Logo Protocolo y Etiqueta

El gorro de noche y el cabello.

El gorro de noche debe colocarse de forma precisa para que no estropee ni el cabello ni el peinado.

 

El hombre fino al gusto del día, ó, Manual completo de urbanidad, cortesía y buen tono.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

Del gorro de noche.

El gorro de dormir debe ser de lienzo, y al ponerlo se le harán dos pliegues, de modo que forme triángulo. Después, tomando una extremidad en cada mano, se le colocará en la cabeza trayéndole hasta la nuca que se encontrará de este modo cubierta, y proporcionará el ir trayendo los cabellos de los lados hacia adelante y bajo el gorro; antes de anudarlo se debe, conforme se vaya cubriendo la cabeza, arreglar los algodones, teniendo cuidado de que caigan convenientemente para que no contraigan vicio. Si es pañuelo el que se pone, debe traerse su tercera extremidad hacia adelante, y sujetarla bajo el nudo.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7201

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de la limpieza y de la moda en los vestidos. La limpieza en los vestidos es una de las cosas que más tienen que ver con la cortesía; incluso, sirve en gran medida para dar a conocer el modo de ser y de proceder de una persona . A menudo también

  • Imagen Protocolo

    Del arte cisoria. El arte de trinchar fue mirado por nuestros antepasados como tan esencial que era, entre las personas bien educadas , una cualidad indispensable. El último maestro que se daba a los jóvenes era un maestro de trinchar que lo hacía diariamente

  • Las visitas cortas y las visitas largas. Saber cómo tratar a la visitas de forma apropiada

    Las visitas cortas y las visitas largas. Saber cómo tratar a la visitas de forma apropiada Aquella urbanidad Las visitas. Estas son una de las muchas piedras de toque en que se aquilata la finura verdadera . Nada menos cierto que la manoseada frase de

  • Imagen Protocolo

    El mundo. Procuremos almacenar una gran provisión de conocimientos de mundo mientras seamos jóvenes; pues aunque en el tiempo de nuestra disipación nos parezcan inútiles, tiempo llegará en que por necesidad tengamos que echar mano de ellos. El conocimiento

  • Imagen Protocolo

    Vulgaridades. - Después de haber llovido es regular que haya lodos, y un día que los hace tan buenos como son los de Madrid, pasa un petimetre o una petimetra por la Puerta del Sol, ella levantándose el vuelo de la basquiña, y él levantándose igualmente

  • Imagen Protocolo

    Del arte de trinchar, y del servicio de la mesa. La costumbre, ya muy generalizada, de sacar los manjares ya trinchados en grandes fuentes, ha quitado su importancia a este arte, que en tiempos anteriores formaba una parte muy esencial de la buena educación

  • Reglas de etiqueta para espectáculos y otras diversiones

    Reglas de etiqueta para espectáculos y otras diversiones Aquella urbanidad Un niño revoltoso incomoda en todas partes y merece pocas consideraciones; si le convidan al teatro u otra función, donde haya concurrencia, debe saber que todos desean participar

  • Imagen Protocolo

    Las comidas. Poner la mesa. Los manteles son finísimos y bordados , y las servilletas se pliegan todas de la misma manera, en formas de fantasía, pero de modo que dejen ver la cifra. Sobre la servilleta se coloca una tarjeta, en la cual estará escrito