Quantcast

 

Logo Protocolo y Etiqueta

De las cenas.

Desembarazados ya de todos los negocios, como de todos los placeres, la cena se hacía sin cuidados ni inquietudes.

 

El hombre fino al gusto del día, ó, Manual completo de urbanidad, cortesía y buen tono.
Imagen Protocolo y Etiqueta
Imagen Protocolo y Etiqueta protocolo.org

De las cenas.

En otros tiempos se cenaba; pero como ahora se empieza a comer a las seis, y la mesa lleva a lo menos dos horas, ha pasado ya esta costumbre que no dejaba de tener sus encantos. Desembarazados ya de todos los negocios, como de todos los placeres, la cena se hacía sin cuidados ni inquietudes; "los quehaceres, para mañana" se decía, y entonces era cuando se verificaba el proverbio de que "en la mesa nadie envejece".

Nombradas fueron en Francia las cenas de Ninon en donde se encontraban un Villa Ceaux, Serigné La Chátre y Saint-Evremont. Es sabido que en las cenas de Madama Scarron, y después Madama de Maintenon se la suplicaba contase una historia cuando faltaba el asado. Posteriormente en las cenas que daba la señorita L'Espinasse, el plato de enmedio era una escribanía, y las sales, los dichos agudos y las anécdotas del día hacían los honores de la mesa.

Esta alegre comida tiene aun lugar entre los artistas, que obligados por su profesión a comer temprano cenan a la noche. También se cena en los bailes, dando a aquella refacción el nombre de ambigú. Es muy útil a los bailarines cansados, y las jóvenes a quienes el vals y la contradanza han excitado el apetito; aunque se debe notar que la pasión del juego ha hecho abandonar el vals por el tapete, y los ambigús a las tres de la mañana se van haciendo más raros.

 

contentG Stats

¡Ayúdenos a mejorar!

¿Le ha parecido útil o interesante el artículo?

  • Nada
  • Poco
  • Algo
  • Bastante
  • Mucho

Nota

  • 7114

    Aviso Los artículos "históricos" se publican a modo de referencia

    Pueden contener conceptos y comportamientos anacrónicos con respecto a la sociedad actual. Protocolo.org no comparte necesariamente este contenido, que se publica, únicamente, a título informativo

Su opinión es importante.

Participe y aporte su visión sobre este artículo, o ayude a otros usuarios con su conocimiento.

Contenido Relacionado

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de la recreación y de la risa. Es propio de la cortesía y la honestidad tomarse todos los días algún tiempo de recreación después de las comidas con las personas con quienes se vive y con quien se come, y no es educado dejarlas en cuanto uno

  • Imagen Protocolo

    Los defectos y la buena educación " Todo es bueno cuanto sale de las manos de la naturaleza; todo degenera en las manos del hombre . Obliga a un terreno a que lleve las producciones de otro, y a un árbol a que de los frutos de otro; mezcla y confunde

  • Personas sonrientes

    Las personas que caen bien. Las personas que agradan Aquella urbanidad Si examinamos prolijamente el por qué unas personas nos gustan más que otras , teniendo igual o mayor mérito, hallaremos que la razón es porque los primeros tienen cierta gracia que

  • Imagen Protocolo

    Del decoro particular del bello sexo. El decoro ha dictado para el bello sexo leyes más severas que para los hombres . Éstos disfrutan de algunas excepciones de las reglas generales; pero no hay excepción alguna para las mujeres. Los hombres pueden llevar

  • Imagen Protocolo

    Urbanidad de las diversiones que no están permitidas. Existen otras diversiones, de las que aquí no se tratará por extenso, porque no están, en modo alguno, permitidas al cristiano, ni por las leyes de la religión ni por las reglas de la cortesía. Las

  • Imagen Protocolo

    De las presentaciones y las visitas. En la buena sociedad se acostumbra poner en relación directa a dos personas por medio de una presentación . Esta puede ser especial o casual. La primera es la premeditada, la segunda la que nace de circunstancias casuales.

  • Imagen Protocolo

    Del arte de trinchar, y del servicio de la mesa. Disección de los peces. El rodaballo. La carne de este pescado suele servirse con la trulla. Se echa una línea, que le divide en dos partes hasta la espina, y otra transversal, levantándose luego con la

  • Imagen Protocolo

    Origen de la correspondencia y la escritura. Los hechos tomados de Moises y de Job, son otros tantos monumentos sagrados e incontrastables que confirman admirablemente la antigüedad de una invención que los monumentos profanos celebran a porfía. En el