buenas Maneras, escrito en verso para la infancia. París, 1.880

Urbanidad y buenos modales en verso
Urbanidad en verso. Urbanidad y buenos modales en verso

Consejos para el buen comportamiento de los niños en sociedad

Aquella urbanidad

En todas las partes, ¡oh niño!,

con tus palabras sinceras

y con tus buenas maneras

procura inspirar cariño.

 

Ciñe siempre tus acciones

a la noble dignidad,

pero lleno de bondad

y de afables atenciones.

Procura en todo seguir

las reglas de cortesía,

conservando la armonía

que a los hombres debe unir.

 

No con altiva exigencia,

causes a los otros penas,

mira las faltas ajenas

con cariñosa indulgencia.

 

Siempre atento y siempre justo,

debes constante buscar

la manera de evitar

a los demás un disgusto.

 

Si a otros haces padecer

lo que a ti te hace reír,

debes siempre prescindir

de semejante placer.

 

Porque el vínculo social,

nos ha unido estrechamente

para amarnos mutuamente

y no para hacernos el mal.

 

El niño que siempre atento

guarda digna compostura,

revela instrucción, cultura

y elevado entendimiento.

 

Las reglas de educación

deben siempre practicarse

son bondad, sin humillarse

y sin necia afectación.

 

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 2281

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Aseo, limpieza y urbanidad. Lávate manos y cara luego que te hayas vestido, y hacer lo mismo es debido cuando sucias las verás; córtate también las uñas si necesidad hay de ello; péinate, en fin, el cabello, y limpio lo mantendrás. La ropa que has de

  • Imagen Protocolo

    Un niño felicita las Pascuas a una señora. Con vuestra gracia y bondad en tan fausto y grato día, recibid, señora mía, esta prueba de amistad. En ella va con verdad mi sentimiento expresado; ojalá que haya logrado demostar con mi cariño, cuánto os quiere

  • Imagen Protocolo

    Reglas para servir y trinchar en la mesa. ¿No hay manjares que deben servirse sin aderezo? Manjares hay que deberán servirse sin aderezoy como las anchoas, rábanos, aceitunas, langostines, pepinillos y algunas otras cosas. Con respecto a la salsa. ¿qué

  • Imagen Protocolo

    Décima para felicitar los días a un padre. Si vieráis mi corazón henchido está de alegría; disfrutar quiero este día con plena satisfacción. Amar a un padre es razón y le es dulce a un hijo amado. Tenerle siempre a su lado, sus pesares consolar y sus

  • Imagen libro Letter to Myself

    Comportamiento apropiado en la mesa La mayor moderación en la mesa has de tener, que allí se da a conocer del niño la educación. Siempre con todos procura ser obsequioso y atento, y en tu menor movimiento muestra da de tu finura. Te puede interesar:

  • Imagen Protocolo

    Idea e importancia de la urbanidad. ¿Cuáles son los vicios más opuestos a la urbanidad? A la Urbanidad estos vicios se oponen: el encogimiento, la arrogancia o soberbia, la curiosidad, la petulancia o descaro, la afectación, la falsedad y la indecencia.

  • Imagen Protocolo

    Atenciones para con los mayores. Rendid honor a los sabios igualmente que a los viejos; sus lecciones y consejos en vuestra mente grabad; ved en ellos, hijas mías, un depósito de ciencia, de virtudes y experiencia acopiadas con la edad. No te burles del

  • Imagen Protocolo

    El comportamiento correcto en la mesa. Al ser llamado a la mesa el caballero discreto las personas de respeto deja primero sentar; y a las mismas en ponerse la servilleta o servirse, comer, beber o salirse no se le ve anticipar. Cuando se halle convidado