Logo Protocolo y Etiqueta

Si no podemos, o bien no queremos ir a entregar personalmente un regalo ¿es apropiado enviarlo por un tercero o por una empresa de mensajería?

Entregar un regalo, ¿en mano o por medio de un tercero?

 

Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Entregar un regalo.

La forma de entregar un regalo puede depender de varios factores y circunstancias.

Por un tercero, mejor en contadas ocasiones, cuando no sea posible hacer la entrega del regalo por otros medios -personal o empresa de mensajería/transporte-. Se puede usar esta fórmula con personas de mucha confianza, pero como hemos indicado en casos muy contados. No ponga en un compromiso al mediador al que hace entregar un regalo por usted. Se suele utilizar la fórmula de un tercero como mediador cuando se visita a un amigo o familiar en otra ciudad o país, y se lleva algún regalo de parte de otra persona.

Si es un regalo que corresponde al compromiso adquirido por una invitación que nos han hecho, como por ejemplo una invitación a una boda, no es nada extraño enviar el regalo en vez de darlo en mano. Sobre todo teniendo en cuenta que el regalo no será posible entregarlo en mano, en la mayor parte de los casos, por su tamaño, peso, etc. Si es un detalle pequeño o un sobre con dinero, es posible, y aconsejable en el caso del dinero sobre todo, entregarlo en mano.

Si hablamos de un regalo de empresa, tampoco es nada raro enviar el regalo por dos razones principales: por comodidad, en muchos casos el regalo no se puede transportar fácilmente -una cesta o lote de productos, por ejemplo-; por no poner en un compromiso a la persona destinataria de ese regalo presentándose en un momento poco oportuno, etc. La entrega por medio de una empresa de paquetería nos puede evitar estas situaciones. Si es un cliente al que visita con cierta asiduidad, es bastante usual que el regalo lo entregue en persona, en una de sus múltiples visitas.

Si hablamos de pequeños regalos con motivo de celebraciones e invitaciones familiares o personales, como fiestas de cumpleaños, comuniones, una cena, un baile, etc. lo más habitual es llevar un regalo y hacer entrega de él en mano. En este caso, hay una excepción muy conocida: cuando se regalan flores. Las flores se suelen enviar con antelación a la visita o asistencia a esa casa, o bien "a posteriori", para agradecer las atenciones recibidas.

Es importante no olvidarse de acompañar al regalo con una tarjetita -identificar al remitente- que ponga unas palabras o al menos, el nombre del remitente, si no quiere escribir nada. No se deben enviar ni aceptar regalos anónimos.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado