Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Alabanzas y agradecimientos en sociedad.

Fraseología urbana para las principales ocurrencias de la vida social.

 

Tratado completo de urbanidad en verso para uso de las niñas.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Alabanzas y agradecimientos en sociedad.

Cuando a una niña la alaben en su presencia, guárdese de responder groseramente, como algunas, con las palabras: "Vd. se burla, o trata de divertirse a costa mía"; sino modestamente con estas u otras análogas: "es favor que Vd. me dispensa o que debo a la bondad de Vd., he cumplido solamente con mi deber"; "Vd. me confunde con sus elogios de que no soy digna, es Vd. demasiado indulgente conmigo"; "su excesiva benevolencia le ciega a Vd. sin duda"; según el caso, se dice: "celebro su buen humor".

Si una persona nos prestare algún servicio, o nos regalare alguna cosa, le agradeceremos su esmero con estos u otros términos semejantes: "estimo el favor de Vd."; "aprecio muchísimo su atención"; "acepto su fineza con el mayor gusto, y le doy a Vd. mil gracias".

Al citar un obsequio que hayamos recibido de una persona, mayormente si es superior, en vez de decir: "D. N. me visitó"; "la señora Tal cumplió mi encargo", podrán usarse estas expresiones: "D. Fulano me hizo el honor o tuvo la amabilidad de visitarme"; "la señora de Tal se tomó la molestia de cumplir con mi encargo".

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 12852

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    De las visitas. Las visitas tienen por objeto el acercarse los hombres unos a otros y establecer relaciones más íntimas que las que los negocios o el interés pueden producir momentáneamente. Hay mil especies de visitas. Visitas de gracias, de digestión,

  • Traje Unión Jack

    Las extravagancias de la moda inglesa: los ingleses son extravaggantes Aquella urbanidad Dícese comúnmente que la Inglaterra marcha al frente de la civilización europea. Y esto ¿por qué? Porque los ingleses son los entes más extravagantes del mundo .

  • Imagen Protocolo

    131. Galantería de condición. Tienen su bizarría las almas, gallardía del espíritu, con cuyos galantes actos queda muy airoso un corazón. No cabe en todos, porque supone magnanimidad. Primero asunto suyo es hablar bien del enemigo, y obrar mejor. Su mayor

  • Imagen Protocolo

    De los bailes públicos y particulares. En estas reuniones debemos conducirnos con atención y civilidad con todos los concurrentes, aunque no los conozcamos. No te atrevas a figurar en una contradanza, si no sabes bailar pasablemente. Los novicios o torpes

  • Imagen Protocolo

    Las disputas en sociedad. Entre las causas de las disputas es preciso indicar la manía de explicar los hechos antes de tener seguridad de su existencia , lo que da lugar a que se dispute con más calor y que todos hablen como suele decirse en el aire.

  • Familia unida y de paseo

    La Cortesía: símbolo de una necesidad futura Aquella urbanidad Las construcciones primitivas encierran una enorme cantidad de materia inútil . Y las máquinas antiguas nos sorprenden por el derroche de trabajo malgastado. Son torpes y ruidosas. El progreso,

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de las visitas. * Pregunta. Terminados los saludos de estilo con el caballero o señora a quien visitemos, ¿qué deberá practicarse? Respuesta . Permaneceré en pie hasta que las personas a quienes deba respeto se hayan sentado; si encuentro personas

  • Imagen Protocolo

    Los defectos en la reuniones y conversaciones. Cuando muchas personas hablan a un tiempo, se cansan los pulmones y los esófagos de todos ellos; hay necesidad de repetir muchas veces una cosa misma, se comprenden mal las ideas y se gasta tiempo y trabajo