Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Urbanidad y modo de comportarse en la mesa

En la mesa no debemos ser los primeros en sentarnos, en desdoblar la servilleta ni en poner las manos en los platos

 

La estrella infantil. Preceptos higiénicos, morales y de urbanidad.

Mesa preparada para celebrar una fiesta.
Mesa. Mesa preparada para celebrar una fiesta.

Comportamiento sentados a la mesa

Aquella urbanidad

1. En la mesa no debemos ser los primeros en sentarnos, en desdoblar la servilleta ni en poner las manos en los platos, y hemos de aguardar a que las personas superiores nos den ejemplo.

2. La silla en que nos sentemos, no ha de estar demasiado cerca ni demasiado apartada.

3. En sentándonos, debemos estar derechos, sin arrimarnos de pecho a la mesa, ni apoyar los codos sobre ella, ni extender los brazos, sino, cuando más, poner encima las manos.

4. El plato debe colocarse a una distancia moderada, de manera que no caiga cosa alguna de la comida fuera de él, inclinándonos cuando tomamos alguna cosa y volviéndonos a enderezar inmediatamente.

5. Debe tenerse el pan a la izquierda y partirse con el cuchillo, según se vaya necesitando, comiendo la miga con la corteza sin separarlas.

6. El cubierto debe manejarse con la mano derecha, y con él se ha de poner la comida en la boca.

7. Cuando entre la comida se encuentre alguna cosa desagradable, se quita con el mayor disimulo para que nadie lo note.

8. No se ha de coger con los dedos cosa alguna que pueda manchar, y nada se ha de tomar con la punta del cuchillo para llevarlo a la boca, sino valemos de la cuchara para las cosas liquidas y del tenedor para las otras.

9. Es cosa indecente el lamer los dedos, el limpiárselos con el pan y después comerlo, o el fregar con él los platos de la salsa que en ellos ha quedado.

10. Tampoco se debe soplar el caldo ni otra salsa para enfriarla.

11. Los huesos, las espinas de los peces, las cortezas y los huesos de las frutas se deben tomar de la boca con los dedos y ponerlos en un lado en el plato.

Merienda la niña
Niña comiendo. Merienda la niña

12. Hemos de evitar el comer con voracidad y que los bocados sean muy grandes.

13. Al mascar es necesario no hacer ruido con los labios, con la lengua o con la boca.

14. No se deben oler las viandas antes de comerlas y mucho menos poner las narices sobre lo que han de comer los demás.

15. Es poco decente dar a otro lo que está sobre nuestro plato y que ya hemos probado, o presentar a cualquiera el vaso que hemos llevado a la boca, lo que ya hemos probado o el cubierto que ya hemos usado.

16. También se debe evitar el tomar con el cubierto que ya nos ha servido alguna cosa de la fuente que está para todos, o sacar de nuestro plato para darlo a otro.

17. Aún es peor tomar con nuestra cuchara o tenedor cualquiera cosa de la fuente para ponerla en la boca, debiendo primeramente traerla a nuestro plato con una cuchara o tenedor limpio.

18. No hemos de tocar los platos hasta que el dueño de la casa nos convi de, a no ser que tengamos con él la mayor confianza; y al tiempo de hacernos plato, debemos usar la mayor discreción para no excedernos, pues vale más en caso de duda pecar en tomar de menos.

19. El amo de la casa debe mandar sentar a los convidados para que coman y beban; pero sin forzarlos ni importunarlos cuando alguna cosa no les gusta o digan que tienen bastante.

20. Los convidados, por su parte, no deben manifestar repugnancia o disgusto acerca de manjar alguno, por malo que sea, sino abstenerse de él sin decir nada. El dueño de la casa no debe alabar plato alguno.

21. No debemos adelantarnos a pedir de beber antes que las personas de más autoridad que están en la mesa, ni llenar demasiado el vaso, ni echar en él más licor del que se ha de beber de una vez, a no ser que el uso permita tenerlo delante de sí con lo que ha quedado.

22. También es menester evitar el beber con el bocado en la boca, o de prisa, de modo que nos atragantemos o lo derramemos. Antes y después de beber, se han de limpiar los labios con la servilleta, repitiendo lo mismo siempre que se toma alguna cosa líquida, y cuidando de no hacerlo con el mantel.

23. La servilleta debe ser para limpiarse los labios y dedos; pero no para limpiarse los ojos y la cara, debiendo cuidar de mancharla lo menos posible.

24. Se ha de acabar de comer al tiempo que los demás acaben, y aún es muy conveniente no ser de los últimos.

25. Si en las reuniones se necesita evitar conversaciones o palabras repugnantes, mucho más se necesita hacerlo así en la mesa.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 18312

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    CORTESANÍA EN GENERAL. Actos inurbanos o molestos a los presentes. Roerse las uñas o morderse la piel provoca en los que lo miran fastidio y repugnancia y expone al ridículo a quien lo hace, porque nos despierta la idea del perro que roe un hueso con

  • Imagen Protocolo

    Objeciones y consejos en sociedad. Conviene aconsejar con mucha reserva y miramiento, aun cuando al afecto y el deber lo justifiquen; porque ¿hay cosa más incómoda que oír a un vanidoso o impertinente repetir a todas horas: "Yo en vuestro caso haría esto".

  • Imagen Protocolo

    Los celos y las pasiones en sociedad. El hombre que llega a dejarse dominar de una pasión, es imposible que sepa manejarse con prudencia , porque no, ve los objetos como son en realidad, sino conforme a su pasión: un pequeño lunar le parece una deformidad

  • Imagen Protocolo

    La urbanidad exige no ofrecer a nadie de beber hasta que no haya comido manjares por algún tiempo , después de haber retirado el potaje, y comenzar siempre a echar la bebida por la persona más importante de los comensales. También debe ofrecerse siempre

  • Imagen Protocolo

    Del viaje en diligencia o carruaje público. Como los viajadores están inscritos por orden de números en el despacho de la diligencia, cada uno toma el lugar que le corresponde . La galantería exige sin embargo, que un caballero ofrezca atentamente su

  • Imagen Protocolo

    Los defectos en la reuniones y conversaciones. Invitar más personas de las que puede contener el local, es convidarlas a que se sofoquen de calor, a que se queden en pie y a que nadie pueda servirlas. En Inglaterra no hace muchos años que reinaba esta

  • Imagen Protocolo

    Máximas sobre los bailes y pasatiempos lícitos. Plácenos transcribir aquí, para gobierno de las jóvenes, algunas de las sabias máximas sobre los bailes y pasatiempos lícitos, pero peligrosos, consignadas por el suavísimo San Francisco de Sales en su libro

  • Imagen Protocolo

    Los términos para escribir una carta. La cortesía exige que se haga lo posible para no escribir cartas que no parezcan necesarias. Hay tres clases de cartas con relación a las personas , pues se escribe a los superiores, a los iguales o a los inferiores.