Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

Conversar, hablar y los buenos modales

Hablar con otras personas requiere tener algunos conocimientos sobre cómo manejarse de forma correcta en una conversación

 

Tratado de urbanidad para uso de las escuelas. 1865.

Los buenos modales al conversar y al hablar. Aquella urbanidad
Conversar y hablar. Los buenos modales al conversar y al hablar. Aquella urbanidad

Los buenos modales al conversar y al hablar

Aquella urbanidad

El 'Tratado de urbanidad para uso de las escuelas' nos propone una serie de consejos para no perder los buenos modales en las conversaciones que mantenemos con los demás.

¿Permite la urbanidad que se interrumpa al que habla?

El niño urbano, no solo no ha de cortar la palabra al que habla, sino que tampoco ha de manifestar ansia de que concluya.

¿Dirigirá usted la vista al rostro de la persona con quien hable?

Fijar de hito en hito la vista en el rostro del que está hablando es cosa que la política reprueba, pero deben dirigírsele los ojos de manera que conozca la atención con que oimos sus palabras.

¿Me dirá usted alguna de las cosas que repugnan a la urbanidad?

Da muestra de poco civil el que cruza los pies, el que hace crujir los dedos, y el que bosteza; pero incurre en una grosería imperdonable el que se suena de un modo ruidoso, y más aun el que se despereza.

¿Y qué hará usted si hablando con una persona, tiene usted necesidad de toser, escupir, etcétera?

Si no puedo evitar el toser y escupir delante de otras personas, volveré la cara al lado opuesto; para bostezar taparé la boca con la mano; y para sonarme lo haré sin ruido, evitando, como cosa asquerosísima, mirar y restregar lo que han soltado las narices.

¿Debe usted tener alguna regla en el hablar?

Con las personas de respeto hablaré siempre en tono más bien alto que bajo, sin precipitarme, y evitando el altanero desdén y la afectación empalagosa.

¿Es permitido delante de varias personas hablar en secreto con una de ellas?

La Urbanidad exige que la conversación sea general, pues el particularizarla indica desprecio de las otras personas, o da a entender que se habla de ellas.

¿Hay que observar alguna otra regla estando en compañía de otras gentes?

En concurrencia de varias personas no cruzaré la sala, pasando por delante de ellas; no les volveré jamás la espalda, ni me mezclaré en la conversación sin que se me inste o, a lo menos, insinue.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho
A 75 personas le ha parecido
Valoración 3.7
con una puntuación de 3.7 sobre 5

Nota

  • 16360

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Del matrimonio. El día del matrimonio, el novio se deja conducir. Este día, llamado el más hermoso de la vida, tiene sus incomodidades y embarazos. Solamente tenemos que dar un precepto, que si se sigue, asegura el acierto. Someteos en todo al parecer

  • Imagen Protocolo

    La conclusión y posdata de las cartas. La conclusión de una carta familiar era en otro tiempo un negocio de importancia ; hoy se pone menos cuidado, y con mucha razón. ¿De qué sirve decirse el humildísisimo, afectísimo, obediente, etc. de una persona

  • Imagen Protocolo

    81. Usar el renovar su lucimiento. Es privilegio de fénix. Suele envejecerse la excelencia, y con ella la fama. La costumbre disminuye la admiración, y una mediana novedad suele vencer a la mayor eminencia envejecida. Usar, pues, del renacer en el valor,

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad general y decoro exterior. Ahora bien, el cargo de formar a la niñez consta de muchas partes, de las cuales la que es tanto principal como primera consiste en que el ánimo ternezuelo se embeba de las aguas seminales de la divina piedad; la siguiente,

  • Imagen Protocolo

    De las visitas. Las visitas tienen por objeto el acercarse los hombres unos a otros y establecer relaciones más íntimas que las que los negocios o el interés pueden producir momentáneamente. Hay mil especies de visitas. Visitas de gracias, de digestión,

  • Imagen Protocolo

    Los buenos modales en la mesa. En la más remota antigüedad se descubren rastros de beber a la salud de los comensales, y se atribuye a diferentes orígenes. Algunos dicen que tuvo por objeto disfrazar la intemperancia, otros le suponen un motivo religioso,

  • Imagen Protocolo

    Las personas impertinentes. Hay ciertas personas que gustan de lucir en las conversaciones , hablando todo ellas solas, y queriendo que a solas ellas les presten la atención. Pero estas personas que precisamente son las que debían ir bien provistas de

  • Imagen Protocolo

    El Padre. - Los jóvenes deben oír mucho y hablar poco, cuando se hallan entre hombres mayores; porque se supone que saben poco, y que en cualquiera materia que hablen han de decir muchos disparates. No parece bien que estén distraídos, ni que marquen