Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Urbanidad y respeto para los padres.

Respeto, comportamiento y trato urbano del niño con sus padres.

 

Tratado de urbanidad para uso de las escuelas. 1865.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Urbanidad y respeto para los padres.

¿De qué modo será Vd. urbano con sus padres?

En el trato con mis padres usaré de respeto y de amor, mostrándoles siempre mi disposición a obedecer sus mandatos.

¿Ejercerá Vd. con sus padres algún acto particular de urbanidad?

A mis padres les besaré la mano al levantarme de la cama, al acabar la comida, al acostarme, y siempre que los encuentre fuera de casa.

Al llegar a casa, ¿saludará Vd. a sus padres?

También se la besaré al llegar a casa, preguntándoles por el estado de su salud.

¿Y después de esto se separará Vd. de ellos?

Nunca me alejaré del lado de mis padres sin preguntarles antes si tienen alguna cosa que mandarme.

¿Saldrá Vd. de casa sin decírselo?

El hijo que sale de casa sin permiso de sus padres no solo no es urbano, sino que falta a su obligación.

¿Será Vd. importuno en las demandas que les dirija?

Si con el debido respeto solicito alguna cosa de mis padres, me conformaré al punto con su negativa, cuando no gusten de acceder a mi demanda.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16243

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    51. Hombre de buena elección. Lo más se vive de ella. Supone el buen gusto y el rectísimo dictamen, que no bastan el estudio ni el ingenio. No hay perfección donde no hay delecto; dos ventajas incluye: poder escoger, y lo mejor. Muchos de ingenio fecundo

  • Imagen Protocolo

    Del aseo y limpieza. La primera obligación que nos impone la urbanidad es la de ser aseados ; pues de lo contrario causamos, fastidio y asco a todo el mundo. Para esto en primer lugar debemos siempre tener la cara y las manos limpias ; y además de lavarlas

  • Imagen Protocolo

    Reglas a observar en un baile. ¿Cómo debemos conducirnos en un baile? Deberemos en un baile conducirnos muy modestos, guardando a los concurrentes mucha atención y respeto. ¿Debemos bailar sin entender de ello, y exponiéndonos a estorbar a los demás?

  • Imagen Protocolo

    La nobleza venida a menos. En esta caza, la nobleza contrajo un poco de fango, y, lo que es peor, se dejó arrebatar muchas riquezas; lo que con doble razón hizo disminuir su crédito. Los príncipes a quienes la nobleza potente había impuesto en los siglos

  • Imagen Protocolo

    Objetos de capricho. El paraguas, bastón y fusta. Una buena caña de indias con puño de oro era el bastón de nuestros abuelos ; y más era un adorno que otra cosa, pues se llevaba demasiado largo y demasiado alto para que pudiese ofrecer un apoyo sólido

  • Imagen Protocolo

    El respeto a los padres, maestros y mayores. La urbanidad nos recomienda el respeto y reverencia a nuestros padres porque son los que contribuyen principalmente a nuestro ser, vida y conservación. Por tanto, no se deberá hallar en el niño palabra o acción

  • Imagen Protocolo

    Conversaciones comunes. Hay una multitud de individuos que no dicen una palabra de más ni de menos un día que otro, y en quienes la conversación se ha hecho estereotípica en su memoria. Entran en un corrillo números, y después de haber saludado con poca

  • Pobre. Sobre la mediocridad social y económica. Los menos favorecidos por la fortuna

    Sobre la mediocridad social y económica. Los menos favorecidos por la fortuna Aquella urbanidad En todas partes y en todos los tiempos, en fabulitas morales para uso de la niñez , en sencillas narraciones destinadas a la juventud y en altisonantes estrofas