Logo Protocolo y Etiqueta

Consejos para realizar una visita correcta. Horarios y comportamiento.

La visita como práctica social ha caído en desuso, todavía acudimos de vez en cuando a casa de amigos y familiares para ver su casa.

 

En casa de unos amigos.
Visista. En casa de unos amigos.

Una visita agradable.

Aunque la visita como práctica social ha caído en desuso, todavía acudimos de vez en cuando a casa de amigos y familiares para ver su casa, ver a sus hijos o por cualquier otro motivo.

Vamos a ver algunos detalles a tener en cuenta.

1. Siempre que sea posible, y para evitar llegar en un momento inoportuno, debemos avisar previamente de nuestra visita. Anticipar al menos la hora a la que vamos a hacer esa visita.

2. Los horarios. Hay determinadas horas en las que debemos procurar no hacer una visita, por mucha confianza que tengamos con las personas que vamos a visitar. Esas horas son: por la mañana temprano, justo antes de la hora del almuerzo o la cena, y en un horario demasiado tarde por la noche.

3. Amigos o familiares. No es correcto, sin avisar, presentarnos con terceras personas que ellos no conocen, bien sean amigos o familiares. En tal caso, lo mejor es anticiparles que vamos acompañados.

4. Averiguar los horarios de la familia y sus actividades. Puede que nos presentemos de forma inoportuna cuando salen a practicar un deporte, van al teatro o están viendo algún programa que no se pierden nunca (por ejemplo, un partido de fútbol).

5.- Mascotas. Nunca se deben llevar los animales de compañía -mascotas- a ninguna casa, ni tan siquiera aunque sea una finca o casa con jardín. Siempre debemos consultar tal circunstancia con los dueños de la casa.

6. Niños. Si la casa a la que vamos no tiene niños, o sabemos que no les gustan demasiado, es la ocasión para dejarles que pasen la tarde con los abuelos u otros parientes o amigos. Si no podemos, y vienen con nosotros de visita, habrá que tener cuidado y vigilarles constantemente para que no causen molestias o algún destrozo.

7. Regalos. Si es una visita de cortesía no hay porqué llevar nada, aunque siempre se agradece cualquier detalle. Si por el contrario vamos por invitación (a tomar el té, merendar, etc.) podemos llevar algún detalle para el encuentro (unas pastas de té, un libro para los anfitriones, etc.).

8. Duración. Las visitas no se deben alargar demasiado, pues debemos tener en cuenta que estas personas también tendrán cosas que hacer. Actualmente es común que las mujeres trabajen, y no tengan todo el día como antes para disfrutar de una larga tertulia. Tampoco es tan habitual como antaño contar con personal de servicio en la casa.

9. Gestos. Debemos estar atentos a cualquier tipo de gesto que demuestre aburrimiento o cansancio por parte de los anfitriones (si son buenos anfitriones esto no ocurrirá). Si así ocurre, es hora de poner fin a nuestra visita.

10. Agradecimiento. Debemos dar las gracias por el recibimiento y el trato recibido, y concertar (o perfilar) una posterior visita de los anfitriones a nuestra casa. Siempre de manera cordial y sin ponerles en un compromiso. Aunque actualmente no se siguen estas pautas, como anécdota diremos que antes si la visita era de un caballero a un matrimonio era el caballero del matrimonio el que devolvía la visita o el matrimonio, pero nunca la mujer sola.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 19 personas le ha parecido
Valoración 3.6
con una puntuación de 3.6 sobre 5

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    El calor y los malos modales. Tres de nuestros expertos en buenas maneras, Carlos García-Calvo, Josemi Rodríguez Sieiro y Pilar González de Gregorio son consultados por Magazine para saber cómo andamos de modales los españoles. Sus opiniones coinciden

  • Joven sentado en un sillón

    Los buenos modales de nuestros jóvenes ¿Son maleducados los jóvenes? Existen muchos tópicos sobre los buenos modales y la relación que los mismos guardan con la edad . Pero la mayor parte de los mismos, son eso, solamente tópicos. Lo que pasa, es que,

  • Imagen Protocolo

    No me explico por qué la jerarquía de la Iglesia católica está contra la enseñanza de buenas maneras ciudadanas. Me refiero, claro está, a su oposición a la asignatura de Educación para la Ciudadanía. Esta oposición indica varias cosas sobre la sociedad

  • Imagen Protocolo

    En los últimos tiempos el Ayuntamiento de Barcelona ha emprendido una campaña publicitaria a favor del civismo. En los anuncios que he podido ir viendo en los medios de transporte público de la ciudad, se pretende llamar la atención de los usuarios por

  • Imagen Protocolo

    Ahora toca hacer publicidad de los manuales de urbanidad. Eso parece desprenderse de la campaña del alcalde de Barcelona para que seamos cívicos. No queda claro si lo que preocupa al primer edil son los comportamientos que afean la mejor ciudad del mundo

  • Imagen Protocolo

    Ser un caballero moderno te ayudará cuando trates de iniciar una conquista amorosa o para impresionar en el trabajo. La caballerosidad no está pasada de moda. Ser encantador, respetuoso y tener buenos modales te convierte en un caballero moderno. No es

  • Imagen Protocolo

    La academia británica de modales para hombres enseña desde cómo caminar hasta la iniciación en plancha y costura. Varios jóvenes caballeros avanzan por el salón con un libro balancéandose sobre su cabeza. Concentrados, pasan delante de la chimenea y los

  • Pasaporte sellado.

    Reglas de etiqueta y protocolo en el mundo Los usos y costumbres pueden cambiar de un país a otro Las reglas de etiqueta a nivel internacional puede ser significativamente diferentes, sobre todo cuando en los temas culturales también hay grandes diferencias.