Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Equitación. La silla de montar. Tipos.

Se usan dos clases de sillas, la francesa y la inglesa.

 

El hombre fino al gusto del día, o Manual completo de urbanidad, cortesía y buen tono.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Equitación. De la silla.

Se usan dos clases de sillas, la francesa y la inglesa; la de picar es propia de los que ejercitan este arte, y la silla húsar pertenece a la caballería ligera.

La silla inglesa es más elegante y menos pesada que la francesa; aunque no se está en ella tan cómodamente como en la silla francesa; las piernas cuelgan naturalmente, se usa de ellas con más facilidad, y obran más directamente sobre el caballo. La silla inglesa tiene no solo el inconveniente de que sus bastos sean más largos, sino la de no tener borronas para sostener el muslo, lo que obliga al jinete a llevar sus piernas hacia adelante, y apoyarlas en estribos más cortos.

La silla francesa es preferible principalmente para todos, como también para enseñar a un caballo.

La silla inglesa es más a propósito para paseo.

El caballo enseñado o maestro, debe obedecer igualmente con la silla inglesa que con la francesa, y el buen jinete acaso se hallará más cómodamente en una silla inglesa. Conformémonos a la moda. No podrá decirse que monta bien a caballo un hombre que no sabe montar sino sobre silla en que está acostumbrado. Haced que vuestro caballo haga en silla inglesa lo que le habéis enseñado a ejecutar en silla francesa.

La silla debe ponerse casi en medio de la espalda del caballo; muy adelante perjudicarían a la libertad de los movimientos del caballo, y muy detrás el peso del jinete fatigaría las ancas del caballo, y no serían tan vivas sus marchas.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7305

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Cómo acertar cuando hacemos un regalo. Elegir el regalo adecuado para cada ocasión

    Cómo acertar cuando hacemos un regalo. Elegir el regalo adecuado para cada ocasión Aquella urbanidad Como verdad corre, y no deja de serlo en muchos casos, el dicho de que los regalos fomentan la amistad . Aun admitiendo como cierta de toda certidumbre

  • Los manuales de cortesí­a en la España contemporánea (1875-1975). Libros a la venta

    Los manuales de cortesí­a en la España contemporánea (1875-1975) El nacional-catolicismo no descuidará, antes bien todo lo contrario, el componente sonoro de la correcta ejemplaridad en la actuación lingüística . Sin embargo, las coordenadas en las que

  • Imagen Protocolo

    Elogios y agradecimientos en sociedad. Cuando alguno contradiga nuestra opinión , ma­yormente si lo hace en términos decorosos, como por ejemplo: "si Vd. no lo lleva a mal me tomaré la franqueza de advertirle que en lo que ha dicho pade­ce equivocación",

  • Imagen Protocolo

    Del modo de asistir a las iglesias. Si es necesario estar con el mayor respeto delante de los Reyes de la tierra, ¿Cuánto más lo es en presencia del Rey del cielo en las casas destinadas a tributarle públicos cultos, como lo son nuestras iglesias? Es

  • Imagen Protocolo

    De la crítica. Tan permitida es la crítica como la alabanza ; pero es una cosa tan difícil a un adulador el que se haga creer que tiene un carácter elevado, como a un crítico de profesión el no adquirirse enemigos. No obstante, hay una crítica decorosa

  • Carta de Francestown.

    La correspondencia. La carta no es más que una conversación por escrito , un auxiliar de la conversación que salva las distancias. Nadie hay que no reciba carta. ¡Cuántos apuros cuestan las cartas! De ahí la necesidad de conocer ciertas reglas del arte

  • Imagen Protocolo

    Reflexiones. La primera cosa que se debe recomendar al que va a escribir una carta es la prudencia en lo que escribe . Se pueden decir muchas cosas en la conversación, porque las palabras pasan, y cuando más dejan una memoria que con el tiempo se debilita

  • Imagen Protocolo

    Las mujeres. Apariencia y reputación. ¿Por qué no debían destinarse algunos magistrados para que velasen por la conducta de las mujeres, que se informasen de sus costumbres , que castigasen a las que attopellan las leyes de la modestia y del pudor, y