Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Las tertulias y encuentros musicales.

Las tertulias y encuentros amenizados por un músico u orquesta.

 

La urbanidad en verso. 1851.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Las tertulias y encuentros musicales.

¿Qué debe hacer un músico que estando en una reunión con personas conocidas, le rueguen que se sirva tocar alguna pieza?

Siempre que un músico se halle
con personas conocidas
en una casa, y le rueguen
que tocar algo se sirva,
primero debe excusarse;
diciendo que no sabría
tocar para complacerles
cual merecen y suplican;
pero luego ha de acceder,
sin aguardar que repitan
con porfía los demás
la súplica dicha arriba.

Al empezar se abstendrá
de afinar en demasía
su instrumento, porque es cosa
que cansa y siempre fastidia.

En cuanto le sea dable,
tocará con maestría
y siempre aquella tocata
o pieza que se le pida.

Empero si los demás
pieza alguna no le indican,
podrá tocar la que quiera
con tal que sea escogida.

Y las personas restantes de la reunión, ¿qué observarán?

Los demás, mientras el músico
tocará la cosa dicha,
se abstendrán de conversar
y de cuanto dar podría
indicios de que la pieza
o el músico les fastidia.

Lo que si deben hacer,
pues lo exige la política,
es guardar mucha atención
y manifestar que estiman
la mucha condescendencia
que aquel les dispensarla;
debiendo después, por ella,
darle gracias expresivas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 16500

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Escuela de C.M. Henderson & Co., Chicago.

    Deberes para con nuestros semejantes Aquella urbanidad ¿En cuántas clases pueden distinguirse nuestros semejantes para el trato y comunicación social? En tres, a saber en superiores, iguales e inferiores. ¿Cómo te producirás con ellos para no fallar a

  • Imagen Protocolo

    Nada hay más criminal, bajo o ridículo que el mentir; es el efecto de la malicia, de la cobardía o de la vanidad, pero generalmente los que mienten no consiguen su objeto, porque tarde o temprano se descubre la mentira. El embustero que trata de rebajar

  • Imagen Protocolo

    Los defectos en la reuniones y conversaciones. No puede censurarse bastante, como contrario a la confianza y por consecuencia a la alegría, el empeño de aquellos que quieren averiguar todos los negocios ajenos , saber sus más pequeñas circunstancias,

  • Imagen Protocolo

    De los bailes públicos y particulares. En estas reuniones debemos conducirnos con atención y civilidad con todos los concurrentes, aunque no los conozcamos. No te atrevas a figurar en una contradanza, si no sabes bailar pasablemente. Los novicios o torpes

  • Los manuales de cortesí­a en la España contemporánea (1875-1975). Libros a la venta

    Los manuales de cortesí­a en la España contemporánea (1875-1975) 2. Historia social del lenguaje y cortesía verbal La cortesía verbal es, sin duda, uno de los ámbitos que más de inmediato caen dentro de las preocupaciones acogidas a los principios teóricos

  • Imagen Protocolo

    Del modo de conducirnos en la calle. La calle es el lugar en donde hemos de guardar mayor compostura. Nuestro paso no ha de ser ni muy lento ni muy precipitado . En una mujer es muy impropio el ir muy deprisa. Los movimientos del cuerpo deben ser siempre

  • Imagen Protocolo

    Servir los alimentos. En los buenos hoteles, ponen además una especie de paleta , a modo de cuchillo, y un tenedor más pequeño; se usan para comer el pescado . En los convites, de ordinario hay tres platos (1): 1º. Sopa (cocido castellano, si le hay;

  • Encerado de una escuela.

    Nociones de urbanidad para los niños Aquella urbanidad Dime, niño, ¿qué entiendes por urbanidad o cortesanía? El modo de conciliar agradablemente lo que uno debe a los demás con lo que se debe a sí mismo. Muy bien: y ese modo de conciliar deberes respectivos,