Logo Protocolo y Etiqueta

Los dientes.

Se limpiarán los dientes con un cepillito blando, procurando hacer esta operación por dentro y por fuera.

 

El hombre fino al gusto del día, ó, Manual completo de urbanidad, cortesía y buen tono.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Los dientes.

Los dientes hermosos son el adorno indispensable de un buen rostro, y son también la señal, y frecuentemente la causa de una buena salud. La digestión, cuya función exacta y regular es indispensablemente necesaria para la salud, depende tanto de la masticación como de la cualidad de los alimentos. Unos instantes después de levantarse se ha de enjuagar la boca con agua tibia, blanqueada con algunas gotas de aguardiente de gayas o agua de colonia, evitando siempre el hacer uso en esto de licores fuertes; se limpiarán los dientes con un cepillito blando, procurando hacer esta operación por dentro y por fuera dos veces por semana. Se frotarán con carbón bien pulverizado y pasado por un tamiz de seda o con cualquiera otro polvo preparado para este efecto (1).

(Nota 1.) Se compone un dentífrico con partes iguales de polvo de quinquina y carbón mezclado con un poco de crémor de Tártaro, unido todo con miel carbonizada, de modo que forme una pasta de bastante consistencia, la cual se extiende sobre una escobilla suave o sobre la yema del dedo.

En los intermedios de los dientes no se ha de introducir jamás cuerpo alguno duro; los mondadientes a la carmelita son los únicos de que debe hacerse uso; después de comer y al acostarse se enjuagará la boca con agua clara.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7209

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Lo primero que hace un joven bien educado después de lavarse y vestirse, es levantar el corazón a Dios para darle gracias, como ya os lo dije en la segunda tarde que empezamos a reunirnos en este sitio. En seguida va a saber cómo han pasado

  • Imagen Protocolo

    Los defectos en la reuniones y conversaciones. El espíritu quisquilloso es el azote de la sociedad como el dulce es su bálsamo. La irritabilidad centuplica el dolor de la ofensa, y muchas veces proviene de la íntima convicción de no merecer consideraciones

  • Imagen Protocolo

    Del paseo. El joven que se pasea con un anciano sabe sin duda que su compañero no tiene mucha fuerza y agilidad en las piernas; debe, pues, moderar su paso para que el otro no se fatigue. La misma atención observará cuando vaya en compañía de una persona,

  • Imagen Protocolo

    Idea general de la urbanidad. Lección primera. * Pregunta. ¿Porqué cuenta Vd. el DESPEJO en el número de las bases de la Urbanidad? Respuesta . Porque es preciso que en nuestras palabras y acciones hagamos uso de aquel grado de soltura y desembarazo,

  • Imagen Protocolo

    Presentación a reyes y personajes de alta categoría. ¿De qué manera se presentará Vd. a los reyes? Ante los reyes hincaré la rodilla izquierda, besando su mano y diciendo: "Señor, o Señora, a los reales pies de V.M.". Y a los personages de alta categoría,

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de la limpieza y de la moda en los vestidos. La limpieza en los vestidos es una de las cosas que más tienen que ver con la cortesía; incluso, sirve en gran medida para dar a conocer el modo de ser y de proceder de una persona . A menudo también

  • Imagen Protocolo

    La cortesía con los inferiores. Por natural orgullo, y principalmente en los momentos de mal humor suele el hombre vilipendiar al que está debajo ; son necesarias mucha reflexión y mucha bondad de carácter para vencer estas inclinaciones, encontrar excusa

  • Manos de una mujer madura.

    La veneración a los ancianos. Cederles el lugar reconocido como preferente Burlarse de un anciano es lo mismo que atropellarle e insultarle Aquella urbanidad Para vivir bien en el mundo es preciso no perder el respeto a nadie . Cada cual conserva el sentimiento