Logo Protocolo y Etiqueta

La hora de la siesta en vacaciones.

Ser educado, en muchos casos, consiste en respetar no solo unas normas, también hay que respetar ciertas costumbres o tradiciones.

 

Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

La hora de la siesta. Respetar el descanso de los demás.

La hora de la siesta debe considerarse como la hora de dormir por la noche. El respeto al descanso nocturno regulado por ley en casi todas las ciudades, debe ser el mismo, prácticamente, para la hora de la siesta.

No hay que poner la televisión o un aparato de música demasiado alto, no hay que dejar que los niños corran y griten alrededor de una persona que descansa durmiendo la siesta, en el campo, la playa, la piscina...; no hay que dar voces, con esa partida de cartas, dominó, o bingo casero. Hay que tener un poco de respeto por las personas que descansan.

Aunque hay que ser cuidadoso y respetuoso siempre, en el horario de la siesta, de tres a cinco, más o menos, se debe ser aún más prudente con los ruidos que podemos evitar.

Si hacemos alguna actividad molesta, lo mejor es posponerla para otro momento, evitando molestar a los demás. Ese vecino que pasa la máquina corta césped nada más comer, o que pone el motor del agua del pozo en marcha, etc. Salvo por una necesidad imperiosa, mejor dejar estas actividades para otro momento del día.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado