Logo Protocolo y Etiqueta

Modo de tomar los manjares y uso de los cubiertos.

Cómo tomar algunos alimentos y el uso correcto de lo cubiertos.

 

La urbanidad en verso. 1851.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Modo de tomar los manjares y uso de los cubiertos.

¿Cómo deben tomarse las diversas clases de manjares que se sirvan?

Con cuchara se toma la sopa,
la cual nunca se debe llenar,
procurando que llegue a la boca
sin que el caldo se llegue a vaciar.

Servirá el tenedor, solamente
por tomar la verdura y cualquier
manjar blando, empero gentes finas
también comen la carne con él.

Por tomar el tocino, la carne
y cualquier otro duro manjar,
en el dia personas notables
del cuchillo acostumbran usar.

Por tomar alcachofas, espárragos
y aceitunas se tiene que usar
de los dedos, y no de otra cosa;
pues parece que es más natural.

Con los dedos el índice, el medio
y el pulgar deberánse coger
las espinas, el pan y los huesos,
y los vasos y frutas también.

Con la mano derecha el cuchillo
deberemos tomar por cortar
el pan, carne, ternera y tocino,
que en pedazos pequeños se hará.

¿Qué debe hacerse con la cuchara, el tenedor y el cuchillo, después de haber tomado los manjares respectivos?

Al concluirse la sopa, en el plato
la cuchara se debe dejar,
aguardando hasta que algún criado
con el plato se la llevará.

Empero el tenedor y el cuchillo,
al concluirse otro plato cualquiera,
dejaránse a la diestra del mismo
si suntuoso el convite no es;
si el convite es suntuoso o espléndido,
en el plato se deben dejar,
hasta que pase a recogerlos
el criaao que los mudará.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16514

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Reglas de cortesía para los juegos y otras diversiones Aquella urbanidad Cuando busques el placer de los juegos de tu edad, las reglas de urbanidad debes presentes tener. Nunca juegues estruendoso, ni en la calle, ni en azotea, ni en otro sitio que

  • Imagen Protocolo

    Buenos modales en el juego. No siempre en trabajos serios puede ocuparse la mente; darle treguas es prudente con alguna distracción; un juego por pasatiempo, un paseo, la lectura, cada uno al hombre procura una amena diversión. Acredita la experiencia

  • Urbanidad y buenos modales en verso

    Los buenos modales de los niños con su familia Aquella urbanidad Los seres que te rodean, padres y hermanos queridos, honrados y distinguidos por tu afecto siempre sean. A tu familia venera y vivirás estimado, que el que en su casa es honrado, es honrado

  • Imagen del libro

    Las reuniones. Consejos de urbanidad Aquella urbanidad Saluda en las reuniones lo mismo que en las visitas; y respecto del sentarte las mismas reglas practica. Si cuando llegas, suspenden la conversación, invita a que por tí no la dejen, si es que tú

  • Imagen Protocolo

    Reglas a observar en las reuniones o grupos. ¿Qué debemos practicar cuando se caiga alguna cosa de la persona con quien estemos? Si en tierra cae uina cosa de aquel con el cual hablamos, se la debemos coger, y ponérsela en la mano. Si una persona nos

  • Imagen Protocolo

    De ciertas acciones impolíticas. Delante de otros evita el vestirte y desnudarte; las uñas no has de cortarte, ni a nadie al oído hablar; tampoco interrumpir debes al que habla o cuenta dinero, siendo también muy grosero lo que otro escribe mirar. Los

  • Imagen de libro

    Cosas a evitar en las reuniones Aquella urbanidad Debes también evitar el vestirte y desnudarte, componerte los zapatos y otras cosas semejantes. No te cortes, ni te roas las uñas; ni colocarte debes el dedo en la boca, ni la cabeza rascarte, ni mirar

  • Imgen del libro

    Guardar la compostura en la mesa Aquella urbanidad No ofrezcas, si le has usado, a ninguno tu cubierto, ni tomes con él manjares de la fuente que esté en medio; tómalos con otro limpio que así conviene al aseo. Comida que estés probando ni vaso en que