Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Los dientes.

Se limpiarán los dientes con un cepillito blando, procurando hacer esta operación por dentro y por fuera.

 

El hombre fino al gusto del día, ó, Manual completo de urbanidad, cortesía y buen tono.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Los dientes.

Los dientes hermosos son el adorno indispensable de un buen rostro, y son también la señal, y frecuentemente la causa de una buena salud. La digestión, cuya función exacta y regular es indispensablemente necesaria para la salud, depende tanto de la masticación como de la cualidad de los alimentos. Unos instantes después de levantarse se ha de enjuagar la boca con agua tibia, blanqueada con algunas gotas de aguardiente de gayas o agua de colonia, evitando siempre el hacer uso en esto de licores fuertes; se limpiarán los dientes con un cepillito blando, procurando hacer esta operación por dentro y por fuera dos veces por semana. Se frotarán con carbón bien pulverizado y pasado por un tamiz de seda o con cualquiera otro polvo preparado para este efecto (1).

(Nota 1.) Se compone un dentífrico con partes iguales de polvo de quinquina y carbón mezclado con un poco de crémor de Tártaro, unido todo con miel carbonizada, de modo que forme una pasta de bastante consistencia, la cual se extiende sobre una escobilla suave o sobre la yema del dedo.

En los intermedios de los dientes no se ha de introducir jamás cuerpo alguno duro; los mondadientes a la carmelita son los únicos de que debe hacerse uso; después de comer y al acostarse se enjuagará la boca con agua clara.

 

contentG Stats

Nota

  • 7209

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • La audacia y timidez. El arte de agradar

    Defectos de carácter: la audacia y la timidez Aquella urbanidad Dos escollos igualmente peligrosos, en los que se da con mucha frecuencia, son esos defectos de carácter que se llaman audacia y timidez. Es muy usual repetir como axiomas los refranes que

  • Imagen Protocolo

    El amor propio. Un autor compara el amor propio a una pelota de viento; desgraciado aquel que le da una picadura. Esta comparación es exactísima. Así nada importa más en la sociedad que conocer a fondo todas sus diferencias, porque regularmente se pica

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad y buenos modales en la mesa. ¿Qué uso hará usted de la cuchara y del tenedor? Me serviré de la cuchara para llevar a la boca la sopa y algunas otras cosas que difícilmente podrían tomarse con el tenedor. Me valdré de éste para la carne, el pescado

  • Chalecos, pantalones, etcétera. El hombre elegante y de buen tono

    Chalecos, pantalones, etcétera. El hombre elegante y de buen tono Aquella urbanidad Hemos dicho que el hombre de buen tono, no es esclavo de la moda ; y que cuando se le resiste, la modifica y corrige. Así, pues, no llevará su vestido precisamente con

  • Imagen Protocolo

    Las compañías. El dar con buenas compañías , particularmente en nuestra primera salida, es el único camino de adquirir buenas ideas, y de recibir buenas impresiones; pues todo el estudio de la buena crianza y del conocimiento del mundo que nos dan en

  • Reglas de cortesía y comportamiento en el teatro. Sala de teatro

    Reglas de cortesía en el teatro Aquella urbanidad Los teatros absorben una gran parte de la población de las capitales. Los italianos, ingleses y franceses están siempre, respecto a esto, en invierno. Un buen melodrama, una pieza nueva, hacen que se coma

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad del aseo y del vestido. * Pregunta. ¿Qué observará Vd. en punto al ASEO? Respuesta . Así que me haya vestido, me lavaré las manos y cara, me peinaré, me cortaré las uñas, cepillaré la ropa con la cual deba salir de casa, y no me separaré de

  • Imagen Protocolo

    Vulgaridades. - Hay personas muy honradas y muy buenas, que visten a sus niños de lanceros, de húsares, etc., les ponen su sablecito al lado, su cartuchera y su gorra. Vulgaridad. - Os halláis en la comedia; el que está cercano a vuestra derecha pudiera